Pais
Viernes 06 de Febrero de 2015

Quieren saber si Nisman tenía el control de sus facultades

El 18 de febrero estarán los resultados de los estudios destinados a conocer si el fiscal estaba bajo el efecto de sustancias que hayan operado sobre su voluntad en las horas previas a su muerte

Buenos Aires.- La fiscal que investiga la muerte de Alberto Nisman, Viviana Fein, informó ayer que “los resultados de los peritajes toxicológicos e histopatológicos -que realizaron sobre el cuerpo del fiscal- serán elevados a la Fiscalía N°45 el 18 de febrero”.


Los resultados de los exámenes histopatológicos y toxicológicos le permitirán a la fiscal verificar si Nisman estaba bajo efecto de sustancias que hayan operado sobre su voluntad en las horas previas a perder la vida, el 18 de enero.


Para dar comienzo a esas pruebas, la fiscal debió esperar a que la querella aportara sus peritos de parte, algo que ocurrió esta semana cuando la exmujer de Nisman, la jueza Sandra Arroyo Salgado, designó al médico legista Julio Ravioli y al reconocido médico forense Osvaldo Raffo, entre otros.


El examen histopatológico “se está llevando a cabo con la participación de los doctores Raffo y Ravioli, peritos de parte ofrecidos por la querella”, informó la fiscal a través del nuevo parte de prensa difundido por el sitio de Internet Fiscales que depende de la Procuración General de la Nación.


La fiscal resumió el estado de cada uno de los peritajes que se están llevando a cabo en el marco de la investigación de la muerte de Nisman quien fue encontrado sin vida el domingo 18 en el baño de su departamento en complejo Le Parc de Puerto Madero, tendido sobre un charco de sangre, con un tiro en la cabeza y una pistola bersa calibre 22 junto a su cuerpo.


Por pedido de la fiscal y disposición de la jueza Fabiana Palmaghini, ayer  fue allanada la caja de seguridad que tenían Nisman en una sucursal del Banco Ciudad, de la cual su madre era cotitular, y se verificó que estaba vacía. “En el libro de registros de entradas y salidas de locatarios de las cajas de seguridad de la entidad bancaria quedó asentado que en el transcurso de los últimos días del mes de enero se hizo presente la madre del fiscal Nisman en el lugar”, se informó.


Por otra parte, la fiscal confirmó que la defensa y la querella ofrecieron sus peritos de parte, quienes actuarán en los peritajes que llevará a cabo la División de Apoyo Tecnológico de la Policía Federal sobre los teléfonos celulares, tablets y otros dispositivos.


El lunes, según se indicó en el comunicado, el secretario de la fiscalía 45, Bernardo Chirichella, “se trasladará a la ciudad de Salta preservando la cadena de custodia del material a peritar en el nuevo estudio microscópico de barrido electrónico”, con el objetivo de poder determinar si había restos de la deflagración del disparo que mató a Nisman en la mano del fiscal.


Los resultados del análisis demorarán 72 horas. En lo que va de la investigación, la fiscal sostuvo que el balazo que le quitó la vida a Nisman salió de la pistola calibre 22 que estaba junto a su cuerpo cuando fue encontrado sin vida.


La pistola encontrada en el baño del fiscal estaba a nombre de Diego Lagomarsino, el colaborador de Nisman que confesó habérsela prestado horas antes de que apareciera muerto.


Prestaron declaración testimonial integrantes del equipo de la UFI-AMIA y también ayer se confirmó que se presentó en la fiscalía el abogado Santiago Blanco Bermúdez, “en representación del ingeniero Stiusso”, el exagente de la SIDE de fuerte vínculos con Nisman.


“El abogado no puso reparos en que su representado preste declaración testimonial. Se aclara que hasta tanto las autoridades de la Secretaría de Inteligencia eleven a la Fiscalía de manera expresa el relevamiento del secreto, la fiscal esperará para fijar fecha de audiencia”, se informó por medio de un comunicado de la fiscalía.


Hoy prestarán declaración testimonial la diputada nacional Laura Alonso y el fiscal interinamente a cargo de la UFI-AMIA, Alberto Gentili. La fiscal tenía previsto tomar declaración testimonial a los técnicos que llevaron a cabo los estudios de cotejo de ADN -sobre el arma y la ropa que llevaba puesta el fiscal-, realizados en la División Laboratorio Químico de la Policía Federal, pero deberá esperar hasta que retornen a su actividad dado que se encuentran de licencia.


Cristina Fernández ha sugerido que Stiuso estaría relacionado con la muerte de Nisman y que ese hecho buscó desestabilizar a su gobierno. Fernández no dio detalles al respecto en las declaraciones públicas que hizo en los últimos días.


Y el abogado de Stiuso aclaró que no sabe si la gran cantidad de aparatos telefónicos a nombre de Stiuso  (ver aparte) “eran personales o de la secretaría de inteligencia”. “Sé que hay una flota que pueden rondar los cien”, agregó.

 


En busca de la transparencia

 

La Justicia quiere saber, entre otras cosas, si Stiuso, exdirector de contrainteligencia, llamó a Nisman la noche antes de su muerte. Santiago Blanco, abogado del exespía, dijo al respecto al canal Todo Noticias que hay “una flota” de unos 100 teléfonos a nombre de su cliente y, de haberse producido esa conversación, otra persona pudo haber efectuado la llamada.


