La Provincia
Lunes 29 de Agosto de 2016

Pymes familiares: el 60% cierra por peleas personales

Además de retos en materia económica, competencia e innovación, las empresas familiares deben atender problemas específicos como la armonía interna. Se inicia seminario en la UCA

"El abuelo la fundó, el padre la hizo crecer y el nieto la fundió". La frase es un dicho popular en distintos países, que ratifican las estadísticas.

Si bien en Entre Ríos no existen datos oficiales, el licenciado y Consultor Senior de Empresas Ceferino Saín recordó que en setiembre de 2013 –en ocasión de una presentación sobre el potencial económico de la provincia ante embajadores en el Palacio San Martín de la Cancillería Argentina–, el exgobernador Sergio Urribarri había indicado que el 90% del sector privado entrerriano estaba compuesto por empresas familiares.

De ser así, citó que el dato es similar al existente en otras jurisdicciones. Y si bien los trabajos estadísticos al respecto son pocos y parciales, se estima que entre el 80% y 90% de todas las empresas en Argentina son familiares, representando más del 50% de la actividad económica. Sin embargo, 70% de ellas desaparece en la primera generación familiar, 30% de las firmas se heredan a los hijos, y solo el 5% llega a los nietos, graficó.

"Estas cifras colocan sobre la mesa un tema clave: del apoyo que se le brinde a la empresa familiar para su desarrollo y sustentabilidad, dependerán las oportunidades que tengamos como provincia y como país", planteó en diálogo con UNO y por eso se preguntó: "¿Hemos logrado la unidad familiar y el compromiso en el proyecto empresarial?".

Ceferino Saín comenzará el próximo 8 de setiembre, un Seminario de Empresas Familiares, en la Facultad Teresa de Ávila de la Universidad Católica Argentina. Se trata de una propuesta académica que se extenderá hasta el 20 de octubre, con el cursado programado para los días 8 y 22 de setiembre, y 6 y 20 de octubre, de 18 a 20.30.

Cada jornada tiene asignada una temática. ¿Cómo gestionar las tensiones cuando los familiares trabajan juntos?, será el tema de análisis en el primer día. La resolución de conflictos en la empresa familiar constituirá la temática a abordar en el segundo encuentro. Y en restantes jornadas se tratarán: Los hermanos en conflicto. La relación fraterna en la Empresa Familiar; y La sucesión de la empresa familiar ¿Cómo transmitir un sueño a la generación siguiente?

"Para comprender la situación de la empresa familiar –explicó– hay que saber que además de los retos propios que enfrenta cualquier empresa en materia económica, competencia e innovación, estas firmas también deben atender a problemas específicos, como por ejemplo la necesidad de preservar la armonía entre los familiares, ya que el 60% de ellas deben cerrar sus puertas por conflictos familiares. La complejidad de estas firmas viene dada por la alta frecuencia de intereses encontrados y opuestos de sus miembros en tres ámbitos: el familiar, el empresarial y de la propiedad, los cuales hay que articular y concertar para lograr el éxito conjunto de una empresa rentable y una familia unida".

En línea con ese argumento, el profesional sostuvo que la falta de políticas claras entre los familiares sobre cómo se vincularán en esos ámbitos mencionados, va preparando un caldo de cultivo para el surgimiento de tensiones en las relaciones entre ellos. "Si eso aún no ha ocurrido, solo será cuestión de tiempo. Está claro que las reglas para crear felicidad en la familia no son las mismas que las reglas para crear riqueza en la empresa. En la familia se quiere a las personas por las relaciones personales, en la empresa se las aprecia por lo que hacen de acuerdo con sus relaciones contractuales. Estos ámbitos requieren coordinación con el fin de no confundirlos, ya que cada uno de ellos aporta activos muy importantes a los otros. Dicha coordinación sólo puede hacerse a través de un proceso de organización de la familia empresaria y mediante el diálogo, la participación y la transparencia de todos los involucrados".

—Teniendo en cuenta esa realidad, ¿cómo se inscriben estrategias como estas de capacitación o análisis para definir rumbos que eviten conflictos familiares y garanticen la sustentabilidad de las empresas?

—Los consultores especializados en empresas familiares instamos y colaboramos a través de nuestras intervenciones a separar la familia de la empresa, misión que algunos empresarios intentan hacer por sí solos, con muy poco éxito –o ninguno- en la mayoría de los casos. Y eso deriva en que sus familias opten por una de las tres posibilidades siguientes: no hacer nada, y ver cómo el declive de los vínculos familiares se profundiza mientras que el valor y la riqueza de la empresa lograda por el fundador y su familia durante años se erosiona lentamente; malvender el negocio para evitar el quiebre de las relación familiares; o realizar los cambios necesarios, y no pocas veces drásticos, en la estructura de la empresa y la familia, creando órganos de gobierno con el fin de llevar adelante estrategias sobre la manera de ejercer la capacidad de decisión en cuanto a la propiedad, la gestión y la familia.

Sin el marco que brindan los órganos de gobierno para conversar y llegar a acuerdos consensuados, las cuestiones de la familia se convertirán paulatinamente en la mayor amenaza para la vida de la empresa, y viceversa.


***
Panorama


Un párrafo aparte merece la elaboración de un Protocolo Familiar y su aplicación, documento en el que una familia empresaria expresa su voluntad para la generación actual y las futuras, escribiendo las normas que regirán la relación de la familia con la empresa. "Lo más importante de este documento no es el texto en sí, sino el proceso que se da para construirlo mediante un diálogo profundo de unos con otros sobre sus expectativas respecto del negocio y cómo pueden participar en él. Además de educar a los miembros de la familia, el protocolo familiar eficaz ha de cambiar a los miembros de la familia para que estén más unidos con la empresa y entre sí, y consecuentemente más comprometidos, libre y responsablemente", citó el especialista.

Finalmente, Saín recordó: "En Entre Ríos el 90% del sector privado son empresas familiares, pero también el 60% de ellas corren el riesgo de cerrar sus puertas por conflictos familiares. Cada hijo de una familia empresaria, tarde o temprano deberá decidir cómo continuará vinculado con el negocio y con su familia. Si la decisión puede tomarla junto al resto de sus familiares, en un marco de respeto y de escucha sincera, esa empresa logrará mantenerse firme en momentos difíciles, con la tranquilidad de que lo que se decida como mejor para la empresa, será en última instancia lo mejor para la familia".


***

Curso


La charla está dirigida a todos los integrantes de la familia empresaria, se encuentren trabajando o no en la empresa familiar, y sean o no propietarios. En ese sentido, se indicó que es fundamental, en lo posible, la concurrencia de la mayor cantidad de miembros de la familia a la charla.

Saín es Consultor Senior de Empresas Familiares (BID/UES21). Maestrando en Administración de Empresas (UNL). Diplomado en Gestión y Gobierno de Empresas Familiares (BID/UES21). Licenciado en Ciencias de la Comunicación (UCSF). Mediador (Asociación Humanita). Y fundador de Ceferino Sain & Consultores Asociados.

Los interesados en participar pueden dirigirse al Área de Extensión y Posgrado de la UCA, teléfono (0343) 4235103 interno 270; por correo electrónico a posgrado_parana@uca.edu.ar; o personalmente de lunes a jueves de 14 a 21, y viernes de 8 a 14, en la sede académica de calle Buenos Aires Nº 239.

Comentarios