Policiales
Sábado 21 de Noviembre de 2015

Reconoció que asesinó al acusado de matar a su papá

Pablo Héctor David Morel, de 21 años, acordó pasar nueve años en la cárcel por el asesinato de la persona que terminó con la vida de su padre. El lunes se conocerá si aceptan el acuerdo.

Pablo Héctor David Morel, de 21 años, reconoció que asesinó en agosto de una puñalada a David Ezequiel Romano con quien tenía una enemistad porque este habría matado a su padre el 7 de octubre de 2013 en el barrio Maccarone de Paraná. De esta forma, el joven que se ganaba la vida como ayudante albañil logró acordar una pena de nueve años de prisión por el delito de Homicidio Simple, mucho menor a la que le hubiese correspondido si le mantenían la imputación por Homicidio en Ocasión de robo que contempla una mínima de 12 años y una máxima de 25.
Lo que quedó confirmado desde un primer momento es que Morel mató a Romano. Sin embargo el motivo del móvil no está claro, ya que para la querella Romano murió cuando defendió a su mujer de un intento de robo del que era víctima por parte de Morel. Si bien el imputado se llamó a silencio, salió a la luz le enemistad que existía entre el procesado y Romano producto de que la víctima estaba sindicada como el autor del homicidio del padre de Morel. Es más, los defensores resaltaron que Romano no solo estaba imputado, sino que la causa que se le sustanció por aquel crimen se elevó a juicio en marzo de este año. 
El juez de Garantías Ricardo Bonazzola fijó para el lunes a las 12 dar a conocer si acepta el acuerdo celebrado por el fiscal Gervasio Labriola  y la defensa Marina Montefiori y Gaspar Reca. La querella particular a cargo de Ramiro Pereyra manifestó su disconformidad con el monto de la pena y con la recalificación, que pasó de Homicidio agravado en ocasión de robo a Homicidio simple. El juez Bonazzola prorrogó la prisión preventiva hasta el dictado de la sentencia porque la detención se vencía el domingo.
El crimen 
El hecho ocurrió el sábado 23 de agosto a las 21.45, en una cortada de barrio Maccarone y su intersección con calle La Rioja, en Paraná. A pocos metros de la comisaría octava fue atacado Romano, quien alcanzó a identificar al autor de sus lesiones. 
Romano, junto a su expareja, logró llegar a dicha comisaría escupiendo sangre y alcanzó a acusar a Morel. De inmediato la División Homicidios se volcó a la búsqueda de Morel, quien fue detenido y puesto a disposición de la Justicia. Los testigos del caso contaron que la mujer de Romano comenzó a gritar y en esa circunstancia el hombre salió en su defensa y murió.  

Comentarios