La Provincia
Jueves 17 de Diciembre de 2015

Protección Civil asiste a las familias damnificadas por el temporal en Paraná

En calle Moreno durante el temporal se derrumbó un tapial que afectó a una casa contigua y a un pasillo por el que se ingresa a otras viviendas. 

Por la tormenta que afectó a la ciudad, personal de Protección Civil de la Municipalidad de Paraná asistió a familias en diferentes zonas. Los barrios Capibá, Bajada Grande y Rancillac al final en la naciente del Antoñico, fueron los más perjudicados por el temporal.  
La secretaria de Desarrollo Social del municipio, Candela Carminio, visitó las zonas más afectadas y dialogó con las familias que resultaron damnificadas, a las que se brindó asistencia, se informó desde la Municipaldiad.  
"Estuvimos en barrio Capibá, donde había casas en las que había entrado el agua y se habían inundado. Trabajamos allí con personal municipal de Protección Civil y Conservación Vial, haciendo zanjas para evitar que el agua continuara ingresando a las viviendas y trabajando con autobombas", dijo y añadió: "Asistimos con colchones, insumos, ropa y zapatillas para que puedan cubrir sus necesidades básicas".
Carminio detalló que los llamados recibidos en el área provinieron fundamentalmente de la zona de "Rancillac al final y barrio Capibá. Luego recibimos demandas de vecinos por cortes de ramas en calles Misiones, Diamante y Bavio", explicó. 
Derrumbe
La funcionaria además llegó a bulevar Moreno a la altura del 300, donde durante el temporal se derrumbó un tapial que afectó a una casa contigua y a un pasillo por el que se ingresa a otras viviendas. "Estuvimos presentes para ver los daños ocasionados, y sacar los escombros del lugar lo más pronto posible, para posibilitar el acceso de las personas que viven allí. Las viviendas que sufrieron el impacto fueron dos. Las causas se determinarán posteriormente", indicó.  
Por su parte el vecino afectado, Andrés Fernández, valoró la asistencia de Protección Civil. “Hay que agradecer que no ocurrió otra desgracia porque este es un pasillo transitado constantemente ya que viven ocho familias y podría haber ocurrido una desgracia mayor”, señaló.
Asimismo, se refirió a inconvenientes en la zona: "Acá se hizo una colocación de caños nuevos de cloacas, se rompió la vereda, hicimos miles de reclamos, expedientes, pronto despacho, nunca hubo una respuesta del municipio en la anterior gestión. También pueden ver el palo que sostiene los cables también tumbados. No hay respuesta de ningún ente, nos encontramos en una situación de indefensión. Creo que esto nos tiene que llamar también a ser responsables en todo sentido". En relación al derrumbe señaló: "El propietario creo que se va a hacer cargo, ya que en todo momento se puso a disposición".

Comentarios