La Provincia
Miércoles 24 de Febrero de 2016

Procuran arreglar 70 escuelas que fueron dañadas por la tormenta

Algunas se habilitarán el lunes solo de modo parcial. Además hay 76 afectadas por la emergencia hídrica. También reactivan obras

Faltan solamente cinco días para el inicio del ciclo lectivo, según establece el calendario escolar oficial, y a contrarreloj autoridades de la Secretaría de Infraestructura y Servicios de la Provincia, junto al Consejo General de Educación (CGE), recorren los establecimientos de Paraná y localidades aledañas para corroborar el estado de los inmuebles, tras la inusitada tormenta del viernes pasado, que causó destrozos de importante magnitud en diferentes zonas.

Al respecto, Alicia Benítez, titular del área, señaló a UNO: “Estamos visitando las escuelas desde el viernes y hemos pedido informes sobre aquellas donde no hemos podido llegar. Hay diferentes situaciones, en algunas se registraron caídas de árboles y afectaron canaletas y parte de los techos; en otras ha habido voladura parcial de los techos, como pasó por ejemplo en San Benito, y en las escuelas Nº 15 Las Heras y las Nº 22 Jorge Newbery, por ejemplo”.

La funcionaria sostuvo que las cuadrillas de Infraestructura y del CGE se esfuerzan para avanzar en los trabajos, para que el lunes se puedan garantizar las condiciones edilicias a los alumnos que concurran a los establecimientos que sufrieron inconvenientes, realizando distintas tareas, como limpieza de canaletas y desobstrucción de cañerías.

“A la emergencia hídrica que afectó a 76 edificios se sumó esta emergencia climática, que perjudicó a unos 70 establecimientos. Estamos evaluando caso por caso, para ver cómo tratamos cada particularidad; vamos monitoreando a cada una”, explicó Benítez, y agregó: “Respecto de las emergencias hídricas, en algunas escuelas ya se puede empezar a trabajar, como pasa en Concordia, porque ya están desocupadas, ya que bajó el nivel del río y los inundados se retiraron. En otros casos, como Victoria o Villa Paranacito, no vamos a poder trabajar hasta que el agua no baje”.

Acerca del relevamiento, indicó que hoy entregarán un informe a las autoridades del CGE y aclaró que se procura que el lunes pueden empezar las clases: “Si el edificio de alguna de las escuelas no estará en condiciones, se lo transmitiremos al CGE, para que ellos impartan las directivas”, aclaró, y adelantó: “No todos los edificios estarán habilitados en su totalidad, sino de modo parcial. En el trabajo que estamos haciendo con Educación garantizamos los espacios que se necesitan para empezar las clases”.

En referencia a si evalúan alquilar algún inmueble para casos en que no se puedan usar las instalaciones, señaló que por el momento está descartado: “Estamos buscando espacio en préstamos, porque el alquiler es muy difícil para Educación”.

Por su parte, Natalia Guerreiro, secretaria gremial de Agmer –también están recorriendo las escuelas para verificar su estado edilicio–, expresó: “Hubo escuelas afectadas en Paraná y también en San Benito, Colonia Avellaneda y El Brete”. 

Por otra parte, mencionó: “En muchas instituciones no hubo problemas por la tormenta en sí, pero estaban en refacción y están afectadas por otras situaciones. Esas escuelas hoy no están en condiciones de empezar el ciclo lectivo. Ya nos reunimos con la directora de Departamental de Escuelas, Stella Maris Salas, que coincide con nosotros, y pedimos una audiencia con el titular del CGE, José Luis Panozzo, para plantearle este tema”, comentó.

Sin luz en la escuela Nº 100



El 10 de febrero, cuando la comunidad educativa de la Escuela de Educación Técnica (EET) Nº 100 Puerto Nuevo de Paraná acudió a la institución, se encontró que no había luz y que, tanto las condiciones dentro y fuera del establecimiento no eran óptimas para el inicio del ciclo lectivo 2016. Sin embargo, a pesar de todo, decidieron seguir concurriendo al edificio y proyectan comenzar las clases el lunes. 

Dar clases entre vallas y albañiles

Además de los daños ocasionados por el temporal, hay otras obras paradas en la actualidad, por lo que no pueden utilizarse algunos sectores, como es el caso de la escuela Nº 8 Juan Martín de Pueyrredón, situada en calle Los Vascos y Osinalde, donde hoy se reunirán los referentes de Infraestructura y de Educación con la empresa constructora, para evaluar la continuidad de los trabajos, paralizados desde el 16 de noviembre. 

“Se va evaluando día a día”, aclaró a UNO su directora Claudia Malda. Allí concurren alrededor de 200 chicos, por lo que aguardan una pronta respuesta a las diferentes problemáticas que afectan a la institución; en el lugar ya se realizaron las tareas de limpieza para retirar las ramas de árboles que cayeron con el fuerte temporal. 

Cabe recordar que, además de las obras para la puesta en valor del inmueble, con las incomodidades que conlleva, en las inmediaciones del establecimiento se encuentra desde hace casi un año el socavón de calle Osinalde, que hasta tanto se repare, seguirá significando un riesgo para quienes transitan el lugar, y sobre todo para los niños. En ocasiones, el sitio carece de vallado y carteles de advertencia.



“Hay escuelas donde se iniciaron obras y los chicos van a clases en ese lugar. El tema central, que venimos padeciendo con la escuela Pueyrredón y otras más, es que no hay nada en las cercanías para alquilar y que los chicos no pierdan días de clases. Sabemos que es difícil alquilar si el Estado tiene deudas, y además se torna dificultoso encontrar un inmueble que cumpla los requisitos para dar clases. Una habitación no sirve para tener 20 o más chicos dándoles clases. Tampoco un club, como ocurre en la escuela Jorge Newbery, donde puntualmente el nivel inicial está funcionando en un club con baños inadecuados”, opinó por su parte Natalia Guerreiro, secretaria gremial de Agmer.

Alicia Benítez, secretaria de Infraestructura y Servicios, recorrió ayer la escuela Pueyrredón y señaló que se reunirán hoy a las 8 con la empresa constructora: “Vemos los espacios que ellos necesitan y son los que tenemos que garantizar que estén listas para el lunes. Serían ocho aulas en principio. Hay que hacer un buen vallado para que los chicos no estén en espacio de obras”, sostuvo y destacó que además van a asegurarse para que esté en condiciones el comedor escolar, que es muy utilizado por los alumnos que concurren a la institución.

Ayer las vallas estaban dispuestas en el predio, separando los espacios donde va a desarrollarse la obra que, según comentó Malda, se reanudaría recién en mayo. 

Comentarios