El secretario de inteligencia de la Presidencia, Oscar Parrilli, informó por su parte que la presidenta le ordenó que libere al exespía de la obligación de “guardar secreto por su gestión en la secretaría de inteligencia desde 1972, cuando fue designado, hasta el 5 de enero pasado, cuando obtuvo su jubilación”. Fernández “quiere la mayor transparencia y libertad para que todo se investigue”, dijo Parrilli.


El funcionario explicó que después de que su dependencia recibió una notificación dirigida a Stiuso para que declarara el jueves por la mañana, personal de la secretaría de inteligencia intentó ubicarlo, pero el ex agente no fue hallado en tres domicilios que había declarado como propios.


Stiuso fue removido como director de contrainteligencia de los servicios secretos en diciembre por la presidenta.

 

En busca de la transparencia

 

La Justicia quiere saber, entre otras cosas, si Stiuso, exdirector de contrainteligencia, llamó a Nisman la noche antes de su muerte. Santiago Blanco, abogado del exespía, dijo al respecto al canal Todo Noticias que hay “una flota” de unos 100 teléfonos a nombre de su cliente y, de haberse producido esa conversación, otra persona pudo haber efectuado la llamada.


El secretario de inteligencia de la Presidencia, Oscar Parrilli, informó por su parte que la presidenta le ordenó que libere al exespía de la obligación de “guardar secreto por su gestión en la secretaría de inteligencia desde 1972, cuando fue designado, hasta el 5 de enero pasado, cuando obtuvo su jubilación”. Fernández “quiere la mayor transparencia y libertad para que todo se investigue”, dijo Parrilli.


El funcionario explicó que después de que su dependencia recibió una notificación dirigida a Stiuso para que declarara el jueves por la mañana, personal de la secretaría de inteligencia intentó ubicarlo, pero el ex agente no fue hallado en tres domicilios que había declarado como propios.


Stiuso fue removido como director de contrainteligencia de los servicios secretos en diciembre por la presidenta.

 

Compromiso nacional contra el terrorismo

 

La embajadora argentina en Washington, Cecilia Nahón, envió una carta a todos los integrantes del congreso estadounidense en la que reiteró la “búsqueda constante por la memoria, la verdad y la justicia” por parte del gobierno nacional y su “compromiso con la lucha contra el terrorismo e impunidad internacional”.

 

La embajadora señaló que el gobierno argentino “continuará cooperando plenamente con el Poder Judicial para llevar a la Justicia a aquellos responsables del ataque terrorista de 1994 contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), así como con la investigación judicial para determinar las circunstancias de la muerte del Fiscal General, (Alberto) Nisman”.

 

El texto, enviado a todos los senadores y legisladores en el Capitolio, detalló que “desde 2003 Argentina implementó el más completo conjunto de acciones jamás visto para llevar verdad y justicia a las víctimas del ataque terrorista de la AMIA y a sus familias, y para castigar a todos los autores materiales e intelectuales que están detrás de este terrible ataque”. Estas acciones, “incluyen el establecimiento en 2004 por parte de la Oficina del Fiscal General de la República Argentina, de una Unidad Especial de Investigación, liderada por Nisman, que en última instancia acusó a los funcionarios iraníes”, explicó en la misiva de dos páginas de extensión. Es por ello, que “el gobierno de Argentina se ve obligado a rechazar, por no tener fundamento, los recientes alegatos en su contra presentados por la Unidad Especial de Investigación para el caso de AMIA”, continuó el documento difundido entre los funcionarios del congreso, siguiendo los caminos tradicionales de comunicación entre la comunidad diplomática y la política en Washington.

 

“Ninguno de los elementos en esos alegatos constituyen evidencia, en lo absoluto, de cualquier participación del Gobierno de Argentina para cubrir cualquier responsabilidad en el ataque atroz contra la AMIA”, aclaró la máxima representante nacional en los Estados Unidos.
Por otro lado, Nahón afirmó que “el compromiso” del gobierno de Argentina en la emisión y mantenimiento de las alertas rojas de Interpol “es incuestionable” y citó las palabras expresadas por el ex secretario General de Interpol, Ronald Noble, en una carta enviada al canciller, Héctor Timerman, a mediados del mes de enero. Allí, Noble recordó que el ministro de Relaciones Exteriores, en cada conversación que mantuvieron sobre el tema, le reiteró que Interpol “debía mantener las alertas rojas en vigor”. Así, la diplomática dejó expresamente clara la posición de la Argentina.

 

 

El defensor de las hijas

 

La Defensoría General de la Nación (DGN) informó ayer que a pedido de la madre y la exmujer del fallecido Alberto Nisman, Sara Garfunkel y Sandra Arroyo Salgado, las hijas del fiscal serán patrocinadas por un defensor oficial para querellar en la causa en la que se investiga la muerte de su padre.

 

En rigor, el texto oficial dado a conocer a los medios de prensa acreditados en sede judicial precisa: “A solicitud de la señora Sara Garfunkel y de la doctora Sandra Arroyo Salgado, en representación de sus dos hijas menores de edad, la Defensoría General de la Nación ha resuelto otorgarles patrocinio jurídico para querellar en la causa en la que se investiga el fallecimiento del doctor Natalio Alberto Nisman”.

 

El patrocinio de las hijas de Nisman y Arroyo Salgado, Iara y Kala, será ejercido por el Defensor Público Oficial ante los Tribunales Orales en lo Criminal Federal, Germán Carlevaro.

 

 

Comentarios