Homicidio
Miércoles 28 de Septiembre de 2016

Rechazaron el juicio abreviado al hombre que mató a su amigo accidentalmente

El juez Mauricio Mayer pidió fundamentar mejor la pena condicional al hombre que mató sin querer al amigo

En tres días hábiles fueron rechazados dos juicios abreviados en Paraná: el viernes, el juez de Garantías Eduardo Ruhl no homologó el acuerdo arribado entre la Fiscalía y la defensa de pena condicional a un joven acusado de robos. Ayer, el juez Mauricio Mayer hizo lo propio en la causa del hombre que mató al amigo de un disparo de manera accidental, cuando posaba con el arma para una foto. En este caso, el magistrado solicitó que las partes expliquen mejor por qué debe imponerse la pena de dos años de prisión condicional.

El lunes se había presentado en la audiencia de juicio abreviado el acuerdo al que arribaron el fiscal Juan Francisco Ramírez Montrull con el abogado defensor Boris Cohen, quien representa a Álvaro Ariel Tinta. En el mismo habían coincidido en la mencionada pena a cumplir por parte del acusado, bajo la carátula del homicidio culposo. Mayer se tomó un día para analizar el legajo, y ayer al reanudarse la audiencia informó el rechazo del acuerdo.

"No puedo hacer lugar a la homologación del acuerdo. Es un punto de vista personal apelable, y a su vez también la partes pueden volver a entrevistarse y acordar bajo otros supuestos otro juicio abreviado -explió Mayer-. Entiendo que habiendo examinado la prueba colectada, hay algunas cosas que no han quedado suficientemente comprobadas en grado de certeza como requiere una sentencia de este tipo".

En este sentido, planteó dos cuestiones: "La primera, que es la menor, es la delimitación en base a prueba que el hecho fue realizado con imprudencia, no está bien deslindado el dolo eventual", dijo.

Y la segunda y principal es sobre la pena pactada. "La cuestión está en la dosificación de la pena que debe ser fundada en la sentencia, tiene que ver con la culpabilidad. En el caso concreto, esta circunstancia en que se efectúa el disparo que termina con el resultado de muerte de la víctima, entiendo que cabe valorar que hay presencia de alcohol en un rango de 1,51 (gramos por litro de sangre), y también la presencia de un arma letal. Estamos reprochando delitos de homicidio culposo con un auto (en otras causas), y acá estamos en presencia de un suceso con un arma propia fabricada para matar a una persona, y a su vez de alcohol. Son dos elementos objetivos valorables en relación a la culpabilidad de una persona", finalizó.

Por esto, ahora tanto el fiscal como el defensor están analizando si apelar la resolución de Mayer ante la Cámara o bien reformular el acuerdo sobre el hecho ocurrido el 22 de noviembre del año pasado en calle Paraguay, a pocos metros de San Martín, en Paraná. Tinta estaba junto a su amigo Gabriel Luis Saavedra, propietario de un arma de fuego, y otro muchacho, Juan Ignacio Giorgetti. Tinta posaba con la pistola para una foto que le tomaba con el celular Saavedra, y la misma se disparó de manera accidental, la bala rompió el teléfono e impactó en el rostro de la víctima.

Comentarios