La Provincia
Viernes 04 de Marzo de 2016

Realizan en Paraná un operativo conjunto de bloqueo sanitario para prevenir el dengue

El personal del Ministerio de Salud de la provincia salió a controlar el "descacharrizado de los domicilios". También buscan casos de personas con síntomas febriles. Estas medidas, junto con la fumigación de la zona, permiten controlar al mosquito Aedes aegypti y detectar rápido casos probables para limitar la circulación del dengue. 

Como consecuencia de la confirmación de casos de dengue en Paraná, equipos del Programa Médicos Comunitarios, dependiente de la Dirección General del Primer Nivel de Atención, del Ministerio de Salud, se encuentran realizando un operativo de bloqueo sanitario en la zona delimitada por la Dirección de Epidemiología de la provincia.
La directora de Gestión del Primer Nivel de Atención y coordinadora Técnico Sanitaria del Programa Médicos Comunitarios, Norma Hernández, explicó cómo se desarrollan las actividades sanitarias en forma conjunta con Epidemiología: “No sólo se busca descacharrizar la casa sino que además se hace la búsqueda de personas con síndrome febril sin un foco determinando (es decir que no tiene angina, catarro u otras cosas). Además se busca determinar si esa persona viajó a alguna zona donde hay muchos casos detectados, como Brasil, Paraguay o el norte de nuestro país”, dijo la funcionaria.
Detalló que si se encuentra una persona que cumpla con estas condiciones, se le completa y entrega una planilla de síndrome febril, con la cual tiene que acudir al laboratorio que realiza la toma de muestras.
 
Fumigación y descacharrización
 
Previo al trabajo de los equipos de Salud, personal de la Municipalidad de Paraná fumigó la zona el miércoles. No obstante, la fumigación actúa sobre el mosquito adulto pero no sobre las larvas que están en el agua.
“Si quedó agua conteniendo larvas, estas se van a transformar en mosquitos por más que se haya hecho o no una fumigación, por eso es importante la concientización de la persona para que haga esos cambios de hábito”, expresó Hernández, quien agregó que “al tratarse de un mosquito domiciliario, es fundamental lograr el cambio de actitud en la comunidad para incorporar el hábito de descacharrizar las casas”.
 
Mecánica de trabajo
 Los equipos de salud proceden como indica el protocolo ante la identificación de un nuevo caso positivo: realizando la descacharrización en nueve manzanas a la redonda, las mismas comprenden la manzana afectada y las ocho manzanas de alrededor, como así también efectuando la búsqueda de casos febriles en la zona. En esta oportunidad, el operativo se desarrolla entre las calles Nogoyá, San Luis, Andrés Pazos, Rosario del Tala y Brasil.
Para esta tarea se encuentran trabajando en terreno equipos de agentes del Programa Médicos Comunitarios, que desde ayer, comenzaron a ir casa por casa. Se espera cubrir hoy el área definida por la Dirección de Epidemiologíaeste . “Si no se puede cubrir la zona al cabo de esas dos jornadas, el operativo se extenderá a la semana que viene y los equipos estarán presentes en terreno hasta que se complete el área”, confirmó Hernández.
Preferentemente se busca que los vecinos estén informados con antelación de que se va desarrollar un operativo en el barrio, para que haya una mejor predisposición a permitir que el personal de Salud ingrese a su domicilio. Los agentes que desarrollan esta tarea llevan una identificación con su nombre, con los logos del Ministerio de Salud y del Programa Médicos Comunitarios.
Al acudir al domicilio, se le pide autorización al dueño de casa para ingresar al inmueble para poder verificar que se haya realizado una correcta descharrización, “porque a veces al consultarles las personas dicen que ya limpiaron, y al revisar resulta que quizás quedó alguna botella afuera, que se llenó de agua con las lluvias y ahora es un criadero de mosquitos”, explicó Hernández.
En los casos donde no se encuentre gente en los domicilios, se deja folletería y se intenta pasar nuevamente en otro horario donde se encuentren los dueños de casa.
Los equipos de salud del Programa Médicos Comunitarios están compuestos por médicos, agentes sanitarios, enfermeros, asistentes sociales, nutricionistas y obstetras. “Son equipos de salud, todos saliendo en conjunto en esta tarea”, redondeó Hernández.

Comentarios