Pais
Viernes 04 de Diciembre de 2015

Presos cavaron un túnel y escaparon de una comisaría

Ocurrió en la comisaría tercera de William Morris, en el partido de Hurlingham de la provincia de Buenos Aires. 

Buenos Aires.— Una fuga de película se vivió el martes por la noche cuando cinco detenidos lograron escaparse de la comisaría tercera de William Morris, en el partido de Hurlingham. Los presos cavaron un túnel que los sacó del calabozo en el que estaban y los conectó directamente con el patio de la Policía, donde guardan las motos secuestradas. De ahí, una sola pared los separaba de la calle.

Según trascendió, todos los prófugos contaban con un importante prontuario: cuatro de ellos habían caído por robos con armas, y uno por homicidio. Desde el martes a la noche los buscaban por la zona después de que los jueces que tienen sus causas dieran la orden de captura. Pero todavía ninguno había sido recapturado.

Tampoco está claro, todavía, cuánto tiempo estuvieron los detenidos preparando la fuga, ni qué utilizaron para que ni un solo policía haya escuchado un ruido que le despertara sospechas sobre lo que tramaban.

Como consecuencia, cinco policías fueron separados del cargo. Se les inició una auditoría interna para ver qué responsabilidades tuvieron en la fuga. Se trata del jefe distrital de Hurlingham, el comisario de la tercera de William Morris y tres oficiales de servicio que estaban a cargo del cuidado y la vigilancia de los detenidos.

Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense deberá determinar si hubo negligencia por parte del personal. En el caso de que comprueben algún tipo de colaboración, podrían exonerarlos de la fuerza.

Los investigadores creen que cavar el túnel les llevó mucho tiempo, por eso consideran poco probable una acción reducida en horas. No es la primera fuga que se registra en esa comisaría, ya que en junio de 2006 ocurrió un hecho similar: siete presos se escaparon tras realizar un boquete en una de las paredes.

En 2009 se dio otra fuga en Hurlingham, pero esta vez en la comisaría primera, en pleno centro de la ciudad, desde donde se fugaron 12 presos durante la madrugada del 12 de agosto. 
 

Comentarios