Caso Gisela López
Jueves 23 de Junio de 2016

"Quiero Justicia para mi hija", pidió la mamá de Gisela López

Ayer a la mañana la Policía arrestó a cuatro personas por su presunta participación en el homicidio de la joven. Por la tarde su familia marchó para pedir Justicia.

Horas antes de una nueva movilización de los vecinos de Santa Elena, al cumplirse dos meses del asesinato de Gisela López, la Policía se despachó con cuatro detenciones. De igual modo la comunidad marchó por las calles pidiendo justicia.
En Santa Elena ayer la mañana transcurría sin sobresaltos hasta que personal de la División Homicidios, bajo las órdenes del fiscal Santiago Alfieri, rodeó unas casas cercanas al barrio 120 Viviendas, a dos cuadras de la casa la víctima, para ejecutar un par de allanamientos y detener a cuatro personas que supuestamente tuvieron participación en el crimen de Gisela López, la adolescente de 19 años que fue encontrada muerta el 11 de mayo, después de haber estado 18 días desaparecida.
Los datos obtenidos por los investigadores, a cargo del comisario inspector Ángel Ricle, llevaron al fiscal a ordenar el arresto de cuatro ladrilleros, entre ellos una mujer. Todos fueron derivados a la ciudad de La Paz, donde quedaron detenidos. Hoy podrían declarar ante el fiscal Alfieri, quien tendrá que resolver si los deja presos o toma alguna otra medida. El delito que les estaría imputando es Privación ilegítima de la libertad agravada por el uso de violencia y/o amenazas y Homicidio.
Fuentes judiciales explicaron a UNO que la principal hipótesis es que Gisela fue asesinada durante un ataque sexual. Una de las sospechas es que entre los arrestados estaría la persona que persiguió a Gisela la noche del viernes 22 de abril, cuando volvía a su casa tras haber concurrido a la escuela nocturna. Otra fuente consultada señaló que la joven detenida podría ser imputada por el delito de Encubrimiento, ya que no habría tenido participación directa en el hecho.
Las casas de las personas detenidas ya habían sido allanadas por la División Homicidios luego del crimen. Del lugar se levantaron elementos que fueron peritados por la Policía y que arrojaron datos que complican a las personas que viven en esas casas ubicadas en un predio fiscal, a tan solo dos cuadras del domicilio donde vivía Gisela.
En las casas que ocupaban los detenidos siempre se realizaban fiestas nocturnas, había alcohol, droga y disparos. Una de las hipótesis investigadas es que Gisela fue capturada por alguno de los detenidos y llevada a la vivienda donde la mataron ante la resistencia a ser abusada.

"Quiero Justicia por mi hija", dijo la mamá de Gisela
Gabriela Monzón tuvo otro día que será difícil de olvidar en su vida. Primero ayer se cumplían dos meses de la desaparición de su hija, que tras 18 días de búsqueda apareció muerta. Segundo porque ayer la Policía detuvo a cuatro personas sospechadas de haber participado del asesinato de su hija y tercero porque a la tarde la comunidad de Santa Elena la acompañó en una nueva marcha pidiendo justicia.
"No esperábamos que haya detenciones porque veíamos que estaba todo muy parado. No puedo decir que sean culpables, pero si son culpables quiero la pena máxima porque ellos con mi hija no tuvieron piedad", relató a UNO la mujer.
"Sinceramente, no puedo creer que sean ellos y están tan cerca de mi casa donde la tuvieron a mi hija, porque está a dos cuadras", dijo.
La madre de la joven, que desapareció el 22 de abril y apareció asesinada el 10 de mayo en el ingreso a la ciudad, valoró el accionar de la Policía y la Justicia. "Pido por mi hija que a estos hijos de puta que cazaron no los suelten más".
Monzón mencionó que aún no habló con el fiscal Santiago Alfieri, pero que espera ser convocada para interiorizarse de la causa.
La mujer volvió a pedirle a los vecinos que hablen: "Le pido al pueblo de Santa Elena que no se calle. Que digan las cosas que saben, en Santa Elena se habla mucho y se colabora poco".
Por último sostuvo: "Vamos a seguir con las marchas hasta que se llegue al juicio. Tengo mucha bronca y rabia, porque no la tengo a mi hija".

"Esto fue armado por alguien"
Jorge Leitner, abogado defensor de Gustavo Centurión, detenido a los pocos días de la desaparición de Gisela, aseguró a UNO que pedirá la desvinculación total de su cliente porque ha sido injustamente vinculado a la causa. "Esto fue armado por alguien para perjudicar a mi cliente y tratar de dar respuestas rápidas a la comunidad, pero no hay pruebas. Jamás hubo pruebas. Nosotros vamos a pedir que se investigue porque queremos saber porqué se hizo esto", afirmó el profesional.
El hombre que está en libertad en la actualidad permaneció 15 días alojado en la Jefatura Departamental La Paz hasta que logró la excarcelación. "Él está bastante bien de ánimo, pero se dicen cosas que son mentira. Algunos medios trataron de vincularlo con los detenidos y no tiene nada que ver. Se tendrán que hacer cargo en su momento. Ahora queda demostrado que no tiene nada que ver. Nosotros hemos demostrado que él es inocente", sostuvo Leitner.
El defensor de Centurión aseguró que a través de los canales legales pedirán que se investigue. "Hemos pedido en más de una oportunidad que sea desvinculado, pero siempre falta algo. Lo del perro en la casa fue una mentira y lo de Facebook otra. Ya demostramos que mi representado no tiene nada que ver con este lamentable y penoso caso".

Comentarios