La Provincia
Sábado 16 de Abril de 2016

Proponen modificar la actual Ley de Turismo

Legisladores impulsar un cambio que impida abrir salas de juego en los emprendimientos turísticos. Advierten que la norma actual permite connivencia entre políticos y empresarios

Legisladores de Cambiemos promueven un proyecto por el que se pretende reformar la Ley de Turismo, para que los emprendimiento privados no puedan abrir salas de juegos o casinos. Advierten que la actual norma permite la “connivencia entre funcionarios públicos y ‘empresarios’ que ven en el juego la posibilidad de fabulosos negocios y pantallas para blanqueo de fondos provenientes de la corrupción”.

En la última sesión de la Cámara baja ingresó un proyecto que fue enviado a la comisión de Legislación General que busca derogar el artículo 3 de la Ley de Turismo, que habilita a los emprendimientos declarados ‘de interés turístico provincial’ a prestar servicios de salas de juegos recreativos de azar o casinos, previa evaluación de factibilidad por parte del Instituto de Ayuda Financiera a la Acción Social, publicó la agencia AIM.

“El proyecto busca cerrar definitivamente la puerta a la privatización del juego en la provincia”, explicó José Artusi, ya que recordó que la advertencia que se realizó en 2010 sobre la privatización del juego se confirmó con el Decreto Nº 3.921/10 del Ejecutivo por el que se declaró de interés turístico provincial -y con ello se autorizó a prestar servicios de salas de juegos recreativos de azar o casinos-, al proyecto integral de emprendimiento turístico de Casino Victoria.

“La osadía del Ejecutivo para dictar el decreto que privatiza el juego, llamado de paño en la provincia, no dejó de sorprender puesto que hizo de lado el principio general sentado por el Código Civil que establece que las leyes rigen para el futuro, vale decir no tienen efecto retroactivo, sean o no de orden público, salvo disposición en contrario”, precisó el legislador, quien apuntó que para ello el gobierno se valió de la simple opinión de la Secretaría de Turismo, que entendió que “la Ley Nº 9.946 tiene que alcanzar a los anteriores emprendimientos y tener los mismos beneficios que los nuevos, y de esta forma, darle el Estado un tratamiento igualitario a aquellas inversiones que superando los niveles requeridos por la ley han impactado positivamente en el mercado local, regional y nacional”.

“Con tan insólito criterio, el cual por inconsistente nos exime de comentarios, el Ejecutivo se permitió hacer una interpretación amplia de sus facultades, otorgando por decreto los beneficios que importan la declaración de interés turístico a un emprendimiento que no fue concebido inicialmente bajo ese régimen. Pero, como si fuera poco, ello implica el desvío de dineros que originariamente estaban destinados a la seguridad social para atender al fondo provincial de turismo”, remarcó Artusi.

En ese marco, comentó que “como si todo lo dicho no bastara, el decreto avanzó más y derogó el Decreto Nº 6.516 del 9 de diciembre de 2004 por el cual se limitaban los alcances del Decreto Nº 5.369/2004, que establecía que la forma indirecta de ejecución de la explotación y administración del juego admitida en esta última norma –el Decreto Nº 5.369/2004- , se aplica solo al caso de contrataciones de máquinas tragamonedas en el marco de proyectos integrales de emprendimientos turísticos”. Con la derogación “quedó totalmente demostrado el propósito de entregar el juego de paño a los actuales explotadores de las máquinas tragamonedas”, añadió.

Comentarios