La Provincia
Lunes 21 de Marzo de 2016

Relatos del inicio del horror en la Facultad de Ciencias de la Educación

Las profesoras Gloria Tarulli y Sara Almada les contaron a los estudiantes de la Facultad cómo vivieron sus historias en la previa del golpe de Estado cívico militar de 1976. "Estos 40 años para nosotros son muchísimos, pero pocos para la historia", resaltaron en el encuentro organizado por el movimiento La Colectiva. 

"Antes del golpe había una relación permanente (de colaboración) y fluída entre todas las facultades de la región", narró la profesora Gloria Tarulli en el hall de la Facultad de Ciencias de la Educación (FCE) que fue la sede ocacional del encuentro, que compartió con su colega Sara Alamada, organizado por la agrupación La Colectiva que preside el centro de estudiantes de la FCE. 
"El activismo social popular fue lo que despertó en las fuerzas armadas romper con las instituciones, con el modelo democrático. Para hacerlo, utilizaron el miedo y el terror", agregó Almada que recordó el maltrato laboral, las órdenes para destruir libros y terminar con planes de estudio. 
Tarulli subrayó la destitución de la decana normalizadora Susana Froy de Boeykens que había asumido en 1973 y al año siguiente fue sacada de su cargo por el gobieno provincial. En la Historia de la Facultad de Ciencias de la Educación de Paraná se encuentran datos precisos de aquellos años. 
Conmovida, Tarulli, rememoró cuando con un grupo de compañeros tomó la facultad para reclamar por la vuelta de la decana Froy. Fueron golpeados en el Aula A y detenidos por una patota de la Policía Federal. 
"Hacíamos lecturas de la realidad y nos cerraban cada vez más las puertas pero nunca imaginábamos lo que se venía".  
Los estudiantes escucharon de los secuestros, las muertes y las desapariciones de argentinos que transitaban los pasillos que hoy ellos ocupan y defienden con la militancia universitaria. 
  Las profesoras, que reconocieron estar cruzadas por el dolor, les dijeron a los estudiantes que hablar con ellos y poder contar la historia es una especie de "sanación". 
Antes de despedirse pidieron que "con novios y novias, con sus familiares, con sus amigos, todos se sumen a la marcha" del jueves 24 de marzo para defender las conquistas, en las calles. 

Comentarios