La Provincia
Jueves 22 de Enero de 2015

Refaccionan el San Martín para impedir filtraciones

Los problemas edilicios, sobre todo los causados por las napas de agua, afectan a diversos sectores. Ya se hicieron arreglos y se prevén nuevas obras

El hospital San Martín, donde se atiende a gran parte de los pacientes de la provincia de Entre Ríos, sufre diversas deficiencias edilicias, causadas sobre todo por las napas de agua que hay en la zona, pero también por imprecisiones en la construcción.


Por mucho tiempo las refacciones estuvieron relegadas o fueron insuficientes para contrarrestar los efectos del deterioro. En este marco, las filtraciones que se generaban a través de los techos de distintos sectores eran una gran preocupación cada vez que llovía, incluso en los espacios más nuevos.


A esta problemática se suman los inconvenientes de un sector del inmueble que se encuentra inutilizado porque está inundado, no por las abundantes precipitaciones que azoraron a la región este mes, sino por el paso subterráneo de las vertientes de agua. “Estas dependencias se hicieron hace unos seis años y nunca se pudieron utilizar porque están permanentemente con varios centímetros de agua. La única forma de sacarla es con una bomba, pero no tiene sentido, porque se vuelve a llenar”, señaló a UNO Eduardo Elías, director del hospital desde junio de 2014.


Elías indicó: “Ya hemos averiguado cómo resolver esto y es muy difícil encontrar una solución para la filtración de agua en ese lugar, donde las napas de agua van variando los niveles”.


Estos problemas edilicios del nosocomio, que pronto va a cumplir 103 años, causan distintos inconvenientes a quienes prestan servicios y a los pacientes que recurren al lugar. Uno de los espacios que hasta hace poco estuvo afectado por las goteras fue el Shock Room, un espacio anexo a la Guardia, que debió clausurarse por esta cuestión. Es por eso que se pidió intervención al Ministerio de Planeamiento, Arquitectura y Servicios de la Provincia y se iniciaron los trabajos de refacción en diversas áreas. También la Municipalidad intervino en tareas relacionadas con la limpieza de ramas y hojas que llegaron a obstruir los vertederos de agua y generaron filtraciones.


“La idea es realizar un arreglo integral y ya hicimos tres relevamientos con personal de Arquitectura, de Hidráulica y de una empresa que podría ocuparse de estas tareas. Ya se empezaron los trabajos para resolver determinados aspectos que son prioritarios y se irá avanzando en otras áreas”, indicó Elías, y agregó: “Durante la última lluvia fuerte detectamos que los arreglos que se efectuaron en los desagües pluviales, que se hicieron nuevos, dieron resultado y no hubo más problemas de goteras en el Shock Room, que históricamente se inundaba. Por eso se inutilizó ese espacio y ahora se podrá rehabilitar de nuevo para la Guardia”.


“Se hizo también una limpieza de los techos, donde distintos residuos provocaban que se taparan y se formaran piletones que luego hacían que se filtre el agua que se concentraba en esa superficie”, añadió el director del hospital, quien aseguró que se seguirá trabajando para mejorar el servicio.


“La prioridad es el paciente y procuramos atender todas las demandas”, comentó Reinaldo Márquez, administrador del centro que atiende un promedio de 530 pacientes en consultorios externos durante días hábiles y unos 105 pacientes diario en la Guardia de Urgencia.

 

 

Licitación para arreglo de los baños

 

Los transeúntes que osan caminar por la vereda que se ciñe entre la añeja construcción del hospital San Martín, sobre calle Gualeguaychú, corren el riesgo de recibir en su cabeza o en otra parte del cuerpo, certeras gotas que provienen de los baños aéreos del nosocomio. “Se filtra agua, no otra cosa”, aclaró María Elena, quien trabaja desde hace años en el lugar.


Sin embargo, la impresión que causa a los desprevenidos peatones es difícil de asimilar.


Reinaldo Márquez, el administrador del hospital, comentó a UNO: “Ya se hizo un llamado a licitación para poder arreglarlos, ya que tienen muchos años y están muy deteriorados, pero se declaró desierta”.


El trabajo en altura al que se deben someter los trabajadores de la construcción para reparar esa extraña estructura edilicia es un dato que, según se estima, desalienta a las empresas a presentarse como posibles oferentes.


Sin embargo, habrá un nuevo llamando en breve, según señaló Márquez, y se podrán reparar finalmente las fisuras que presentan y el revestimiento notablemente deteriorado, que puede observarse desde la calle.


“Son muchas las cuestiones que iremos resolviendo. También hay una gotera en el tercer piso que no se ha podido arreglar en 10 años y vamos a buscar una solución, al igual que la Sala N° 5 de Neumonología, afectada por napas de agua que provocan filtraciones y generan movimientos de suelo que dañan los edificios. Vamos a ir realizando previamente estudios específicos con Arquitectura e Hidráulica, para que lo que se haga sirva y sea perdurable”, dijo por último Daniel Elías.

 

 


Salas de Terapia Intensiva

 


A la sala de Terapia Intensiva del hospital San Martín, con capacidad para 12 pacientes, se sumaron nuevos espacios que podrán utilizarse en caso de que se necesite. Se trata de cuatro unidades de terapia intensiva individuales con aparatología de alta complejidad, habilitadas en el sector donde funciona el Centro Único de Ablación e Implante de Entre Ríos (Cucaier), que se dispondrá además como unidad de trasplante. Su acondicionamiento con instrumental de última generación se culminó a fines de 2014.


La inversión que se destinó fue de 1.3 millones de pesos y según indicó Reinaldo Márquez, el objetivo a futuro es que el nosocomio tenga la capacidad operativa para realizar trasplantes de órganos.

 

 

Comentarios