La Provincia
Miércoles 10 de Febrero de 2016

Resuelven si continúa una causa por estafa al Estado

Santiago Gaitán, Emilio Torrealday y Osvaldo Issel están acusados del delito de negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública. 

El actual concejal paranaense Santiago Gaitán, Emilio Torrealday y Osvaldo Issel están acusados del delito de negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública. De acuerdo a la consideración de la Justicia, el exsenador provincial Gaitán y Torrealdey son coautores del hecho, mientras que a Issel se lo considera cómplice primario. A la vez, Torealday e Issel están acusados también por el delito de fraude a la administración pública en la modalidad de estafa procesal en grado de tentativa.  

La noticia es que la semana pasada, el Tribunal de Juicio y Apelaciones (compuesto por Elisa Zilli, Alejandro Grippo y Miguel Ángel Giorgio) pasó a deliberar para decidir si se prosigue con la causa; ya que a criterio de los fiscales el delito se configuró cuando los acusados intentaron cobrar una deuda inexistente, acusación que es negada por los abogados defensores. En la audiencia del viernes hizo uso de la palabra el defensor de Torrealday, el abogado Leopoldo Lambruschini; mientras que los defensores de Gaitán y de Issel, Laila Taleb y Sebastián Colman, se remitieron a la presentación que en instancias anteriores habían realizado por escrito. La acusación corrió por cuenta de la fiscal Carolina Castagno.

Los tres señalados fueron procesados por el juez de Transición Gustavo Maldonado en noviembre del año pasado.

Al concejal Gaitán y a Torrealday se les imputa (cuando el edil era titular de Vialidad provincial y el abogado era apoderado legal de la repartición provincial) haber suscripto en noviembre de 2006 un convenio de pago con la empresa Neriki SA (de la que Issel era apoderado general) en beneficio del Issel por un monto de 1.199.662,60 pesos, pese a que no correspondía realizarlo.

“Para la suscripción de los referidos convenios se adujo falsamente que Neriki SA, era cesionaria de la firma Induvial SA y que en consecuencia resultaba acreedora de la Dirección Provincial de Vialidad (DPV)” en una causa en la que la segunda empresa le inició a la DPV y que se llevó adelante en el fuero Contencioso Administrativo. Oportunamente el Superior Tribunal de Justicia  admitió en parte  el reclamo de Induvial SA ante la supuesta liquidación defectuosa  de un monto a cobrar, pero rechazó otros aspectos de la misma demanda.

También Issel está acusado de haber actuado en connivencia previa con el apoderado legal Torrealday al promover el citado juicio, pese a saber que no le correspondía el carácter de acreedor de la DPV, por ser falso el convenio de pago de noviembre de 2006. Según la Fiscalía, al momento de plantearse un juicio sumario por parte en el Juzgado Civil y Comercial Nº 7 para lograr que se cancelara la deuda según lo pactado, Torrealday “se allanó a la demanda instaurada contra el organismo estatal, conducta con las cuales se pretendió inducir a error a la magistrada (Andrea Pereyra) en procura de un pronunciamiento favorable a los intereses de los imputados, en perjuicio erario público”.

Existe además un fallo de la Cámara Contenciosa Administrativa de 2014, a raíz de una presentación de la Provincia contra Neriki SA, en el cual se declaró nula la Resoluciónde la DPV que ratificó el convenio cuestionado por considerar que había un grave vicio de ilegalidad en esos actos administrativos.

“Extraña noverdad”

La noticia del procesamiento judicial de Gaitán tuvo amplio espacio en los medios en diciembre pasado, a poco de asumir su banca en el Concejo Deliberante. Ante esa situación, el dirigente señaló:“Gracias a mi intervención y a una Resolución que emitimos que hizo que ese convenio no tuviera validez, se logró que no hubiera ningún daño material para las arcas del Estado provincial”, precisó .

Al emitir un comunicado, luego de conocida la noticia, Gaitán dijo que sentía necesidad de hacer algunas aclaraciones “para dejar en claro esta situación y evitar que se malinterprete: hace más de dos años por esta causa el juez ya me dictó la falta de mérito y es extraño que hoy vuelva aparecer como algo novedoso en varios medios de comunicación”, cuestionó. 

También dijo que la difusión de la noticia constituía una “extraña novedad”, dando a entender que existiría algún interés político en ello. 

Por último aseguró: “Todos sepan que como dirigente político, con responsabilidad ciudadana, voy a brindar todas las respuestas necesarias que se me requieran y en los ámbitos que correspondan. Nunca me escondí de nada y ante nadie, esta vez no será la excepción” .  

Comentarios