La Provincia
Domingo 27 de Marzo de 2016

Puiggari pidió perdón por los "pecados e infidelidades que han escandalizado a muchos"

En referencia a las graves denuncias de abusos en el Seminario de Paraná, que se investigan en la causa Ilarraz, el arzobispo reconoció que en el sacerdocio "se advierte la oscura presencia del pecado".

El arzobispo de Paraná, Juan Alberto Puiggari, pidió "perdón" por los "pecados e infidelidades que han escandalizados a muchos" cometidos por miembros de la iglesia. Fue durante la Misa Crismal del miércoles por la noche y la frase se vinculó con las graves denuncias por abusos sexuales a niños y adolescentes en el seminario de Paraná, por los cuales está procesado el sacerdote Justó José Ilarraz .
"Quiero ante Dios y ustedes, queridos hermanos, pedir perdón por nuestros pecados e infidelidades que han escandalizados a muchos y decirles que sólo cuando se ve bien, el nexo entre verdad y amor, la cruz se hace comprensible en su verdadera profundidad. El perdón tiene que ver con la verdad, y exige la Cruz del Hijo y nuestra conversión que es restauración de la verdad", fue la frase dicha en la homilía, que se puede leer completa en el sitio del arzobispado.
"Recen mucho por nosotros y con nosotros. La oración es el primer lugar del aprendizaje de la esperanza", agregó Puiggari al encabezar el oficio religioso en la catedral de Paraná. 
También afirmó en otro tramo: "En la historia del sacerdocio, también en la nuestra, se advierte la oscura presencia del pecado. La fragilidad humana ha ofuscado el rostro de Cristo. Y ¿cómo asombrarnos? Cuando Nuestro Señor instituía el sacerdocio, Judas consumo su traición, Pedro experimento su debilidad con su triple traición. En este día quiero agradecer al Pueblo de Dios porque a pesar de nuestra fragilidad siguen creyendo en la fuerza de Cristo que actúa a través de sus sacerdotes".
Entrevista
El jueves, en una entrevista que salió al aire por FM Corazón, Puiggari se refirió al pedido de disculpas: “Yo muchas pido perdón por las situaciones difíciles que vive nuestra Iglesia. Pero me pareció muy oportuno aprovechar el encuentro de todas las comunidades para reiterar este pedido”, manifestó.
Además hizo referencia a la conmemoración del 40° aniversario de la última dictadura. “Es necesario que cada uno de nosotros reflexione como sociedad y nos cuestionemos porqué nos sucedió esto. Para así no volver a caer en el mismo error”, señaló.
Además hizo referencia a la aceleración, ordenada por el Papa Francisco, de la apertura de los documentos del Vaticano respecto a esta última dictadura. “Es una decisión que le va a hacer mucho bien a la historia de la Iglesia. Sirve para intentar objetivizar ese fragmento de la historia”.
 

Comentarios