Narcotráfico
Miércoles 24 de Agosto de 2016

Presos por causa de narcopolicías en huelga de hambre

Seis internos reclaman ir a juicio. Están procesados por Asociación ilícita para traficar cocaína

Los dos acusados de liderar una banda narco en la costa del río Uruguay y cuatro funcionarios de fuerzas de seguridad sospechados de brindarles protección están presos desde mayo de 2015 y procesados por asociación ilícita. Ayer se comunicaron con UNO para informar que han iniciado una huelga de hambre, y manifestar su descontento con la paralización de la causa, por lo cual reclaman que se resuelva su situación: que se los libere o que se los envíe a juicio para poder defenderse.

Se trata de Mario González y Javier Caire, los dos civiles imputados, Mario Núñez (exjefe de Operaciones de Toxicología de la Policía provincial), Carlos Acosta (de la Gendarmería Nacional), José María Gómez y Sergio Andrés García (de la Policía Federal de Concordia). Están alojados en las unidades penales de Concordia, Gualeguaychú y Paraná.

En mayo de 2015, por orden del Juzgado Federal de Concepción del Uruguay, los detuvieron junto a otros ocho imputados en la causa. Los procesaron por Asociación ilícita para el narcotráfico, y en dos oportunidades la Cámara Federal de Apelaciones de Paraná ordenó profundizar la investigación por falta de pruebas. Sin embargo, todavía están esperando una resolución al respecto.

González estuvo siete años prófugo por otra causa por drogas, y se considera que manejaba buena parte del negocio de la cocaína. Desde que cayó el año pasado todavía no ha sido juzgado por ese hecho tampoco. En las escuchas telefónicas quedaron comprometidos los integrantes de fuerzas de seguridad, pero al parecer las pruebas no serían suficientes para constatar el delito de Asociación ilícita, que por lo general es muy difícil de probar.

Desde ayer iniciaron la protesta en la que decidieron no ingerir alimentos. Anoticiados de la medida, desde el Juzgado Federal a cargo de Pablo Seró se comunicaron para solicitar que depongan la actitud e informarles que tendrán una respuesta pronto, pero hasta anoche la medida continuaba, ya que esperan que la respuesta sea por escrito.


Huelga de hambre.jpeg
Advertencias. Amenazan con coserse la boca en la protesta. 
Advertencias. Amenazan con coserse la boca en la protesta.

Huelga de hambre.jpg
Nota. De Mario González. 
Nota. De Mario González.



"Me siento un rehén de la Justicia Federal"

En una nota presentada al juez federal de Concepción del Uruguay, Pablo Seró, el procesado como jefe de la banda, Mario Roberto González, planteó: "Solicito una pronta resolución de mi situación procesal, y audiencia ante V.S. o su secretario el Dr. Barraza para obtener una respuesta acerca de la demora claramente existente e injustificada en los autos. Este pedido también lo ha solicitado en reiteradas oportunidades la Cámara de Apelaciones. A su vez, el Juez Alonso de dicha Cámara, manifestó en su voto en una resolución de hace más de tres meses, que el juez había agotado ampliamente los plazos de la investigación y tampoco se solicitó, en ese momento, la prórroga pertinente".

En este sentido, insistió en que "no se han respetado los plazos procesales previstos en el C.P.P.N., y, a mi entender, a un año y tres meses de mi detención, hace ya más de nueve meses que debería haber obtenido una resolución, ya sea la elevación a juicio de los autos o el sobreseimiento".

"Debido a todo lo detallado anteriormente -agregó-, me siento un rehén de la Justicia Federal y quisiera hacerle saber que todo esto le produjo a mi familia y sobre todo a mí, daños enormes tanto moral, como psicológico, social y económico, ya que se está violando el artículo 18 de la Constitución Nacional, por considerar que estoy pagando una condena de más de nueve meses sin tener un juicio previo; donde se intenta probar un delito inexistente, haciendo oídos sordos al artículo 19 de la Constitución. Esto se refiere que, en mi opinión, las únicas pruebas de la instrucción, que son las escuchas telefónicas totalmente interpretada al libre entendimiento de este juzgado las cuales hace pensar que se me está penando el pensamiento, como solo Dios puede hacerlo".

Comentarios