Pais
Viernes 17 de Abril de 2015

Rechazaron el amparo del Citi por la suspensión de directivo

La Justicia de Buenos Aires no hizo lugar al planteo de la entidad financiera internacional y dejó vigente la sanción del Banco Central que inhabilitó al titular en la Argentina, Gabriel Ribisich

La jueza Claudia Rodríguez Vidal, a cargo del Juzgado Contencioso Administrativo Federal N° 3, rechazó la medida precautoria contra el Banco Central, la Comisión Nacional de Valores y la Inspección General de Justicia interpuesta por la sucursal argentina del Citigroup por la suspensión de su director, Gabriel Juan Ribisich, el 1° de abril.

La semana pasada, el Citibank decidió presentarse ante la Justicia y apelar la medida del BCRA, que inhabilita a Ribisich para desempeñarse como representante legal y máximo responsable de la entidad. La decisión del BCRA obedecía al acuerdo que la casa matriz firmó con los holdouts.

Rodríguez Vidal señaló en el fallo que “no se ha demostrado que durante la tramitación de esta acción sumarísima pudiera producirse un daño inminente que transforme en ilusoria la eventual sentencia favorable que pudiera dictarse, o que se encontrara amenazada de un modo cierto y actual el funcionamiento de la entidad actora”.

La jueza añadió que “el banco actor admite que en la actualidad opera sin inconvenientes, y que las facultades del representante legal se encuentran distribuidas en los distintos gerentes responsables de cada área, teniendo ellos facultades suficientes para llevar adelante los negocios y la actividad del Citibank NA Sucursal Argentina con normalidad respecto de las áreas que cada uno conduce”.

“Sin entrar a analizar aquí el requisito de verosimilitud en el derecho (...) la medida cautelar con el alcance pretendido resulta improcedente”, expresó la magistrada. En cuanto a la tutela pedida respecto de la CNV y la IGJ, consideró que “el planteo referido a que tales organismos pudieran dictar nuevos actos que la afecten se presenta como una manifestación absolutamente conjetural, a punto tal que ni siquiera se esboza el tenor de los actos que podrían producir las nombradas”.

Fondos buitre

El conflicto con el Citi tiene origen, según el BCRA, en que el banco negociara en los Estados Unidos un convenio secreto con NML Capital que pone en riesgo los derechos de los bonistas propietarios de títulos de deuda argentinos, cuya custodia está a cargo de la filial local del Citibank. A partir de esta violación, la Comisión Nacional de Valores suspendió el 27 de marzo al Citibank Argentina para operar en mercado de capitales local, por considerar que el acuerdo que firmó con un holdout viola la legislación nacional.

Ribisich firmó ese acuerdo por el cual el Citi conviene con NML que renunciará a cualquier apelación de los fallos del juez de Nueva York -Thomas Griesa- que afecte a los bonistas, e incluye otros artículos que impiden en la práctica que los dueños de los títulos puedan acceder al dinero que depositó el gobierno argentino en el Citi.

En un comunicado, el BCRA argumentó que la sanción a Ribisich se debió a que “desconoció el marco legal vigente en la Argentina en lo referente a las normas de orden público sobre reestructuración de deuda soberana y de ejecución de convenios celebrados en el extranjero en contravención a las leyes locales”.

En reemplazo de Gabriel Ribisich, la entidad nombró al frente de la filial a Rosa Aranguren, una economista de 64 años egresada de la UCA y con casi cuatro décadas de experiencia en el banco.

Ante esta situación el grupo de bancos que actúan en la cámara empresarial nacional rechazaron la intervención del Banco Central, por ser intimidatoria, por lo que reclamó el cumplimiento de la legislación.

Ante esto, el gobierno insistió que la intención no es afectar al Citi, para lo cual lo deja seguir operando con normalidad.

 

Comentarios