Policiales
Miércoles 06 de Abril de 2016

Prisión preventiva por balear a policía

El hombre quedó preso en su casa por 20 días. Fue imputado por atentado contra la autoridad

Ramón Milessi, de 39 años, deberá pasar los próximos 20 días preso en su domicilio, mientras avanza la Investigación Penal Preparatoria sobre el hecho que protagonizó el domingo a la madrugada en el barrio La Floresta de Paraná. En el episodio, le disparó a un policía que intentó identificarlo, el cual resultó herido del bala en el pie. Paralelamente, se inició una causa penal tras la denuncia de los familiares del detenido por los golpes en el rostro que recibió en el procedimiento.

El hecho ocurrió a las 3.30 en calles Basualdo y Clark, donde un patrullero de la División 911 se detuvo para identificar a una persona que caminaba por la zona. Al parecer, el sujeto iba en una bicicleta y al ver el móvil policial intentó huir, por eso lo siguieron. Cuando lo estaban palpando, detectaron que llevaba un arma en la cintura, pero antes de que se la quitaran Milessi la sacó y le disparó a uno de los uniformados. El otro forcejeó con el hombre y cuando llegó al lugar refuerzo de más policías, lograron quitarle el arma.

El oficial inspector Alejandro Villarreal, de 33 años, ya fue dado de alta y al parecer el balazo del revólver calibre 38 marca Rossi, no le habría fracturado el tobillo, aunque sí le produjo una importante lesión.

Ayer el fiscal Juan Francisco Ramírez Montrull citó a declarar a Milessi, y le imputó el delito de Resistencia y Atentado a la Autoridad, ya que no se trataría de una Tentativa de homicidio, como fue calificado el hecho al principio. Tras esta instancia, se acordó entre el fiscal y la defensora oficial Alejandra Álvarez la medida cautelar de prisión domiciliaria por el plazo de 20 días, que se podría prorrogar por más tiempo en caso de ser necesario.

En los próximos días el fiscal le tomará declaración testimonial a Villarreal y a los demás policías que participaron del procedimiento, para esclarecer las circunstancias y fundar su acusación contra Milessi. A su vez, se cree que habría una evaluación médica que podría establecer que el hombre padece algún problema de salud mental, pero esto no lo eximiría de la responsabilidad en el hecho.

Investigación por apremios
Al mismo tiempo que se investiga el hecho, otro agente fiscal instruye medidas para esclarecer el episodio, ya que los familiares de Ramón Milessi denunciaron supuestos apremios ilegales. Se buscará determinar si las lesiones que sufrió en el rostro fueron producto del forcejeo para detenerlo porque estaba bastante alterado o si fue por un exceso en las facultades policiales.


 

Comentarios