A Fondo
Jueves 03 de Diciembre de 2015

Precios suben en globos amarillos

Carlos Damonte / De la Redacción de UNO
cdamonte@uno.com.ar


“Las subas de precios se deben a una actitud especulativa y de abuso de las posiciones dominantes en el mercado”, sentenciaron dirigentes de la Asociación de Pequeños y Medianos Empresarios y proponen  “no convalidar” los aumentos. ¿Cómo se hace para no convalidar? Fácil y casi inaplicable a la vez: no comprando. O su variante más cercana: solo accediendo a los alimentos que menos incrementos registren; es decir comer pollo, pescado, cerdo o carne, según sus variaciones de precios. La carta fuerte es del nuevo gobierno que deberá meter mano en el mercado para no desinflar los salarios.

“En la última semana se acentuó la suba de precios en el mercado interno con incrementos promedio de un 25% que afectan, fundamentalmente, a la canasta básica de consumo familiar. Alimentos panificados, pastas frescas y secas, aceites, carnes vacunas y aviares lideran las subas que se vienen produciendo a causa de los aumentos de la harina y el maíz”, indicaron desde la entidad en sintonía con la nota de tapa de UNO de ayer, que informó sobre la trepada de valores en carnicerías, supermercados y almacenes de la provincia.

Para los representantes de los pequeños y medianos comerciantes  la remarcación arrancó “ante la perspectiva favorable a grandes exportadores, de que el próximo gobierno pondrá fin a la regulación del tipo de cambio y levantará gran parte de las retenciones a las exportaciones agropecuarias, sin aplicar medidas regulatorias en el mercado interno”. 

Pero como la escalada es generalizada indican además que las subas en otros alimentos de primeras marcas, como enlatados, conservas y gaseosas, “no encuentran otra explicación que una actitud especulativa y de abuso de las posiciones dominantes en el mercado”. Por si fuera poco denunciaron una abrupta remarcación de frutas y verduras en grandes cadenas de comercialización.

Los empresarios perjudicados casi como los consumidores proponen que “para una transición de gobierno sin sobresaltos debe incluirse la de proteger los intereses del conjunto de los argentinos, con una perspectiva de crecimiento que contemple una mayor inclusión social y mejoras para todos los sectores productivos”. En otras palabras,  entre los incontables asuntos a tratar por las autoridades comandadas por el presidente Mauricio Macri se destaca como lucero en la noche la preservación del nivel de ingreso de la masa de asalariados.
 

Comentarios