Mundo
Miércoles 28 de Enero de 2015

Retiraron los cargos al joven argentino detenido en Rusia por un cigarrillo de marihuana

Se trata de Kevin Hoistacher, quien fue detenido hace seis meses en San Petersburgo bajo el cargo de "contrabando de estupefacientes". Su abogado, Fernando Soto, informó que podrá regresar a la Argentina.

Kevin Hoistacher de 24 años había sido detenido acusado de "contrabando de estupefacientes" el 23 de julio de 2014, cuando en un control caminero policías rusos detectaron que tenía un cigarrillo con tabaco y unas hojitas de marihuana.


Kevin estuvo alojado en una prisión común de San Petersburgo por 50 días y luego fue beneficiado con un régimen de arresto domiciliario, que cumplía hasta hoy en un hotel de esa misma ciudad.


"Le habían concedido la prisión domiciliaria, que es una excepción en Rusia, pero no le daban la libertad", dijo hoy en declaraciones al canal C5N el abogado Fernando Soto, y agregó que "ahora le dieron la libertad" y que su causa "queda totalmente cerrada".


Soto relató que la Justicia rusa no aceptó "de ninguna manera ni cambiarle los cargos a lo que sería `tenencia simple`", por lo que
debió esperar hasta que finalmente le levantaron la acusación.


"No le va a quedar ningún cargo, ahora sí le dan la autorización para irse. Ya no pesa sobre él ninguna acusación", dijo el letrado de Kevin, y añadió que el joven "tiene que hacer un par de trámites como para volver a Finlandia, que es donde vive, y de ahí su idea es venir a vivir a Argentina".


Finalmente, Soto relató que pudo conversar telefónicamente con Kevin y aseguró que, luego de haber vivido "una pesadilla" y de "verse preso por medio gramo de cigarrillo en una cárcel de Rusia para delincuentes peligrosos, en un lugar terrible", ahora "está contentísimo, está feliz, volvió a vivir".


Kevin, quien está radicado hace un par de años junto a su esposa en Finlandia, fue detenido el 23 de julio pasado cuando regresaba de Rusia a su país de residencia en auto, luego de haber dejado a un amigo en el aeropuerto de San Petersburgo.


Cuando conducía hacia Finlandia fue interceptado en un control caminero en la ciudad rusa de Vyborg, cerca de la frontera entre ambos países, y tras requerirle el documento -que era argentino, nuevo y no tenía sellos previos- los agentes aduaneros lo demoraron para analizar si sus papeles estaban en regla.


La policía rusa requisó el auto con perros entrenados en la detección de narcóticos y encontró un cigarrillo que tenía en su interior tabaco y unas hojitas de marihuana, motivo por el cual Kevin fue detenido.


Aunque la dosis que hallaron en su poder era de 1,1 gramos de marihuana, la ley rusa pena la tenencia de estupefacientes y el joven fue detenido acusado de contrabandear droga de un país a otro, un delito que prevé entre 3 y 7 años de prisión.


El joven argentino fue alojado en la prisión de San Petersburgo, donde permaneció cerca de 50 días detenido hasta que logró ser excarcelado bajo garantía del cónsul argentino en Rusia, Jorge Zobénica.

 


Fuente: Télam

Comentarios