Paraná
Sábado 31 de Diciembre de 2016

Reconocidos por sus acciones al servicio de la gente

Héctor "Pola" Larrea, Felipe Ieder, Agus Fontana, Rubén Retamar, los padres de Josefina López y Wilton Drozdov tienen en común que se esforzaron y esperan el próximo año para seguir trabajando

Juan Manuel Kunzi
jkunzi@uno.com.ar

Pola desde los 18 hasta los 26 años realizó una carrera delictiva que lo llevó a la cárcel.
Hoy trabaja en su espacio que levantó en el barrio Gaucho Rivero de Paraná. Tienen cuatro jóvenes internados y 14 muchachos que van, algunos por la mañana y otros por la tarde.
Antes de sumarse a la foto colectiva, en el cierre de 2016 realizó un balance sobre la realidad de las adicciones en Paraná: "Es preocupante y alarmante. Parece que hay desidia. En la campaña (los candidatos) me felicitaron, entendieron lo que quería hacer, pero nunca volvieron". Ahora tiene la esperanza basada en que "vuelvo a tener voz" porque su historia se cuenta otra vez en Diario UNO.

Camino a lo de Pola
Felipe Ieder está parando en la casa de sus padres que está ubicada en calle Los Ceibos de San Agustín. Como el Pola, él creció en el agitado oeste paranaense.
Hace 10 días concretó el lanzamiento mundial de su plataforma HuveFunHub en Paraná. Eligió un bar emergente frente al patito Sirirí y convocó al DJ Agustín Toffolini para que toque en el cierre del estreno para la prensa.
Da la sensación de que todo lo que hace está basado en la innovación. Con su compañera Rowan y su hijo Alfredo, que el 7 de febrero cumplirá un año, disfrutan de las bondades naturales en la región.
También continúa trabajando en el desarrollo de la plataforma y tiene como objetivo llegar a los 1.000 usuarios registrados. Una vez que lo logre volverá a golpear las puertas de los inversores europeos.
Mientras tanto continúa involucrándose con los artistas locales y explorando una escena que desde Frome a 170 kilómetros en el oeste de Londres, se percibe diferente.



Otro ciudadano del mundo
Agustín Fontana vive en Diamante, entrena en Paraná y el Wakeboard lo llevó a viajar por buena parte del mundo. A los 17 años tuvo un año bastante movido que comenzó con los entrenamientos del equipo argentino de Wakeboard en Estados Unidos.
El Ente Nacional de Alto Rendimiento (Enard) apoya el crecimiento del deporte que se practica en el agua. El objetivo es hacer las pruebas con una tabla en los pies aprovechando la ola que hace la lancha.
Agus vuela en el agua y además le agrega pruebas súper técnicas que se ven espectaculares porque tiene un físico privilegiado.
En los primeros días de 2017 realizará los entrenamientos en la capital entrerriana bajo la coordinación general del paranaense Renato Buscema. Otra vez el equipo argentino, con el aval del Enard, armará la base para todo el año en las aguas del río Paraná. En la agenda aparecen competencias en Mendoza y Concordia para después mentalizarse de lleno en el Mundial.

Entró al camino del profesionalismo de la mano de marcas reconocidas en el mundo de los deportes de tablas.
Solo el tiempo dirá hasta dónde llegará la carrera deportiva del adolescente que este año también logró levantar un gran título: el de la escuela Secundaria.

Necesita logros deportivos
En setiembre fue víctima del vandalismo cuando le prendieron fuego la antigua "parada" que se encontraba en la esquina de Almirante Brown y Sudamérica.
Retamar vende diarios en un barrio pintado con el rojinegro de Patronato de la Juventud Católica. En los últimos años, las semanas de mejores ventas, fueron cuando los equipos paranaenses ascendieron de categoría.
Patronato y Paraná, cuando consiguen títulos, aumentan la circulación de los diarios locales y nacionales. "Después de las elecciones también se vende mucho al igual que cuando Patronato le gana a los equipos grandes". Para el próximo año, sueña con que el UNO siga contando historias de gente que ayuda: "Tengo una hija que es licenciada en Terapia Ocupacional. Ella trabaja en la Sala de Cuidados paliativos del hospital de niños San Roque. Siempre pienso que toda esa gente trabaja en el anonimato y algunas veces no llegan a ser reconocidas".
Un diariero con 15 años de trayectoria es una buena fuente para saber cómo viene la venta en la era de las pantallas: "Tengo Internet en el celular y en mi casa pero a la mañana quiero leer las noticias en el papel. A la gente veo que le pasa lo mismo. También llegan las madres y abuelas buscando alguna revista para que los chicos lean y dejen por un rato la computadora, la tableta o el teléfono celular".
Sin dudas que maneja buena información y ahora con kiosco nuevo, las expectativas son grandes porque en su negocio, afirma: "Vos vendés de acuerdo a lo que exhibís".

La noticia que no querían leer
Rosa Blanco y Gustavo López son los padres de Josefina López la adolescente que fue asesinada en julio de 2015. El caso de Josefina, que este año hubiera cumplido 19 años, conmocionó a al país.
Rosa y Gustavo fueron invitados a la foto de Diario UNO para remarcar la lucha de #NiUnaMenos y respaldar el pedido de justicia de su familia.
"Fue un año duro porque murió el abuelo paterno de Josefina. Había quedado muy triste después de su muerte". Ella pasaba mucho tiempo con su abuelo que era diabético.
La familia presentó 40 pruebas a la Justicia y para el 2017 tienen previsto acercar 24 pruebas más. "Queremos que en 2017 eleven la causa a juicio". El principal sospechoso es Juan Carlos la Vívora Acosta. Un exboxeador que fue condenado por violencia de género en Buenos Aires.
"Tenemos muchas cosas para decir pero cuando llega el momento no podemos. Lo que pasamos no se olvida, el dolor persiste pero aprendemos a vivir con el dolor", contó Rosa con lágrimas en los ojos.

Ayudar para no llorar
Wilton Drozdov llegó a Paraná para representar en la foto de Diario UNO a los integrantes de la sede en Concepción del Uruguay de la Asociación Adventista para el Desarrollo (ADRA). Con Yanina, su mujer, comparten las dolorosas pérdidas que tuvieron en vísperas de las Fiestas de 2013. "Decidimos que no queríamos llorar las pérdidas y comenzamos a hacer cosas para que los demás la pasen bien. El primer año compramos unas pizzas, el segundo año alquilamos un salón y este año organizamos la cena de Navidad en nuestro galpón, en donde tenemos el comedor", relató el padre de Germán y Álvaro.
La familia entera colabora con las actividades benéficas que realiza ADRA. El 31 de diciembre del 2015 estuvieron en Concordia "lavando ropa de los inundados" con la unidad de lavandería móvil. Las primeras horas de este año comenzaron ayudando y para cerrar el 2016 decidieron armar una cena de Navidad solidaria para unos 100 comensales. El domingo 18 de diciembre entregaron, por noveno año consecutivo, los regalos a los niños de los barrios más postergados de Concepción del Uruguay. Durante todo el año trabajan en el merendero en donde reparten los 50.000 kilos de galletitas Granix que reciben donados por la firma. "A los que las están pasando mal, en esta parte del año, los invito a que realicen acciones solidarias. Para nosotros es la mejor manera de expresarnos como cristiano", resaltó Wilton que insistió con la idea de "Más amor en Navidad para que justamente no falte el amor".

Comentarios