Policiales
Sábado 21 de Febrero de 2015

Quedó preso acusado de matar en un enfrentamiento barrial

Pablo Berón se declaró inocente del homicidio de Ramón Zárate, ocurrido el jueves en el barrio Los Arenales. Reconoció que ambas familias se tirotean. Le dictaron 60 días de prisión preventiva

Las diferencias entre las familias Berón y Zárate en el barrio Los Arenales de Paraná quedaron marcadas a sangre y fuego. Luego de la muerte de Ramón Zárate, de 24 años, quedó detenido con prisión preventiva durante 60 días el acusado Pablo Berón, de la misma edad. El crimen se dio en un “panorama dantesco”, como reseñó el fiscal Santiago Brugo, en un contexto de inusitada violencia por problemas que llevan un tiempo, y remarcó en la necesidad de “reafirmar la paz social” en el lugar.

Ayer al mediodía se realizó la audiencia de prisión preventiva, donde el juez de Garantías Eduardo Ruhl ordenó la medida cautelar para el acusado por dos meses. Anteriormente, el fiscal la había pedido por un plazo de 90 días, argumentando la vigencia del riesgo de fuga y de entorpecimiento de la investigación.

Relató, según los elementos reunidos en la investigación, que el hecho ocurrió alrededor de la 1 del miércoles, cuando Zárate estaba en la barranca del Camino Costero, a metros de la esquina con calle El Patí. En ese momento, Pablo Berón le disparó con una escopeta y tres municiones impactaron en la víctima, lo que le causó la muerte. El ataque fue desde la casa de su hermano conocido como Chivo, al tiempo que le gritó “¡Cagaste rata!”.

El fiscal dijo que el propio imputado, cuando declaró por la mañana, reconoció que hay un problema de antigua data entre ambas familias. “Conforme a las entrevistas que he formulado en el lugar de los hechos, y con posterioridad en sede de la Fiscalía, se pudo acreditar que allegados a la familia Berón, incluso el propio Pablo, someten a los vecinos a punta de pistola, a los efectos de quedarse con sus propiedades y también les sustraen elementos”, relató.

Luego Brugo contextualizó el hecho al recordar cómo los familiares de Zárate prendieron fuego tres casas de los Berón,

“Esto es de una violencia inusitada, como que están regidos por un código especial de convivencia distinto a la norma que rige al común de los argentinos, se ha generado una espiral de violencia que culminó con la muerte de Zárate, lo cual fue un hecho fortuito, podría haber muerto un Berón, porque los tiroteos son constantes”, afirmó el agente fiscal.

En este sentido, planteó que tres días antes, según consta en una causa, Berón atacó a balazos a un joven de apellido Valdez, y tiempo antes agredió de la misma forma contra un hombre de apellido Hernández.

“Claramente hay peligro de fuga, por la amenaza de la pena no solo por esta causa particular, sino por el resto de las causas, y va a ser una pena alta de cumplimiento efectivo”, afirmó Brugo al fundamentar el pedido de prisión preventiva. Y agregó respecto de las pruebas que faltan producir: “No hemos recuperado ningún arma (...) No hay forma de garantizar que los testigos concurran al debate sin una prisión preventiva por 90 días. En el lugar de los hechos había una veintena de personas y ninguna quería declarar, por el temor constante a los Berón, donde repetían: ‘nos intimidan permanentemente, nos sacan de nuestros ranchitos, nos disparan’”.

 

“Fueron desterrados”

A su turno, los defensores de Berón, Milton Urrutia y Juan Pablo Temón, cuestionaron el planteo de la Fiscalía. Por un lado, por dar por hechos los delitos que le imputan al joven sin tener una sentencia firme, y por otro porque afirman que “Pablo Berón no tuvo ningún tipo de participación en el hecho”.

Respecto de los riesgos procesales, dijeron que “no hay peligro de entorpecimiento de la investigación porque la familia fue desterrada del barrio por familiares del occiso, les prendieron fuego hasta a los animales, se tuvieron que ir a otras ciudades, sus casas ya están usurpadas”. Además, consideran que el acusado no se va a fugar porque “no tiene medios para irse, y tampoco quiere hacerlo porque es inocente”.

Finalmente, el juez Ruhl decidió imponer la medida cautelar por dos meses, mientras avanza la investigación penal preparatoria.

 

Comentarios