Escenario
Martes 14 de Junio de 2016

Presentaron el libro que describe una época

Mis memorias de B.D.I. es una introducción para entender cómo funcionaba una banda punk en Paranà antes de Innternet

Sebastíán Kiki Aquino presentó el libro Mis Memorias en B.D.I , que fue editado por Abrazo Ediciones, el domingo por la noche en la sala 1 del centro cultural La Hendija frente a un interesante marco de público que también disfrutó de algunas canciones de la banda en formato electroacústico.

La publicación es vital para entender cómo funcionaba una banda de punk melódico, del interior del país, antes de Internet.


BDI En La Hendija

El encargo de la presentación oficial fue Maxi Sanguinetti, responsable de Abrazo Ediciones junto a su compañera Fernanda Puglisi. Después de explicar la satisfacción por concretar el trabajo, agradeció el diseño del libro que realizó su hermano, Maio Sanguinetti, y la colaboración de Armando Salzman y Laura Martincich que llevan adelante la Editorial Fundación la Hendija.


Maxi le dejó el micrófono a Kiki que, vestido de impecable negro, explicó que la idea de escribir sus recuerdos surgió justo antes de que llegue su primer hijo, Tobias, hace siete años.

Como dice en la introducción, el grito de "Aguante BDI" que todavía escucha cuando camina por las calles de la ciudad, fue lo que lo impulsó a describir una época fundamental para la escena alternativa en Paraná, el Litoral y el país.


Es una retrospectiva para recordar aquella ciudad, entender las letras y la relación con el skateboarding, una influencia tan importante como Ramones o Bad Religion. El libro continúa a la venta en los canales de Abrazo Ediciones y el escritor también grabó unos discos con canciones y mandó a imprimir algunas remeras también diseñadas para la ocasión.


El que quiera tener una idea de lo que significó ser músico y joven desde 1993 hasta el 2003 tendrá una buena base para comenzar a entender lo que pasó y lo que sucedió después.


Maxi Boyero, después de acompañar con su guitarra el set electroacústico, hizo un aporte clave. Recordó cómo llegaba la música de afuera, cómo se comparaba en Paraná, la posibilidad de adquirir instrumentos, después grabar y luego distribuir ese material.


Algunos datos imposibles de entender para las generaciones que crecieron con Internet y la música a un click de distancia.

Comentarios