Espectaculos
Martes 24 de Mayo de 2016

Quedan dos oportunidades para compartir la experiencia Bicho Canasto

Los domingos 28 de mayo y 5 de junio son las próximas funciones de la obra de danza creada por el grupo Cucú del Monte en Paraná. En escena, aparecen: Sara Van Dembroucke, Fernanda Álvarez y Florencia Barrera. 

Bicho Canasto es una obra de danza teatro que interpretan Sara Van Dembroucke, Fernanda Álvarez y Florencia Barrera. Los próximos dos domingos la presentarán en el escenario del centro cultural La Hendija. El horario pautado es el de las 20, la entrada tiene un valor de 80 pesos y se pueden comprar en la ventanilla que se encuentra en el pasillo del centro cultural de calle Gualeguaychú 171.
Justo en este otoño tan frío, a la nochecita de los domingos que vienen, las tres artistas presentarán el proyecto que describieron así: "Día de verano. Tres mujeres. Se desdibuja el límite entre lo humano, lo vegetal, la vigilia y el sueño. El sopor las desarma. Intentan laboriosamente arreglar sus desperfectos, cooperan entre ellas, se acompañan, se empujan para seguir. Transitan paisajes emocionales en cada momento del día. Sus bestias internas no encuentran sosiego, quieren salir del canasto pero todavía no es el momento, ponen huevos. Sus cuerpos y el lugar se transforman, adoptan posturas extrañas. La noble tarea de hacerles un lugar a estos mundos internos y efímeros".
 

Una vez que tuvieron listo el trabajo colectivo, escribieron para realizar otra presentación institucional: "La coexistencia de lo salvaje y lo domado de la mujer en su hacer cotidiano. Su búsqueda por no ser atrapada y a su vez el deber de responder a cada momento a los mandatos domésticos y sociales. La relación con la naturaleza que vive, sobrevive y se filtra. La obra se teje como el bicho canasto, reuniendo aprendizajes, para generar un lugar fértil, donde crecer y desde el cual se puede salir a volar o bailar". 
Fernanda Álvarez, agregó: "También decimos siempre que es una propuesta que no tiene dirección, que confiamos y creemos en el trabajo colectivo. puesto que así fue gestada y generada la obra. La vuelta al monte, no como un hecho poético sino como una fuerte necesidad de que paren de construir edificios y cortar árboles".
"Sobre todo lo que queremos decir es que los proyectos colectivos se pueden. Que precisás de mucho trabajo interno y de una relación con el otro, pero da como resultado un trabajo personal e intenso que mueve el espacio y el tiempo y quien sabe cuántas cosas más. De mover, movilizar, abrir y vibrar se trata", recomendó Fernanda y prometió seguir la charla. 
Por más info puede ingresar a Bicho Canasto en Facebook en donde, también, se pueden leer las devoluciones del público que ya observó la obra en Paraná y Santa Fe.  

Comentarios