La Provincia
Lunes 05 de Enero de 2015

Revés judicial para el juez Quevedo

La jueza federal Beatriz Aranguren ordenó a Google, Yahoo y el sitio digital de noticias concordiense Diario Junio borrar información relacionada con el pasado del juez Julián Genaro Quevedo.

La Cámara Federal de Apelaciones de Paraná -integrada por Mateo Busaniche, Cintia Gómez y Daniel Alonso- revocó el fallo de primera instancia de la jueza federal Beatriz Aranguren, en el cual la magistrada ordenó a Google, Yahoo y el sitio digital de noticias concordiense Diario Junio borrar información relacionada con el pasado del juez Julián Genaro Quevedo.


Quevedo promovió un habeas data contra los buscadores Google y Yahoo!, también contra el periodista concordiense Claudio Gastaldi -editor de Diario Junio- y contra varios sitios de Internet para que suprimieran su nombre “en todos los archivos o páginas”.


El recurso fue porque se lo mencionó reivindicando a la última dictadura cívico-militar. Mediante notas, el juez habría reclamado la liberación del represor Ricardo Miguel Cavallo, cuando este fue detenido en México.


Tras una serie de instancias, la jueza Aranguren había ordenado borrar los archivos. “…a los fines de que dentro del perentorio plazo de diez (10) días, realicen todos los actos necesarios -utilizando los medios técnicos, humanos y económicos que se requieran- para eliminar y/o bloquear toda posibilidad de que por medio de sus buscadores pueda accederse al contenido de los blogs que poseen información falaz respecto al accionante - Julián Genaro Quevedo- ...”


Al desautorizar a la jueza Aranguren, los camaristas señalaron que si accedieran a exigir que los mencionados sitios borren esa información se estaría violando la constitución nacional. Y apuntan a la jueza para decir “punto éste que no ha sido abordado por la jueza a quo”.


Al respecto, el fallo es tan categórico que señala “que no solo involucra a los accionados, sino también a la sociedad en general, puesto que la noticia objetada tendría vinculación con cuestiones de interés público”. Vaya si interesa al público que una persona a la que designan juez, defendió a militares torturadores y asesinos.


Y agregan los camaristas: “La libertad de expresión -en especial, la de indagar y difundir informaciones- constituye un pilar axial y liminar del sistema republicano”. Y agregan: “Es presupuesto indispensable para que opere la figura jurídica del hábeas data que el dato suministrado sea falso o inexistente; en el caso de autos, no surge en forma clara y concluyente –conforme la prueba acompañada–la inexactitud o falsedad del mismo”, precisaron en el fallo.

 

 

Comentarios