La Provincia
Jueves 21 de Julio de 2016

Reivindican la posibilidad de amamantar sin restricciones

Para repudiar el hecho de San Isidro, más ciudades se suman a la teteada masiva el sábado. En Paraná será en la plaza Sáenz Peña

El caso de Constanza Santos, la joven madre de San Isidro que fue increpada por dos mujeres policías cuando amamantaba a su bebé en una plaza, diciéndole que no podía hacerlo porque "estaba prohibido", sigue generando polémicas.

Para repudiar este hecho arbitrario y promover la lactancia materna en todo espacio, tiempo y lugar, en distintas ciudades del país se llamó a una teteada masiva y en Paraná también lanzaron una convocatoria para sumarse. Será el sábado de 15 a 16.30 en la plaza Sáenz Peña, en la intersección de Yrigoyen y Villaguay, e invitan a participar no solamente a madres con sus hijos en período de lactancia, sino a todas las personas que quieran acompañar la iniciativa.

Una de las mentoras de este encuentro es Jimena Zeballos, quien tiene una basta experiencia como doula (acompañante de parturientas), informando y acompañando en el proceso vital de la maternidad. Al respecto, señaló: "Invitamos a todo aquel que se sienta convocado a unirnos a la teteada masiva que se estará realizando el sábado a la misma hora en todo el país. Pueden ir mujeres, niños y hombres que deseen estar presentes y acompañar este pedido. La idea es juntarnos para repudiar este hecho, para reclamar derechos, para compartir experiencias y aunar consciencias, reconociendo que la lactancia materna evidentemente precisa cambios sociales y culturales que permitan vivir libremente la experiencia".

A su vez, recordó que está vigente la Ley nacional Nº 26.873/13 de Promoción y Concientización Pública sobre la Lactancia Materna, y opinó: "A partir de lo que ocurrió con Constanza Santos en San Isidro, siento que se generan distintas situaciones. A la vez que se reivindica la lactancia materna, también se expone otro tema, que tiene que ver con la posibilidad de la libertad, de poder estar en la vía pública y esto excede incluso la lactancia".

En este sentido, reflexionó: "En el caso de las dos policías diciendo que hay una ley que lo prohíbe cuando esto es absolutamente falso y donde incluso hay una ley que promueve la lactancia materna, hay un avasallamiento tremendo hacia los derechos; y una vez más el eje es la mujer y el niño, que son dos de los eslabones más desprotegidos".

"Reivindicamos la lactancia materna en todo espacio, tiempo y lugar; y reivindicamos el derecho a vivir en paz y tranquilidad en los espacios públicos, con respeto, amor y libertad", señaló.

Beneficios
En referencia a los beneficios de la lactancia materna, Jimena Zeballos afirmó: "Son innumerables. La teta, a diferencia de la leche de fórmula, tiene lo que necesita cada bebé en la medida justa. Por ejemplo, la leche que tuve el día que nació mi hijo es distinta de la que tomaba a la semana o al mes, ya que es dinámica y se va modificando para cada bebé en el momento en que lo necesita".
"Es algo maravilloso, no solo en cuanto a los nutrientes, las vitaminas y proteínas que tiene, sino que además favorece el contacto, que es lo que necesita el hijo para equipararse en ese momento de transición y en la vida: que haya calor en el cuerpo, que sea un sostén, que esté presente esa mirada que se da al estar en contacto. Ese vínculo hace a un crecimiento integral y son cuestiones comprobadas", agregó.
En el mismo sentido Rosana Satler, psicopedagoga, doula e impulsora en Paraná de una modalidad de un parto respetado, opinó: "La lactancia materna fundamentalmente fortalece el vínculo entre la mamá y el bebé. En este acto encontramos los beneficios de la nutrición no solo como alimentación sino desde el contacto, la caricia, la mirada, la voz y el hecho de tener en brazos a un bebé, que hace que se sienta más seguro. Además, hace que su cerebro se desarrolle más y su conexión neuronal sea más avanzada y estimulada que en el caso de un niño alimentado a fórmula".
Asimismo, expresó: "Los beneficios no son solo para proveerle alimento, que crezca y engorde; sino que alimenta también el vínculo entre madre e hijo. El hecho de estar cerquita del pecho de la mamá le permite escuchar su corazón, la frecuencia cardíaca y recordar el momento que estuvo en la panza. Eso hace que se tranquilice más que con una mamadera con leche de fórmula".
Rosana Satler aseguró que no hay una edad precisa en que deba dejar de amamantarse al bebé. En referencia a este tema, sostuvo que un niño puede ser amamantado hasta que lo decidan conjuntamente madre e hijo. "No hay una edad exacta y perfectamente se puede dar la teta hasta los 2 años", dijo.
Por último, aseveró que un bebé tiene que ser alimentado cuando lo demande. "Esto significa que cuando el bebé nos pide ser alimentado no hay día ni horario ni lugar", comentó, y aclaró: "De todas maneras, en los primeros meses hay que tener en cuenta que un bebé pequeño tiene que estar resguardado del afuera, alimentándose en un lugar contenido y calmo para él y para su madre, ya que ahí es donde se da el inicio de ese gran vínculo que luego continuará el resto de la vida".

La importancia de educar sobre una lactancia segura
Los profesionales de la salud y los promotores de un vínculo saludable entre madre e hijo promueven los beneficios de la lactancia materna, que se debe ejercer con libertad. Coinciden en que la leche materna es el mejor alimento para el niño, ya sea desde el aspecto físico del bebé como del aspecto psíquico y emocional de la madre y del hijo.

En este marco, la responsable del servicio de Maternidad del hospital materno infantil San Roque de Paraná, Liliana Rosenbrock, dijo al respecto: "La lactancia materna favorece el sistema inmunológico, ya que a través de la teta la madre le transfiere a su hijo las defensas que necesita. Pero además tiene beneficios en los aspectos psicológicos y en todos los niveles".

"Hay casos de mamás que no pueden amamantar y también casos en que no quieren. En el hospital hay un consultorio con dos enfermeras que están a solamente dedicadas a la atención de la mamá y la lactancia, para atender a cada una sin ningún tipo de inconvenientes", comentó.

En referencia al caso de Constanza Santos, la mamá que amamantaba a su bebé de 9 meses en una plazoleta de San Isidro, opinó: "Se puede dar la teta en cualquier lado, no está prohibido. El policía en general es un servidor público y como tal debe conocer cuáles son las ventajas de la lactancia. Para que sepan estas cosas, hay que capacitarlos".

Acto seguido, la médica destacó que durante la Semana Mundial de la Lactancia, que se conmemora del 1º al 7 de agosto, se invitó al personal de la Policía de Entre Ríos a participar en las actividades que propone el hospital San Roque, donde habrá, entre otras iniciativas, charlas sobre la lactancia segura y respetada.

Comentarios