Concejo Deliberante
Viernes 04 de Noviembre de 2016

Referentes de Cambiemos se pelearon en el Concejo de Paraná

La viceintendenta y algunos peronistas intentaron modificar el proyecto de presupuesto de Varisco, pero los ediles oficialistas lo impidieron. Presa de una crisis de llanto, Etienot acusó a sus aliados, especialmente a las concejalas

La sesión del Concejo Deliberante de Paraná en la que se trataba ayer el proyecto de presupuesto para el año próximo y también el proyecto de ordenanza tributaria enviado a por el presidente municipal, Sergio Varisco, terminó de manera escandalosa.
Fue luego de que la presidenta del bloque del Frente para la Victoria (FPV), Cristina Sosa, propusiera el tratamiento sobre tablas (para lo cual se requiere una mayoría especial) de una iniciativa de la viceintendenta Josefina Etienot (Cambiemos).
La propuesta de Etienot era una serie de modificaciones al proyecto de presupuesto enviado por Varisco, para reasignar unos 7 millones de pesos de las partidas destinadas al Concejo.
Etienot, que fue compañera de fórmula de Varisco, indicó que no se trataba de aumentar el presupuesto del Concejo sino de redireccionar fondos para compra de inmuebles y, se dijo también, de equipamiento informático. Las versiones no son coincidentes, incluso hay quienes indican que los cambios al proyecto de presupuesto avanzaban sobre fondos de áreas del Departamento Ejecutivo Municipal.
Lo cierto es que el bloque de Cambiemos, que es mayoría en el Concejo, no avaló el pedido de tratamiento sobre tablas al proyecto de la viceintendenta.
Ante esta circunstancia Etienot reaccionó airadamente contra sus aliados de Cambiemos y sostuvo que con esa actitud quedaba en claro el "ensañamiento" hacia su persona.
Visiblemente afectada, la viceintendenta fue subiendo el tono de sus reproches y luego sufrió una profunda crisis de llanto.
Aseguran testigos de la sesión que dentro de una serie de reproches políticos, Etienot también incluyó cuestiones personales. "No me tuve que acostar con nadie para llegar acá, como ustedes", le reprochó a las edilas de Cambiemos, por lo cual estas evaluaban realizar una presentación ante la Subsecretaría de la Mujer y también ante el Comité de Ética del PRO, que es el partido de Josefina Etienot.
Ya ha habido incidentes con la viceintendenta, e incluso el jefe de Cambiemos en Entre Ríos, el ministro el del Interior Rogelio Frigerio, había hablado con ella para sugerirle que bajara su perfil confrontativo.
Etienot entiende que los concejales de origen radical están en contra suyo y ha dejado trascender su intención de disputar la Intendencia de Paraná en 2019.
Los concejales radicales no dejaron de expresar su malestar, especialmente las edilas María Marta Zuiani y Claudia Acevedo.
En los corrillos del Concejo se comentaba que una de las situaciones que más tensó la cuerda entre los ediles oficialistas y Etienot es el acuerdo evidente que tiene con concejales de la oposición, especialmente con Cristina Sosa, que fue quien pidió el tratamiento de la polémica modificación del presupuesto. Aseguran puntualmente que el acuerdo político se ve reflejado en la disponibilidad de contratos para algunos ediles del FPV.
El tema contratos ya afectó a Etienot cuando hubo denuncias sobre los montos de las contrataciones que manejaba el otro hombre del PRO en el Concejo capitalino, el edil Emanuel Gainza.
Tras denuncias periodísticas sobre presuntas irregularidades en el manejo de estos contratos, el Concejo Deliberante derogó, entre gallos y medianoche, la ordenanza que obligaba a hacer pública esa información. Se entendió que con esta derogación, a contrapelo de los argumentos de transparencia sostenidos por Cambiemos en campaña, se protegió a Gainza y a Etienot.
Ayer varios referentes de Cambiemos hablaron de la inestabilidad emocional de la presidenta del Concejo, lo que quedó a las claras con su reacción.

Comentarios