Ovacion
Lunes 21 de Marzo de 2016

Premio excesivo para Libertad

Venció a Belgrano por 2 a 1 por la quinta fecha del Federal B. Jonathan Alvez, el arquero concordiense, fue la gran figura en el Nuevo Estadio Mondonguero. 

Edgardo Comar / Ovación
ecomar@uno.com.ar


No lo mereció, pero lo consiguió. Supo aguantar el vendaval que fue su oponente en el arranque. Hizo de su arquero a la gran figura del partido, también tuvo como mérito la eficacia cuando atacó y celebró el rodeo ajeno. Libertad le ganó a Belgrano –hacía 18 partidos que no perdía en su casa– y se transformó en puntero de la Zona 5 después de desarrollarse la quinta fecha. Lucas Rivero y Rodrigo Mosqueira marcaron para el ganador; Maximiliano Osurak descontó del penal para el Blanquiceleste.   

La humedad del campo de juego motivada por las intensas precipitaciones que se registraron antes y durante el cotejo no fueron el impedimento para que de un lado y otro se priorizara un traslado prolijo. Lució mejor el Mondonguero en el arranque y generó algunas chances que lo pusieron cerca del desnivel.

Después del cuarto de hora el elenco de Mario Sánchez logró equilibrar la pulseada de la mitad de la cancha y   emparejar las acciones. 

Igualmente las chances de gol en el periodo inicial siempre le pertenecieron al representante de la Liga Paranaense de Fútbol. 

En el complemento Belgrano salió con determinación en busca de la ventaja. Generó un sin fin de situaciones, pero siempre chocó con la resistencia de Alvez. El cuidapalos del conjunto concordiense agigantó su figura ante un remate cruzado y un frentazo abajo de Leandro Armani. También interpuso su contextura ante cuando en tres oportunidades Osurak intentó sentenciarlo. 

Apenas una arremetida de Martín Múñoz, que Cristian Sánchez mandó lejos, sirvió para interrumpir la seguidilla de posibilidades propicias para romper el cero. 

Pero en una jugada rápida y aislada, Rivero clavó un remate en un ángulo inalcanzable para Vergara que apenas pudo observar el desenlace de la maniobra. La injusta desventaja desordenó al Mondo que igual siguió yendo sobre la valla contraria, pero sin la misma claridad. Veronesse movió el banco de suplentes, sumó volantes y delanteros en busca de llegar a la igualdad que era el premio menor que su equipo merecía. Pero en el afán de ser más punzante, perdió equilibrio y dejó muchos espacios que la visita aprovechó de contra. Después que Osurak desviara un remate de posición inmejorable llegó una réplica que Mosqueira -había reemplazado a Cristian Sánchez– definió con precisión para anotar el 2 a 0. 

Con lo que le quedaba fue Belgrano y encontró el consuelo del descuento en un penal convertido por Osurak. Después no hubo tiempo para más. Solamente para observar el festejo ajeno y lamentar las chances que no supo aprovechar.     

Comentarios