La Provincia
Miércoles 03 de Agosto de 2016

Quita de bonificaciones y suba de aranceles encarecen transferencias

Los montos a abonar para la compra de un auto usado dieron un gran salto en el año. Cuanto más antiguas son las unidades, mayor es el peso de la carga tributaria de costos, que pueden llegar casi a equiparar al valor del rodado

El incremento de los montos que hay que abonar para las transferencias de automóviles se dispararon de tal modo durante este año que pueden llegar a valer hasta una tercera parte de los vehículos más antiguos al año 1994, o en realidad, en caso de unidades de más de 30 años pueden llegar a casi equiparar el valor de ese rodado.

Varios factores han contribuido a esta situación, que constituye una causal más de la caída de transferencias –casi el 50% en relación a 2015–, pero que claramente no es la única: a ello se le debe añadir la estrepitosa caída del poder adquisitivo de los trabajadores con ingresos fijos como consecuencia del incremento del costo de vida –aumentos de precios generalizados y tarifazos de servicios– muy por encima de los porcentajes logrados en las distintas paritarias sectoriales.

La compleja carga tributaria en las operaciones de compra-venta de automóviles usados se ha incrementado aún más este año. Por ejemplo, el gobierno nacional decidió semanas atrás –a través de la Dirección Nacional del Registro de la Propiedad Automotor (DNRPA), que se vuelvan a cobrar en todo el país varios costos que estaban bonificados: por ejemplo, las dos cédulas (dos verdes o una verde y una azul) a unos 120 pesos; 140 pesos por el título, 210 pesos por la certificación de la firma, y montos similares o levemente inferiores, por el libre deuda, por cada gestión impositiva y hasta por envíos del legajo (140 pesos), cuando existen cambios de jurisdicción, inter-provinciales o dentro de cada una de esa jurisdicción.

Esa quita de las bonificaciones coincidió con la actualización de la valuación de los autos.

El impacto mayor en el costo de una transferencia es la alícuota del impuesto al Sello. En este caso, según se indicó a UNO desde el Colegio de Mandatarios y Gestores de Entre Ríos, se mantiene en 1,5% del valor del rodado, en el caso de aquellos de fabricación nacional, mientras que es del 2% en los importados.

De todos modos, según se indicó desde una concesionaria, hay aranceles mínimos: para autos con más de 20 años, 1.300 pesos y 1.900 pesos, sean nacionales o importados; de 1.900 pesos y 2.200 pesos respectivamente para aquellos entre los años 1995 y 2004; y de 2.600 pesos y 3.400 pesos en aquellos desde 2005 en adelante. El importe a abonar, en definitiva, corresponderá según sea más alto el arancel fijo o el porcentual del valor.

En una transferencia entre particulares, el impuesto al Sello se eleva al 4%.

Entonces, a mayor antigüedad del rodado, el monto a desembolsar termina alcanzando al valor del automóvil.

Una experta en gestoría consideró que en el caso de una unidad del año 80, que puede estar valuada por debajo de los 30.000 pesos, la transferencia puede llegar a valer un tercio del vehículo.

Junto a todos estos componentes del costo final de la transacción figuran también los formularios (08 a 230 pesos y 13 a 144 pesos), la verificación de la Policía (arancel y formulario 12, en 270 pesos).

***
Estadísticas

En el primer semestre del año, las transferencias de automóviles en Entre Ríos cayeron un 18,77%.

En el caso de julio, según las estadísticas de la DNRPA se concretaron 4.936 transferencias de automóviles en la provincia. Si bien se trata de una leve mejora respecto del mes anterior (4.446), sigue muy por debajo de las 6.971 operaciones registradas en el mismo mes de 2015.

***
Datos

Además de la actualización de los valores de las unidades, la Dirección Nacional del Registro de la Propiedad Automotor resolvió volver a cobrar costos que estaban bonificados: por ejemplo, emisión de cédulas, título, certificación de firmas, libre deuda, envío de legajos, entre otros.


***
Números
-33.499 las transferencias de autos usados concretadas en lo que va del año. En los primeros siete meses de 2015 se habían registrado 42.121.
-4.446 las transferencias de autos en la provincia realizadas durante julio. En ese mismo mes de 2015 habían sido 6.971.

Comentarios