Pais
Lunes 01 de Junio de 2015

Proponen un boicot contra las empresas de telefonía celular

"Los argentinos pagamos las tarifas de telefonía celular más caras de 62 países del mundo", dijo Héctor Polino, de la Asociación Consumidores Libres. Convocan a un "apagón masivo" de aparatos para el sábado entre las 12 y las 14 para protestar contra el nuevo tarifazo.

Distintas asociaciones de consumidores convocaron a un "apagón" de teléfonos celulares para el sábado próximo, entre las 12 y las 14, en protesta por el nuevo tarifazo que se registró en el servicio. La protesta consistirá en que durante ese horario los usuarios no hagan ni reciban llamadas en sus teléfonos celulares.
Héctor Polino, de la Asociación Consumidores Libres, dijo que los aumentos serán de un promedio del "20 al 30 por ciento" y que según un estudio realizado en 62 países de distintas regiones del mundo, los argentinos "pagamos las tarifas más caras del mundo. En todos los organismos públicos y privados de la Argentina dedicados a la defensa de los consumidores, las empresas de la telefonía móvil baten dos récords. Uno es base a la cantidad de denuncias que se reciben por mal funcionamiento del servicio e incumplimiento de contratos y el otro por el costo más alto en muchos lugares del mundo".
En declaraciones al programa "El primero de la mañana" de La Ocho, Polino brindó precisiones de los incrementos que se registrarán desde el 2 de junio.
"La empresa Movistar, en los planes prepagos a partir de ese día, pasará a cobrar de 4,15 pesos a 4,60 por minutos, es decir un 10,8 por ciento. el mensaje de texto subirá de 0.99 a 1,10, es decir un 11,1 por ciento. Los paquetes de internet por día por usuario, con abonos, aumentarán un 18,2 por ciento, pasando de 3,30 a 3,90 pesos. Los usuarios con tarjetas tuvieron un aumento en febrero. Entonces el aumento acumulado será del 18 por ciento en mensajes de texto y de 22,7 en llamadas, y en 25, 8 por ciento en datos", expresó Polino.
En cuento a la empresa Personal, Polino sostuvo que para planes con abono fijo y factura, "el aumento será del 13 por ciento promedio. El abono de 145 pesos mensuales constará 165 pesos. Es decir un aumento del 13 por ciento. El plan de 360 pesos se irá a 410 pesos, con un 13, 9 por ciento, y el de 420 pesos pasará a 520, con un aumento del 19 por ciento. Los planes con tarjeta tendrán un aumento del 8,3 por ciento promedio. En el mes de febrero, Personal ya había subido los precios un 14 por ciento para plantes pos pago y pre pagos. Es decir que a partir de julio, los usuarios pagarán aumentos del 30 por ciento en relación al mes de enero de este año".
Polino mencionó también los desfasajes en la empresa Claro. "Las tarifas aumentaron en el mes de abril, que impactaron en las facturas de mayo. El abono pasó de 130 pesos por mes a 150 en el mes de mayo. Esto es un promedio del 15,4 por ciento. Y el de 175 por ciento aumentó a 190, un 21,8 por ciento. ESta empresa había subido el precio del abono en octubre y diciembre pasado".
"Como el Congreso Nacional no dictó una ley que establezca un marco regulatorio de la telefonía móvil, que la declare servicio público, cuál es la única obligación que tienen las empresas: comunicar a los usuarios con 60 días de anticipación los nuevos cuadros tarifarios sin necesidad de justificar las razones por las cuales se producen los aumentos y sin que la autoridad de aplicación, la Secretaría de Comunicaciones, esté obligada a convocar a una audiencia pública para poder debatir esos aumentos", agregó Polino.
El ex legislador dijo que con el "apagón" del sábado se "busca llamar la atención de los legisladores naciones, de una buen vez, discutan y aprueben algunos de los proyectos que hace varios años están presentados en ambas cámaras".

"Las compañías ya están insensibilizadas en relación a estas protestas. Pero esto tendrá repercusión, sobre todo ahora que estamos en un proceso electoral, en que los diputados y senadores que buscarán sus reelecciones asumirán un compromiso mayor que el que adoptaron hasta ahora para impulsar alguna ley", añadió Polino.

Fuente: La Capital
 
 

Comentarios