La Provincia
Martes 05 de Abril de 2016

Productores de pollos afirman que les pagan por debajo del costo

Desde la cámara que agrupa a las granjas integradas avícolas sostienen que no pueden reinvertir y avizoran problemas a futuro

Pablo Felizia / De la Redacción de UNO
pfelizia@uno.com.ar


Entre Ríos es una de las provincias productoras avícolas más importantes del país y concentra casi la mitad de lo que se genera en toda la Argentina. Desde la cámara que nuclea a las granjas integradas de pollos señalaron que, al momento, las empresas les pagan por debajo del costo y avizoran a futuro inconvenientes al momento de invertir para sostener la tarea.

En palabras simples, a un productor avícola integrado alguna de las empresas que trabajan en la provincia le aporta las cabezas –el  pollito BB– el alimento para el engorde, el costo de lo que gasta de gas para la calefacción y otros insumos. La estructura, el trabajo y la energía eléctrica corre por cuenta de quien se encargará de criarlo. 

A los 48 días los frigoríficos retiran las aves y mediante una tabla de liquidación les pagan entre 1 y 1,10 pesos por kilogramo, según contó Ricardo Unrrein, presidente de la Cámara Argentina de Productores Integrados de Pollos. “En Entre Ríos estamos mejor que en Buenos Aires porque nosotros tenemos pago el gas para la temporada de invierno”, dijo a UNO, y agregó que el problema  hoy es que hay insumos que deben pagar para mantener la granja que están en dólares y provienen de Brasil y de Holanda. Se trata de calefactores, comederos, bebederos y cortinas. Desde agosto, explicó Unrrein, se duplicaron esos precios, pero  el aumento por kilogramo de pollo que recibieron no supera el 18%. 

“Nos pagan a nosotros por la crianza del pollo y de ese peso por kilogramo, el 7% se nos va en Ingresos Brutos e Impuesto al Cheque y a eso hay que agregarle energía, el salario si hay empleado, mantener la granja y vivir”, agregó. 

Según Unrrein, el costo en Entre Ríos por el kilogramo de pollo para el productor integrado es de 1,55 pesos. “Estamos por debajo”, sostuvo, y agregó que deberían recibir por lo menos 2 pesos para poder tener otras perspectivas. 

“El problema que tenemos en nuestro rubro no se nota tan rápido como en otras producciones porque va más lento, porque se empieza a desinvertir. Los productores remiendan lo que se rompe, atan con alambre y siguen. El problema que vemos es a largo plazo, de acá a un año, cuando las granjas se caigan a pedazos, quieran abrir cupos de importación y nos las revisen. Cada vez que nos compran de afuera vienen a revisarnos  para ver si estamos aptos, y así no lo vamos a estar”, agregó. 

Explicó que en total en el país hay 4.800 granjas y que el 55% está en Entre Ríos, de ahí también la importancia de la provincia en esta industria que ha crecido a lo largo de los últimos años. El 40% restante está en provincia de Buenos Aires y el 5% que resta se divide en Santa Fe, Santiago del Estero  y Córdoba principalmente. 

“Hoy, para hacer un galpón nuevo de 20.000 cabezas de pollos se necesitan 2,2 millones de pesos y sin contar otros gastos como energía y personal; nos lleva casi ocho años y  cuatro meses recuperar la inversión y sabemos que si hacemos un galpón nuevo, a los cinco años ya hay que empezar a arreglarlo”, agregó. 

Unrrein explicó además que el tamaño de las granjas en la provincia es dispar, con un promedio de capacidad para 20.000 cabezas, pero que también hay de hasta 150.000.

Pero en el sector, al parecer, también tienen complicaciones con los pagos en condiciones o formales  que deben hacerle a los empleados que contratan para sostener la granja. 

“Lo que es la actividad avícola no se va  al cierre porque a los insumos nos los dan, pero en la actualidad, hay una desinversión; la gente no puede invertir e irá en detrimento del sector”, reafirmó. 

Para el representante de los productores, en setiembre de 2015, el cajón de pollo salido del frigorífico estaba en 190 pesos y hoy está en 450, de ahí que Unrrein sostiene que las plantas frigoríficas tienen capacidad para pagar un mejor precio por kilogramo de pollo al productor.  

“Hoy el pollo entero está entre 38 y 41 pesos el kilogramo para la venta la público. Nosotros, con los 1,10 pesos que nos pagan, abonamos los impuestos y vivimos. Para que nuestro trabajo valga la pena, tendríamos que ganar 2 pesos el kilogramos, estamos hablando de pollos de 2,7 y 2,8 kilogramos. Hemos tenido reuniones, pero sin respuestas, se encogen de hombros”, remató. 

De acuerdo a las estadísticas de 2015, realizadas por el Ministerio de Agricultura de la Nación, en Entre Ríos la faena avícola alcanzó a 355,7 millones de cabezas, que significan el 48,7% de todo lo que produjo ese año el país.

***
Números

* 55% es el porcentaje de granjas de productores integrados de pollos del total del país que se encuentran en Entre Ríos. El 40% está en Buenos aires y el resto en Santa Fe, Córdoba y Santiago del Estero.
* 1,10 es lo que le pagan a los productores de pollos integrados de la provincia por kilogramo. El costo que tienen, según explicaron,  es de 1,55 pesos y piden llegar a los 2 pesos. 

***
Economías regionales en problemas

El ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, afirmó que hay problemas en todos los sectores de la producción, pero prometió que el Gobierno le va “a encontrar la vuelta” a la situación. Asimismo admitió que en el caso de la lechería, pese a las recientes compensaciones otorgadas a los tamberos, no se termina de solucionar la situación. En cuanto a las exportaciones de carne a Estados Unidos, señaló que podrían concretarse a partir del segundo semestre de este año. 

“Hay problemas en todos los sectores de la producción. Intentamos solucionarlos. Cuando llegamos nosotros teníamos serios problemas en todas las economías regionales”, aseguró Buryaile al hacer un balance de sus primeros 100 días de gestión según consigno Infocampo. 

En este sentido remarcó que el presidente, Mauricio Macri, ha puesto un empeño enorme para el sector agropecuario. “Ha puesto cuantiosos recursos y medidas, y aún así a veces no alcanza. Pero sí está la vocación de todo el Gobierno de que el motor de la economía sea el sector rural, porque eso es el federalismo, eso es la producción”, aseveró. Además habló de la realidad de la lechería y que el miércoles 13 irán a una reunión del Consejo Federal Lechero.

Consultado sobre cáando se podrá exportar carne a los Estados Unidos, Buryaile estimó que quizás para el segundo semestre el país pueda empezar a realizarlo, y agregó que depende de la terminación de un informe sanitario requerido. 

En cuanto a la posibilidad de exportar peras y manzanas a Brasil, advirtió que es muy difícil y justificó: “Es así porque ese país está viviendo una situación económica y política muy complicada y porque hay protocolos sanitarios que se firmaron con el gobierno anterior que hacen casi inviable exportar a Brasil”. 

También agregó: “Hemos tenido una situación de abandono en las producciones regionales en materia sanitaria porque el Senasa no tenía presupuesto”, cuestionó. 

Luego resaltó que intentan por un lado atacar lo sanitario y al mismo tiempo negociar con Brasil la mejora del convenio sanitario. Además, comentó: “La canciller, Susana Malcorra está viajando a Rusia para tratar de colocar jugo, fruta, y vamos a tratar de hacerlo con la mayor celeridad posible”.

Comentarios