La Provincia
Jueves 26 de Mayo de 2016

Reclaman al Servicio de Apoyo Interdisciplinario Educativo las aulas que ocupa en la escuela Helen Keller

Padres de los alumnos de la escuela para ciegos piden hace tiempo a las autoridades de la Dirección de Educación Especial del Consejo General de Educación (CGE) que actúen. 

Padres de los alumnos de la escuela Nº 1 para ciegos Helen Keller vienen reclamando hace tiempo a las autoridades de la Dirección de Educación Especial del Consejo General de Educación (CGE) que les restituyan los espacios que actualmente están ocupados en el establecimiento por el Servicio de Apoyo Interdisciplinario Educativo (SAIE).
La semana pasada mantuvieron una reunión entre las partes, donde se les prometió que se resolverá la situación y los chicos con discapacidad visual podrán volver a contar con las áreas que debieron resignar hace tres años, cuando se les pidió temporalmente un aula cuando al SAIE se le venció el alquiler del inmueble donde funcionaba. “Se les dio un espacio en el primer piso, que era un área de recreación de los adultos, donde hacían Educación Física,y también juegos para los niños. Ellos tomaron posesión con su mobiliario y al tiempo tomaron una aula más”, contó a UNO Carlos Larrosa, padre de uno de los estudiantes de la institución con características únicas en la provincia. Asimismo, expresó: “El gobierno tiene que alquilarle una lugar al SAIE, porque no corresponde que ocupen nuestra escuela”.

“Empezó a haber roces entre los directivos y nos dijeron que se iban a ir, que les daban un lugar, hasta el lunes era así. Pero luego nos informaron que se reunieron autoridades de las escuelas y del CGE y definieron que tenemos que seguir compartiendo los espacios con la gente del SAIE. Nos sentimos manoseados, nos mintieron, porque nos dijeron una cosa y ahora van a hacer otra”, lamentó Larrosa.

Además de que los chicos no van a recuperar sus espacios, destinados para los talleres y diseñados para las necesidades de alguien con discapacidad visual, el inmueble está sufriendo daños; se rompió el ascensor y las cosas se empiezan a deteriorar. “Hay un timbre para el ingreso porque hay chicos con necesidades y problemas complejos, pero en el SAIE entran y salen constantemente y dejan sin llave”, dijo Larrosa, y comentó que los padres de los alumnos de las Helen Keller ya presentaron notas al gobernador, Gustavo Bordet, pero no han recibido respuestas. Por último, denunció que hay quienes recibieron presiones y amenazas por realizar este reclamo, y adelantó que tomarán medidas de fuerza para que se resuelva la situación.

Comentarios