Pais
Jueves 10 de Diciembre de 2015

Reconquista espera el pico de la crecida del río Paraná

La inundación ya se siente en territorio santafesino. Se monitorean las lluvias en la región

El fenómeno del Niño está cerca de alcanzar su intensidad máxima y la crecida ya llegó a territorio santafesino. En el puerto de Reconquista el caudal de agua llegaría al nivel de alerta en los próximos días. Monitorean los pronósticos de lluvias y preocupa la situación del sur provincial.

El secretario de Protección Civil de la Provincia, Marcos Escajadillo, dijo a UNO que en “Reconquista la altura del río se encuentra en 5,08 con una pendiente creciente, con lo cual en los próximos días estaría llegando al nivel de alerta que es 5,10”. 

Según el último informe del Instituto Nacional del Agua (INA), publicado el 6 de diciembre, la propagación de la onda de crecida del río Paraná en territorio argentino sostiene los niveles por encima de la franja de aguas normales para esta época del año y pronostica en la cabecera del Departamento Reconquista para el 16 una altura de 5,39, con lo cual podría superar el nivel de evacuación (que es 5,30).  

Asimismo, Escajadillo explicó “los ríos cuenca arriba están bajando, con lo cual esta ola que ingresó a la provincia seguiría la misma tendencia”. De esta manera, la preocupación hoy son las lluvias que puedan generarse en la región. “El río Iguazú había descendido su nivel, por lo cual estamos haciendo un seguimiento de las lluvias que se pueden presentar en Brasil”, señaló. 

En la ciudad de Santa Fe, Escajadilló indicó que el río Paraná se encuentra en 4,35, “casi a un metro por debajo del nivel de alerta” que es de 5,30; pero destacó que “esto también va a depender de las lluvias que se puedan presentar en el territorio”. 

No obstante, manifestó su preocupación por la situación en el sur provincial (departamentos General López, Caseros, Belgrano), donde las napas están altas y las lluvias acumuladas “generan un excedente hídrico”. “Si llueve más de 100 milímetros van a tener problemas en las zonas urbanas y se está trabajando en la protección de estos centros para reducir los riesgos”, advirtió.

Las autoridades provinciales vienen organizando con las comunas ribereñas distintas acciones para enfrentar la creciente y reducir al máximo las consecuencias. Para ello ya se está trabajando con el traslado de animales de las islas, como de la población rural que está al tanto del movimiento creciente del río Paraná.

En tanto, en las zonas más bajas, de ser necesario se instrumentarán terraplenes y obras para evitar el ingreso de agua.
 

Comentarios