La Provincia
Martes 26 de Enero de 2016

Pueblos de la región interesados por el destino final de la basura

Una de las alternativas en análisis es instalar  un complejo ambiental sustentable que consiga erradicar los basurales a cielo abierto

Los basurales a cielo abierto representan una problemática ambiental y sobre todo social para las localidades donde están emplazados. Sin embargo, el esfuerzo por erradicarlos en general ha sido infructuoso en la mayoría de las ciudades de Entre Ríos. La temática es compleja y forma parte de manera permanente en la agenda de los municipios que buscan encontrar una solución al tratamiento de la basura. 

En Libertador San Martín analizan posibles maneras de resolver la situación en la ciudad y en este marco fue que recibieron una novedosa propuesta de parte de una consultora que trabaja para lograr transformar los residuos sólidos urbanos  (RSU) en combustible y otros insumos. “Entre las acciones, se evalúa tener una planta que genere energía a través de los residuos y hay una empresa privada, que está integrada por profesionales argentinos y alemanes que trabajan en conjunto en otros países, que nos trae esta propuesta de un complejo ambiental sustentable. No es una planta de tratamiento tradicional, sino que es un complejo donde todos los deshechos se reutilizan. Sería la primera de este tipo en América del Sur y un modelo para otros países”, contó a UNO Andrea Ventancor, vocera del municipio de Libertador San Martín, y agregó: “La consultora a cargo acercó diferentes propuestas para la reutilización de los deshechos, como generar biodiesel con los componentes orgánicos, y con los otros residuos algunos otros materiales”.

Ventancor indicó que la preocupación acerca de qué destino darle no solo a los RSU, sino también a los rurales y a los agroindustriales, es común en otras ciudades de la provincia. Atendiendo a esta cuestión y a que la posibilidad de instalar este complejo depende también de cumplir con el requerimiento de que se pueda procesar una cantidad mínima de 150.000 kilogramos de basura a diario para llevar adelante el tratamiento que la transforme en combustible –que luego la empresa gestora se encargaría de comercializar–, se invitó también a participar a otros municipios: “La propuesta está siendo analizada, atendiendo diversos factores. En Libertador San Martín somos pocos habitantes y generamos alrededor de 8.000 kilogramos por día. Integrando a los demás municipios de la región, que están ubicados a unos 80 o 90 kilómetros de la ciudad y que también comparten la preocupación de qué hacer con la basura, podríamos garantizar la cantidad que se necesita”, dijo, a la vez que comentó que fueron invitados referentes de municipalidades y juntas de gobierno cercanas para participar en una reunión donde “tuvieron la oportunidad de evacuar sus dudas con los ingenieros que presentaron la propuesta para la región” (ver recuadro). 

“Este tema sigue en estudio a fin de encontrar las mejores soluciones para afrontar esta problemática tanto a nivel local como regional. Habrá una reunión posterior donde se definirá si se acepta esta propuesta o se evalúa otra solución”, sostuvo. Por último, adelantó que esta proposición llegó a Libertador San Martín tras un análisis previo de la consultora, que determinó que la región cumple con las características que se requieren para el emprendimiento.

Los presentes en la reunión 

De la reunión consultiva participaron referentes de los municipios de Crespo, Diamante, Oro Verde, Ramírez, Nogoyá, Viale, Seguí, Las Cuevas y de las juntas de gobierno de la región. También estuvieron representantes de la Federación Agraria, la Universidad Adventista, el Sanatorio Adventista del Plata, el Centro Comercial de Libertador y partidos políticos locales, quienes pudieron hacer sus consultas a los ingenieros que llevaron la propuesta.

***

Referentes ambientales valoran la iniciativa

Distintos referentes de los municipios que accedieron a esta propuesta coincidieron en que es “interesante” para resolver la problemática de los basurales a cielo abierto y destacaron sobre todo el trabajo en conjunto que se llevaría a cabo, en una unión regional de quienes procuran aportar una solución.

Uno de los que participó fue Uriel Olivera, quien es ingeniero ambiental y está a cargo de la Dirección de Medio Ambiente y Desarrollo de la Municipalidad de Nogoyá. En este marco, señaló a UNO: “Si bien hay detalles que hay que analizar desde el punto de vista técnico, es muy interesante que este tipo de alternativas nuevas que provienen de Europa lleguen a Entre Ríos. También lo es el hecho de trabajar en conjunto entre varias ciudades, porque esto le aporta un plus a lo que es el mejoramiento de los residuos”.

Olivera destacó que en Nogoyá se producen alrededor de 40.000 kilos de basura a diario. “La empresa trataría solamente residuos domiciliarios y seríamos una de las ciudades clave en cuanto a que aportaríamos la mayor cantidad de deshechos al proceso, que requiere unas 15 toneladas por día para que funcione el complejo”.

Por su parte Omar Molteni, secretario de Desarrollo Urbano y Ambiente de la Municipalidad de Crespo, señaló: “Por la forma de tratamiento que tiene y que se haga en forma regional la hace una propuesta  interesante”. 

En Crespo están haciendo un relevamiento de cuánta basura diaria se produce y para participar debe reanudar la separación en origen, objetivo de esta nueva gestión. En caso de que avance esta iniciativa y se instale el complejo, las comunidades evaluarán un transporte común para el traslado de la basura.

Oro Verde amplía la recolección

Desde el área de Ambiente y Residuos de la Municipalidad de Oro Verde anunciaron que habrá un nuevo día de recolección de residuos y que cambiará el horario: “Desde el 31 de enero se agregará el domingo al esquema y se recolectará por las noches. La decisión responde al crecimiento poblacional de nuestra localidad y la necesidad de mejorar el trabajo en la planta de recuperación”, explicaron. 

El nuevo esquema implicará agregar otro día de recolección y quedará establecido de la siguiente manera: lunes, miércoles y viernes se recolectarán residuos biodegradables; domingo, martes y jueves, recuperables y sanitarios. El jueves deberán sacarse las podas a la calle,  y comenzarán a recolectar de forma nocturna a partir de las 19.
 

Comentarios