Automovilismo
Martes 04 de Octubre de 2016

Promotoras ven con beneplácito que se pueda regular la actividad

La mayoría de quienes se dedican a esta labor son mujeres. A menudo deben lidiar con la informalidad y los prejuicios de la gente

Se les exige una imagen impecable, aún cuando pasen largas horas paradas y a veces bajo el sol, o la lluvia. Bonitas, delgadas, simpáticas, las promotoras están expuestas por lo general a extensas jornadas laborales publicitando un producto o un servicio.
Por lo general es una labor bien remunerada, y muchas chicas lo toman como un trabajo pasajero con el que pueden obtener un ingreso extra y hasta pagarse sus estudios universitarios como es una labor temporal, donde las campañas duran desde un día hasta algunas semanas; quienes se dedican a esta actividad pueden dedicarle determinado tiempo sin que afecte, por ejemplo, la rutina del cursado de las materias. Otras ya lo incorporaron como un trabajo full time, aunque tengan que lidiar con la informalidad de un rubro en el que no existe, al menos hasta ahora, un marco regulatorio que otorgue las garantías que todo trabajo merece.
En este sentido, la semana pasada, la diputada provincial Rosario Romero presentó un proyecto para revertir esta situación y poder otorgarle al sector un marco legal para el desarrollo de la actividad y controlar a "los diferentes actores del sector de modelaje e imagen publicitaria y promociones, que tengan domicilio en la provincia". La normativa tiende a garantizar que se cumplan los derechos laborales, se respete la integridad de las personas, y que las partes involucradas "cuenten con oportunidades de un trabajo que sea productivo, con un ingreso digno, con seguridad en el lugar de trabajo, y a los fines de introducir avances en el desarrollo personal con igualdad de oportunidades y trato para mujeres y hombres, siempre mejorables por pactos individuales".
"Que se regule esta actividad me parece perfecto, siempre y cuando se tome el tema con la seriedad que merece. Es un trabajo como cualquier otro, más allá de que quienes no conocen el rubro creen que es algo meramente físico y lo ven con muchos prejuicios", señaló a UNO Mariana, quien es promotora desde hace más de una década y actualmente es la titular de la agencia Pink en Paraná. A su vez, comentó: "Muchas nos dedicamos a esto como profesión que ya está instalada, que ha crecido muchísimo en los últimos años: hay mucha oferta y mucha demanda de promotoras".
Mariana recordó que la actividad es muy diversa y se puede desempeñar en diferentes ámbitos, como una promoción en una carrera de automovilismo, dentro de un centro médico, en un supermercado o en la vía pública, entre otros espacios. "Hay promociones que requieren capacitación, dependiendo del producto que se va a representar. Quizás alguna actividad demanda estar parada un fin de semana y otra estar anotando información para una base de datos, o interiorizando a la gente de qué se trata un producto o un evento. En la agencia ahora estamos publicitando una marca de productos nacional y las chicas deben ir a una capacitación dictada por profesionales para que sepan de qué están hablando cuando hacen la promoción", indicó, y añadió: "La promotora cumple un rol, representa a una empresa, habla con la gente, informa, explica cómo funciona un artefacto, para qué sirve, entre otras cuestiones. Quienes no están interiorizados piensan que la labor de una promotora es ir, pararse y sonreír, y realmente no es así. Tiene todas las exigencias de cualquier trabajo y además muchas veces requiere tener que viajar".
Según comentó, en la actualidad las promotoras por lo general están inscriptas en el régimen del monotributo y facturan por su trabajo. "Depende mucho de la actividad, del cliente y la exigencia de cada uno. Por ahí si es un solo día se paga en el momento. Hasta el día de hoy no he tenido inconvenientes con los pagos, aunque sabemos de chicas a las que no les han pagado o las han ninguneado. Por eso también me parece importante regular esta actividad".

Preocupadas por su seguridad
Otro tema al que hizo alusión Mariana con respecto al ámbito de las promotoras es el de la seguridad, ya que muchas veces al trabajar con su imagen quedan expuestas a situaciones que pueden poner en riesgo su integridad. Y este es otro de los puntos al que alude el proyecto presentado por Rosario Romero, que especifica: "Se constituye así un marco normativo con el fin de encuadrar a los diferentes actores del sector el cual está pensado para la protección de todos los trabajadores y trabajadoras de la actividad para que no sean defraudados en su buena fe por agencias o representantes inexistentes".
A su vez, uno de los artículos propone la creación de "un Registro Único de Agencias de modelaje e imagen publicitaria, promoción y degustación publicitaria", que realicen dicha actividad "en forma habitual" y que intervengan "en la exhibición pública o semipública en el territorio de la provincia".
"Esto nos beneficia porque hubo hace poco un episodio con una chica que no es promotora", dijo Mariana, en alusión a la mujer de Concordia que quedó expuesta en un incidente con dos pilotos de automovilismo, y agregó: "Es bueno que esté claro quien es la persona con la que se trabaja, a qué se dedica, para que las chicas también desempeñen su labor con comodidad".
"Lamentablemente estamos expuestas, pero al llevar cierto tiempo adentro de la actividad ya se sabe si hay alguien buscando otra cosa; me ha pasado alguna vez que hay gente que salió con un martes 13", dijo, y agregó: "Dentro de Paraná soy una referente y tengo mi grupo de trabajo y mi cartera de clientes, y tengo tiempo dedicándome a esta actividad y por ahí a mí ya no me pasan esas cosas, pero sobre todo en las redes sociales hay chicas que cuentan experiencias incómodas que le tocó atravesar. Nosotras solemos armar grupos en Facebook o en WhatApp para informarnos sobre fraudes o por ahí sobre llamadas medio raras y cosas por el estilo y evitar que chicas sin tanta experiencia tengan que pasar un mal momento".
Por su parte Pamela, directora de una agencia de modelos, señaló que si bien la suya es una actividad diferente a la de las promociones, sus modelos también pueden estar expuestas a ciertas situaciones que implican un riesgo o donde se cosifica a las mujeres: "Son trabajos temporales y les aconsejamos que integren siempre una agencia y no respondan a convocatorias que se hacen por Facebook de manera particular, para no arriesgarse ni exponerse a una situación que sea peligrosa".
"El mercado se expande, nos llaman incluso desde provincia de Buenos Aires y como agencia nos ocupamos de conocer que el cliente sea serio", comentó por último.


Comentarios