La Provincia
Viernes 15 de Enero de 2016

Precipitada demanda de artículos escolares para evitar próxima suba

Para Navidad y Reyes se vendieron mochilas y cartucheras. Ahora piden hojas, cuadernos y demás útiles. Aún no se ofrecen guardapolvos

Antes de finalizar las clases los docentes suelen darle a los padres la lista con los útiles escolares que los chicos van a necesitar al inicio del próximo ciclo lectivo. Años anteriores, el movimiento comercial comenzaba a incrementarse a finales de enero. Sin embargo, este año se perciben compras precipitadas, incluso desde diciembre. Ese mes, fueron varios los que incluyeron en el regalo navideño alguna mochila nueva o una cartuchera coqueta que resolvía el regalo de Nochebuena y a la vez la necesidad de renovar algún accesorio escolar ya gastado.

Esta situación se repitió en Reyes, y en conjunto, empezó a haber mayor demanda de los demás artículos que los estudiantes precisan para regresar al aula, al menos de lo que es indispensable para asistir a clases los primeros días. Según opinan algunos comerciantes del sector, el apuro de los clientes es para conseguir mejores precios ahora y evitar alguna posible suba más cerca del inicio del ciclo lectivo.

“La gente empezó a comprar algunas cosas en diciembre y ahora se está viendo mucho más movimiento que otros años en esta fecha”, contó a UNO Yanina Ortiz, encargada de una librería de la Peatonal, en Paraná. Asimismo, comentó que los incrementos de precios en el rubro en esta temporada rondan el 20% o el 25% en artículos importados, y el 15% y el 20% en los nacionales. “Los aumentos siempre son menores en lo importado, pero se nota escasez de artículos y no sabemos si cuando se disponga de ellos en el mercado vendrán con nuevas subas”, aclaró.

En torno de los pedidos de las maestras de nivel Inicial, señaló que son los más costosos, porque además de requerir una variedad de cosas para que los niños más pequeños trabajen en las salas, solicitan marcas específicas. Pegamento de colores, papel glacé y corrugado, brillantinas, cartulinas, afiches, goma eva y otros elementos forman parte de lo que los pequeños tienen que llevar para realizar las tareas. “Hay que pensar en gastar unos 500 pesos en promedio en las listas para jardín de infantes. Las marcas es lo que más encarece este tipo de compras”, sostuvo la vendedora.

En este marco señaló que en el caso de los alumnos de escuela Primaria, hay que disponer de unos 300 a 450 pesos para adquirir lo que piden los docentes. Se incluyen generalmente cuadernos, repuestos de hojas, carpetas, biromes y lápices como elementos primordiales. Los que concurren a la Secundaria, en tanto, se pueden arreglar con 150 a 200 pesos para arrancar, ya que no es tanto de que se les solicita en un principio.

El monto del ticket de cada cliente va a depender de las alternativas por las que se opte, ya que la diversidad de marcas disponibles en el mercado y también de las calidad de los productos determina muchas veces el valor de lo que se compra. Por dar un ejemplo, los repuestos de 400 hojas más económicos cuestan 50 pesos. “Son los de las hojas más finitas”, explicó Ortiz, y agregó: “Los más caros, marca Éxito o Rivadavia, rondan los 200 pesos. Los de calidad y precios intermedios, están 110 o 120 pesos; son los que más están llevando ahora. Al inicio de las clases van a optar por los de mayor calidad, como ocurre todos los años”.

En referencia a las biromes y bolígrafos, hay desde los 5 pesos, e incluso con algunos se ofrecen tres unidades por 10 pesos, lo que los abarata aún más. Ortiz comentó: “Además de los clásicos, también están los que tienen tintas especiales, con gel, que muchas veces son los que prefieren los chicos; esos cuestan 15 pesos. Y lo que se usa mucho ahora es el bolígrafo que se puede borrar, porque tiene una tinta especial y posibilita que los alumnos no tengan que usar corrector. Se lo piden mucho sobre todo a los más chicos, que recién empiezan a usar bolígrafos. Hay distintas marcas y van de los 20 a los 40 pesos”.

Los cuadernos más baratos, con tapas flexibles y 24 hojas, están a 6 pesos. Los de más calidad, de 100 hojas, rondan los 50 o 60 pesos. “Esta temporada se pide mucho el cuaderno 19 por 23 centímetros. Es más grande y la mayoría de las escuela primarias empezaron a utilizarlos, además del cuaderno clásico, que generalmente se usa para comunicaciones. Para los chicos es más fácil escribir en estos de mayor tamaño y los de 50 hojas están 40 pesos o 50 pesos, depende la marca, y los de 100 hojas unos 50 o 60 pesos”, comentó la referente del rubro.

Lo más costoso son los zapatos y las mochilas
Entre los artículos escolares que se precisan al inicio de clases, las mochilas y los zapatos son los más costosos. “Las mochilas para el jardín van de los 120 las más comunes a los 400 pesos las que tienen carrito. Las de Primaria arrancan en 200 pesos, y ascienden casi a 1.000 pesos los modelos más grandes con accesorios; vienen hasta con luz, con relieves y otros atractivos”, dijo Yanina Ortiz, encargada de una librería, y agregó: “Se vendieron muchas para Navidad y Reyes y ahora no tanto. Algunos papás dijeron que van a reciclar las del año pasado”.

Los zapatos recién comienzan a verse en las vidrieras internas, junto a las liquidaciones de verano. Según contó Valeria, vendedora de una zapatería tradicional, esta semana los colocarán en un sector reducido en la vidriera que da a la calle y a fin de mes se destinará un sector completo para la exhibición de este tipo de mercadería. No obstante, aseguró que ya hay demanda de calzado para ir a la escuela, sobre todo en el nivel Primario.

Los que aún no están a la venta son los guardapolvos. “Recién a fin de mes llegan”, indicó el encargado de una tienda familiar de la Peatonal, y acotó: “La gente está preguntando para comprar. El año pasado a esta altura del mes ya había, pero este año vienen demorados porque los proveedores no están entregándolos todavía”. Además, dijo desconocer cuál será el precio cuando ingrese la nueva mercadería. En otras de las tiendas consultadas coincidieron que habrá que esperar, al menos, un par de semanas más para saber cuánto habrá que gastar para la vestimenta típica de cada escuela.





 

Comentarios