Pais
Jueves 25 de Junio de 2015

Prisión perpetua para cuatro represores en San Nicolás

El Tribunal Oral Federal 1 (TOF1) de Rosario condenó este jueves a prisión perpetua a cuatro militares retirados acusados en la causa “Saint Amant II” por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura, y sentenció a penas de entre 20 y 3 años a ocho ex policías que operaron en las ciudades de San Nicolás, Pergamino y San Pedro.
El veredicto del tribunal, leído por la tarde en San Nicolás, absolvió a uno de los 13 acusados en el juicio oral por el beneficio de la duda, aunque la sentencia será apelada, adelantaron a Télam los querellantes.
El TOF1 de Rosario, integrado por los jueces Otmar Paulucci, Ricardo Vázquez y José María Escobar Cello, condenó a prisión perpetua al teniente general (re) Fernando Manuel Saint Amant, principal acusado en la causa y jefe del Área Militar 132 durante la dictadura, con asiento en San Nicolás y jurisdicción sobre varias localidades del norte de la provincia de Buenos Aires.
La misma pena estableció para el mayor (re) Antonio Bossié; el suboficial mayor Daniel Quintana; y el teniente coronel (re) Norberto Ferrero. 
En tanto, también fueron condenados el ex comisario bonaerense Edgardo Mastandrea a 20 años de prisión; el ex policía Carlos Rocca a 12 años; el el ex oficial principal Roberto Guerrina a 6 años; y el ex comisario Clementino Rojas a 4 años de prisión.
El tribunal sentenció a los ex agentes de la fuerza de seguridad bonaerense Julio Almada, Luis Sinigaglia y Miguel Ángel Lucero a 3 años de prisión; y a Juan Alberto González a 3 años y medio de cárcel común, cuyo cumplimiento se hará efectivo una vez que el fallo esté firme.
Finalmente, los jueces absolvieron al ex policía bonaerense Guillermo Adrover, acusado en el juicio por un caso de privación ilegal de la libertad ocurrido en Pergamino. 
“Las condenas principales fueron las que esperábamos, las referidas a los casos de delitos menores fueron condenas inferiores a las que se pidieron”, dijo a Télam José María Budassi, víctima y testigo en el juicio “Saint Amant II”. 
“Creo que a los fines generales, después de diez años que ha transcurrido este proceso y de 14 meses de juicio oral, lo más importante no solamente es la condena por los delitos sino que es la actitud y el acompañamiento que hemos tenido del conjunto de la sociedad”, valoró el sobreviviente de la dictadura.
También destacó que la lectura de la sentencia fue presenciada por estudiantes secundarios de San Nicolás para que “escuchen este hecho, que es histórico para nosotros, y que con el tiempo sabrán valorar”.
El nieto recuperado Manuel Gonçalvez, que fue testigo y querellante en el juicio “Saint Amant I”, dijo a esta agencia que la sentencia “es la reafirmación de que es sumamente necesario el proceso de justicia que se está viviendo en Argentina”.
“Este es un proceso de justicia que ya lleva varios años, lo que hace es reafirmar en cada sentencia que eso que había quedado tapado por la sombra de la dictadura en base a las desapariciones y el silencio que nos dejaron, hoy ya no se puede tapar”, abundó.
La abogada querellante que representó a la secretaría de Derechos Humanos de Nación en el juicio, Matilde Gatti, dijo que “escuchar a una persona acusada de delitos de lesa humanidad y a un tribunal que le dice que es responsable de, y le nombra los diferentes casos, es un sentimiento de justicia después de tantos años”.
“En San Nicolás había familias que venían batallando hace años por esto, con una instrucción muy dura, así que es un día de justicia y un paso más en la búsqueda de la memoria, la verdad y la justicia”, añadió.
Para María Adela Antokoletz, hermana de un desaparecido y colaboradora de Madres de Plaza de Mayo línea fundadora, las condenas a tres años de prisión para algunos de los policías acusados es escasa.
“Estoy contenta porque ha habido sentencia, y estoy un poco apesadumbrada porque no ha habido la fuerza en el total de las sentencias que uno esperaba”, dijo a esta agencia.
Por su parte, Budassi valoró también que en el veredicto, el TOF1 pidió al ministerio de Defensa, a la Policía Federal y al Ministerio de Seguridad de Buenos Aires que rectifique los legajos de tres víctimas, en lo que aparecen como desertores cuando se trata de secuestrados y desaparecidos.
Fuente: Télam

Comentarios