Mundo
Domingo 08 de Noviembre de 2015

"Rajoy y el PP empobrecieron a la clase media para buscar competitividad"

Así lo aseguró Roberto Jiménez Alli, diputado navarro del socialismo español y secretario de Emigración del PSOE.

Roberto Jiménez Alli, diputado navarro del socialismo español y secretario de Emigración del PSOE, visitó Rosario con la vista fija en las decisivas elecciones generales del 20 de diciembre. El joven dirigente analizó la novedad de la tercera fuerza en ascenso, el partido centrista Ciudananos, y aseguró que su formación ganará y logrará recuperar los estándares de bienestar que España ha perdido en estos largos años de crisis.

—El tercero en discordia en los sondeos en España era Podemos, ahora es Ciudadanos. ¿España va hacia unas elecciones entre tres fuerzas por primera vez?

—Lo previsible es que en España gobiernen Mariano Rajoy o Pedro Sánchez (el secretario general del PSOE). Es cierto que hay una fuerza, Ciudadanos, con cierto vigor, pero no con la posibilidad de liderar un nuevo gobierno. Va a tener un papel novedoso para la situación política española, pero no como para liderar España. El año pasado, cuando estuve aquí, ya lo advertí: Podemos era algo muy coyuntural, iba a tener un bajón importante. Y creo que Ciudadanos también lo va a tener.

—La caída de Podemos, ¿es producto de una lectura más detenida de la ciudadanía, cuando evalúa seriamente quién gobernará el país?

—Ya decía el año pasado, cuando vine, que Podemos estaba en crecimiento. Podemos fue un elemento de llamada de atención a la política, para que cambie. Pero estoy convencido de que la gran mayoría de los españoles está muy lejos de los planteamientos radicales que representa Podemos. Este es una reformulación de Izquierda Unida (IU) y sus referentes internacionales no son los que la sociedad española tiene como ejemplos a seguir: ni Syriza ni Hugo Chávez.

—La radicalización de América latina en los 2000 aparece en su ocaso. ¿Ese proceso radicalizado tuvo algún reflejo en España? .

—Todo lo que sea América latina se sigue con mucho interés en España, pero no se puede decir que la política española se pueda comparar con la sudamericana. Los elementos sociales son muy distintos. Ahora sí que llama la atención lo que ocurre en Venezuela, con las esposas de los presos políticos que han estado en España y los presidentes de gobierno que se han volcado en su defensa. También se ve con preocupación lo que ocurre con el gigante que es Brasil y ahora con mucha expectativa lo que va a pasar aquí, en Argentina. No podemos perder de vista que hay aproximadamente 450 mil españoles residentes en Argentina, un número que no es para desdeñar.

—Volviendo a los sondeos, hay tres fuerzas. Para gobernar va a haber que armar una coalición. El PP o el PSOE tendrán que coaligarse con Ciudadanos.

—En el partido salimos a ganar las elecciones. Evidentemente tenemos capacidad de negociación y de diálogo, pero eso será el día después, y siempre en función de los programas. Las cosas tienen su orden: primero los programas, luego las personas. Nostros tenemos un magnífico programa y un magnífico candidato, Pedro Sánchez. Nos tocará ser gobierno, estoy convencido. Y estamos convencidos de hacer las reformas que necesita España para alcanzar otra vez los niveles de bienestar que teníamos, y para que entre de nuevo la decencia a la política.

—En Alemania se hizo la “gran coalición” entre conservadores y socialdemócratas. Esa hipótesis en España no existe...

—(Muy tajante) Descartada, descartada. Corto y consiso. Con el PP no vamos a hacer gobierno de ninguna manera. Insisto: queremos ganar las elecciones para dignificar a España, hacer las reformas y que la decencia llegue a la política.

—Rajoy ha hecho de la recuperación económica de este año y medio su caballito de batalla.

—Creo que el crecimiento esta vinculado, primero, a la baja del precio del petróleo y, segundo, a la baja de los tipos de interés que ha hecho el Banco Central Europeo. Si luego vamos a los hechos concretos que han ocurrido en España tenemos menos gente trabajando que hace 4 años (cuando comenzó a gobernar el PP) y buena parte de los que están trabajando en peores condiciones que entonces, con lo cual ese crecimiento lo está notando muy poca gente. El PP ha pretendido buscar la competitividad con una devaluación del trabajo, con su precarización y un empobrecimiento generalizado de la clase media trabajadora.

—¿Existen posibilidades de recrear las condiciones de los años 80, cuando Felipe González y el PSOE lograron un salto al bienestar? Porque la globalización ha cambiado todo.

—Siempre hablamos de realismo, porque a problemas complejos no sirven soluciones fáciles. Y realismo quiere decir soluciones serias y prácticas. Siempre dentro de la UE, pero con algunos cambios. Si Rajoy hubiera hecho un acuerdo con Matteo Renzi y Francois Hollande, quizás no estaríamos hablando de estas políticas tan duras, que tanto empobrecimiento han generado. Y en los 80, salvando las distancias, el país también necesitaba reformas, estaba empobrecido. Y también había quienes planteaban políticas radicales, que la sociedad no escuchó. En los 80 fuimos capaces de hacerlo y ahora también: tenemos ideas, tenemos equipo y tenemos un líder para volver a lograrlo.

 

Comentarios