Accidente fatal
Miércoles 21 de Septiembre de 2016

"Queríamos que aunque sea vaya un día preso"

Así lo indicó la hermana de una de las víctimas de un accidente fatal ocurrido en Paraná. El conductor del vehículo iba alcoholizado y aceptó tres años de prisión condicional.

Un cúmulo de imprudencias que se llevó la vida de dos personas se pagará con una sanción en libertad. Lucas Rodríguez Larrosa, de 22 años, causó la muerte de Ángel Marcelo Acevedo y José Vever. En un juicio abreviado, acordó con la Fiscalía cumplir tres años de prisión condicional. Pese a haber existido circunstancias similares a otros casos que se condenaron con penas más duras, el joven deberá hacer un curso de seguridad vial.

A las 5.30 del 30 de abril, Rodríguez Larrosa conducía un VW Fox por la costanera de Paraná. A la altura del Paraná Rowing Club, en la intersección con la calle Cuesta de Izaguirre, chocó de frente contra una moto en la que iban las dos víctimas, que perdieron la vida en el acto.

Las pericias determinaron que el automovilista iba a 66 kilómetros por hora, en un lugar donde la máxima es de 20; tenía un elevado nivel de alcohol en sangre, de 1,55 (más del triple de lo permitido); y además invadió el carril contrario, por lo que fue el responsable del choque frontal. Lo único que diferencia el caso con el de Silvio Díaz es que no se probó el consumo de drogas, la velocidad inferior (aunque igual excesiva) y que no pasaba frente a una escuela. En cuanto al alcohol, tenía más que el conductor de la tragedia de 2014 en la que murió un niño de 6 años, cuyo análisis arrojó 1,3. Sin embargo, uno fue más de ocho años preso por homicidio simple, y otro recibió tres años en libertad por homicidio culposo.

El acuerdo de juicio abreviado fue formalizado ayer ante el juez de Garantías Eduardo Ruhl. El fiscal Álvaro Piérola explicó la imputación y los términos del acuerdo. El abogado defensor expresó la conformidad con el mismo, al igual que el propio imputado, y también lo hicieron los querellantes Tulio Kamlofsky y Lautaro Dato, pese a que los familiares de las víctimas a quienes representan salieron llorando e indignados por la escasa pena firmada.

El juez dijo que analizará el legajo antes de dictar sentencia en la que casi con seguridad homologará el acuerdo, ya que excepcionalmente se anula un abreviado y es por fallas muy graves. El anuncio lo dirá el viernes al mediodía.


***
“Queríamos que aunque sea vaya un día preso”


Ana María Vever, hermana de una de las víctimas, dijo a UNO que sus padres “están destrozados”, luego de conocer que Rodríguez Larrosa quedaba en libertad. “La verdad que pensábamos que podían darle un poco más de años pero no, decidieron tres en libertad”, dijo, y contó que fueron consultados para el juicio abreviado, pero que no sabían cuánto le iban a dar: “Pensamos que era la pena máxima, dicen que son de dos a cinco años, es la primera vez que fuimos a un juicio, que nos pasa esto, no entendíamos nada”.

La explicación que les dieron fue que sea en un abreviado o en un juicio oral y público, el imputado igual iba a quedar en libertad. Por eso, teniendo en cuenta que los padres son mayores, no querían esperar mucho tiempo y transitar un debate para que el resultado sea el mismo. Tal vez nadie les dijo que en un juicio tradicional ellos podían pedir un pena más dura y un tribunal lo iba a decidir.

“Queríamos que aunque sea vaya preso un día”, expresó Ana María.

Comentarios