La Provincia
Martes 27 de Enero de 2015

Regionales entrerrianos son identidad y recuerdo

En el camino del turista. Sabores, mates, vestimenta y otros artículos propios son los elegidos por los visitantes que llegan a la provincia

Los productos regionales entrerrianos tienen una característica particular: están atravesados por la historia, las costumbres propias y la idiosincrasia. Son elegidos por el turista que llega a estas tierras y hay ciudades como en Federación que tienen todo un recorrido preparado para ofrecer esos recuerdos, como un paseo o una propuesta más que se suma en cada temporada.

Si es por enumerar hay de todo, pero en algunas de las casas que ofrecen regionales más importantes de la provincia coincidieron de inmediato: la mayoría se quiere llevar un mate de recuerdo.

En la provincia, los sabores propios, aquellos que son elaborados por manos artesanales o en producciones más grandes, se juntan en el mismo stand con artesanías, pequeños recuerdos y otros productos locales. Es parte del recorrido obligado del turista que llega a cada ciudad bajo la consigna del descanso y se lleva luego para sus pagos algo que simbolice la ciudad, la forma de vida, los colores y sabores del lugar donde ha pasado los días más lindos del año.

Puesteros, expositores y comercios específicos ofrecen mates, bombillas, cuchillería, cacharros, objetos realizados en cuero e hilados como parte de las elaboraciones autóctonas y nativas, a lo que le suman remeras, gorras y hasta medias con el nombre de la ciudad.

Pero también y por lo general, en los mismos comercios se ofrecen alimentos que nacieron de recetas traídas de antaño por los inmigrantes que llegaron a Entre Ríos: quesos y salames entre otros fiambres; escabeches, mermeladas y dulces; licores y vinos; alfajores, miel y repostería, son también parte de los regionales que tienen marca propia.

 

atractivos

Manos artesanas y creativas son las claves para la fabricación de estos productos que cada temporada son ofrecidos en las ciudades turísticas.

Aldo Blanc es el titular de una de las casas de artesanías de Colón más antiguas; este año cumplirán 41 de trabajo en el rubro y dijo a UNO Verano: “El 80% del público que viene a comparar regionales es de la provincia de Buenos Aires y de Capital Federal. El mayor atractivo es el mate y la bombilla. Después tenés todo lo que es tejidos con una lana hilada a mano y en telares que se hacen en talleres de forma manual e industrial”.

Los mates como se saben tienen precios muy variados que parten de los 30 pesos y pueden llegar a los 350. Lo mismo una bombilla: desde los 15 a los 300 pesos según el material y el trabajo que tenga hecho.

Pero Blanc también contó que medias, chalinas y bufandas, por más que sea verano también se ofrecen y se compran. “Además se venden mucho las remeras que llevan el logo de la Secretaría de Turismo de Colón o el nombre de la ciudad”, comentó.

En Federación también destacaron la venta de las remeras propias; como si el turista que llega hasta las ciudades entrerrianas desea una prenda que lleve alguna identificación con el lugar en donde pasó las vacaciones. En esta ciudad las remeras llevan impresas cuatro estampillas con imágenes de termas, playas, sol y naturaleza, cuestan 99 pesos.

Si bien cada localidad ofrece productos generales que por ejemplo se pueden encontrar a lo largo del corredor del Paraná y del Uruguay, también hay particularidades que les son propias a cada una.

En Federación, por ejemplo, explicaron que la miel es uno de los productos más elegidos y que allí son elaborados en establecimientos tradicionales por sus propios dueños. Además hay nueces y mermeladas de arándano que tiene su público, como también otros dulces cuya materia prima son los cítricos clásicos de la zona.

Los regionales forman parte de los paseos de compras de las vacaciones y son la oportunidad para llevar un regalo o un recuerdo y se conjugan los alimentos característicos e históricos, con las costumbres de todos los días. ¿Quién de otra provincia no se llevaría un mate de estas tierras o quiénes perderían la oportunidad de probar un salame casero del norte provincial?

Como sea, el turista siempre encontrará opciones de regionales elaboradas con la idiosincrasia propia de los entrerrianos.

 

 

 

Cada ciudad tiene sus productos particulares

 

Hay productos que son conocidos por el lugar en el que se elaboran y se venden, son regionales que los turistas se llevan cada temporada.

Hay varios para destacar. En Federal, por ejemplo, realizan mates con estilos diferentes y característicos, forrados en cueros. En Federación producen miel y varios derivados como licores, polen de flores, jalea real y caramelos de propóleos.

En Chajarí son famosos los quesos y salames. Pero en Victoria también son conocidos y se suman el dulce de leche, de batata y membrillo con nuez. En la Abadía del Niño Dios en esa ciudad, además de ofrecer un recorrido por las instalaciones, su historia y la Iglesia, durante la mañana y la tarde hay colas para comprar productos propios elaborados por los monjes como caramelos, mermeladas y licores.

En todo el corredor del Uruguay y también del Paraná es posible encontrar ropa de cuero, talabartería, cuchillería, marroquinería y artículos para quinchos producidos por manos locales que desde hace décadas se dedican al trabajo con materiales camperos y cuyas técnicas pasaron de generación en generación.

Hay ciudades como Concordia, Paraná, Concepción del Uruguay, Federación y Colón, por nombrar algunas, que tiene producción con marcas propias de alfajores.

En Diamante por ejemplo, hay casas que ofrecen variedad de artesanías con productos elaborados en la zona. En San José se destacan artículos trabajados en huesos, astas, piedras y cerámicas. También la licorería propia de yatay con recetas que llevan más de 100 años.

Entre los regionales tampoco se pueden dejar de nombrar a los vinos que en la provincia ganaron un nuevo impulso en los últimos años.

Así cada ciudad ofrece los suyo que se suman a productos generales que se pueden encontrar en casi todas las ciudades de Entre Ríos.

 

Comentarios