La Provincia
Sábado 03 de Enero de 2015

Reparan daños que provocó la tormenta en el sur entrerriano

Las ciudades de Urdinarrain, Gilbert y Costa San Antonio se vieron afectadas por el temporal que se desató el jueves. Hubo cortes de luz y los damnificados sufrieron voladuras de techos

Javier Vilaboa/ Especial para UNO

 

El fuerte temporal que se registró el 1º de enero por la mañana en el sur entrerriano afectó las localidades de Gilbert, Costa San Antonio y Urdinarrain. En esta última ciudad se registraron los mayores daños.

El responsable de la oficina meteorológica de Urdinarrain, Eduardo Aubert, señaló: “Fue una cola de tornado, severa y rápida que a las 9.49 alcanzó su máxima intensidad cuando en apenas dos minutos registró 101 kilómetros, lo que provocó voladura de techos, rompió árboles, arrancó postes y dejó sin luz a Urdinarrain hasta las 14 del jueves”.

Desde Defensa Civil se actuó rápido, y de manera coordinada trabajaron policías, municipales, la empresa Mantelec y Bomberos Voluntarios. Estos últimos registraron más de 30 servicios. Los trabajos más comunes que realizaron fueron levantamiento de postes, cables y corte de rama peligrosa.

El episodio más grave lo sufrió una familia de apellido Aguilar, cuya vivienda está ubicada frente al Aeroclub local y fueron testigos de cómo el viento se llevaba completo el techo de la planta alta y la mampostería.

“La carga estaba bien hecha, algunos pedazos rompieron el piso”, señaló Carlos Aguirre, quien recordó que ya vivió un episodio similar en el tornado que se registró en la región en 2006.

En tanto, otras dos familias experimentaron voladuras parciales y otras deformación en la parte superior de la casa.

El intendente, Alberto Ledri, aseguró que se instrumentó un programa de asistencia. En ese sentido explicó que unas de las familias recibió chapas, mientras que otras van a tener ayuda en las próximas horas.

Empleados del corralón cortaron troncos peligrosos y despejaron varias arterias. Para realizar estas tareas se valieron de topadora, camiones y motosierras. Los operarios estuvieron acompañados de inspectores de la dirección de tránsito para evitar accidentes. En tanto, Mantelec empalmó cables y trabajó en el levantamiento de los postes de luz caídos. Esto se realizó contrareloj ya que la ciudad se estaba quedando sin agua porque las bombas de Obras Sanitarias no estaban funcionando.

Pasada la emergencia, los servicios se ocuparon de tareas menores, las que continuaron el viernes y seguirán el resto del fin de semana.

 

Gilbert

En esta localidad una cola de tornado pasó sobre el edificio escolar Mariano Moreno. “Se llevó 30 metros de techo en una de las alas afectando la zona de baños, cocina y laboratorio; afortunadamente no fue mucha el agua y no se filtró tanto. Igual tapamos todo con silobolsas provisoriamente” dijo el intendente, Jorge Holzmann, quien se comunicó rápidamente con los ministros de Educación y Obras Públicas, quienes se pusieron a disposición para solucionar todo cuanto antes.

Ayer, profesionales de Arquitectura iniciaron un expediente para enviar a la capital provincial. “Quiero que esté rápido toda la documentación en Paraná y me voy a encargar de moverla para dar una solución en el corto plazo” dijo Holzmann, a la vez que contrató albañiles para paliar la situación hasta que llegue la solución. Sobre el mástil y otras demandas de menor presupuesto, el presidente municipal ordenó dar solución. “Por suerte trabajamos rápido, varios colaboradores y las directoras estaban desde el primer momento para solucionar todo lo que estuviera en nuestras manos”, concluyó.

Por su parte, la directora departamental de Escuelas, Marta Landó, ordenó que momentáneamente se les prepararan viandas a los chicos que concurren al comedor.

 

Costa San Antonio

Las inclemencias del tiempo se repitieron en la zona rural, donde se pudo apreciar de mejor manera la fuerte actividad eléctrica y la nubosidad vertical que presagiaba un cambio climático abrupto.

Solo algunos árboles y ramas fueron las consecuencias, algo que se repitió en Aldea San Antonio donde solo experimentaron un ventarrón.

Sin dudas que tras el brindis, el inicio del nuevo año no fue el mejor; aunque si se tiene que hacer un balance de lo ocurrido, el rápido accionar y respuesta de los servicios es sin dudas un dato sumamente positivo.

 

 

Comentarios