La Provincia
Jueves 13 de Agosto de 2015

Preadjudicatarios de un plan habitacional denuncian demoras en el inicio de obras de infraestructura

La ausencia de infraestructura y la falta de habilitación municipal frenaron la construcción del barrio en un terreno comprado en 2010, en calle Lisandro de la Torre. En 2014 se firmó un nuevo convenio pero, a ocho meses, los trabajos no empezaron. Son 172 las familias perjudicadas.

En 2010 emprendieron el sueño de la casa propia. A cinco años, ni siquiera ven los cimientos. Se trata de 172 familias que compraron a Muvicer (Mutual Vivienda y Crédito de Entre Ríos) terrenos en calle Lisandro de la Torre, entre avenida Zanni y Garrigó (Paraná). Por falta de infraestructura se frenó la construcción del grupo habitacional.
La firma de un convenio en diciembre de 2014 reavivó la esperanza, pero ya pasaron ocho meses y el loteo continúa intacto, sin ningún tipo de servicios.

El proyecto inicial
El convenio que firmaron los preadjudicatarios, allá por 2010, indicaba que la financiación, licitación y ejecución de las obras iban a estar a cargo del IAPV (Instituto Autárquico de Planeamiento y Vivienda de Entre Ríos).
Sucedió que, ante la falta de infraestructura y de aprobación municipal, el organismo provincial anuló el proyecto y, desde ese momento, los preadjudicatarios comenzaron un interminable peregrinaje por distintas oficinas en la búsqueda, infructuosa, de una solución que reavive el proyecto.
La incertidumbre y la desesperación parecieron llegar a su fin en diciembre de 2014, cuando Pedro Comas, presidente de Muvicer, anunció públicamente la firma de un convenio con el IAPV para el inicio de las obras del plan de 172 viviendas. El mismo tenía un plan de ejecución de once meses, pero ya pasaron ocho meses de la firma del convenio, las obras siguen sin ejecutarse y las familias continúan viendo un terreno baldío, mientras sus hijos crecen sin un techo propio, los alquileres suben y las situaciones particulares apremian a unos más que otros. Confiaron y hoy sienten que se equivocaron.

El que espera desespera
Para entender la situación real de los vecinos de Paraná es necesario hacer un recorrido de lo sucedido a lo largo de estos cinco años.
A partir de diciembre de 2010 Muvicer comenzó a brindar a sus asociados planes de vivienda, les ofrecían un terreno ubicado en calle Lisandro de la Torre cuya superficie total era de casi ocho hectáreas. El valor total del terreno rondó de entre 40 y 55 mil pesos, de acuerdo al plan de financiación elegido.

Las obras iban a estar a cargo del IAPV, por lo que en agosto de 2010 se firmó el convenio (Resolución IAPV Nº 2188/2010). Ese mismo año el Instituto resolvió darlo de baja porque no cumplía con obras de infraestructuras y tampoco contaba con la aprobación municipal. “Esto nunca fue informado a los preadjudicatarios”, aseguró a UNO Adrián Salvador, uno de los damnificados.
Como solución la Mutual propuso a los asociados inscribirse en el Procrear, pero a pesar del esfuerzo, las carpetas no fueron aceptadas porque el terreno no contaban con la infraestructura básica.
En diciembre de 2014 Comas anunció la firma de un convenio con IAPV para el inicio de las obras requeridas. El acuerdo establece que el Instituto y la Secretaría de Servicios Públicos de Entre Ríos se harán cargo de los trabajos de infraestructura y de nexo en el predio ubicado en Lisandro De La Torre 1.357 de Paraná, a la altura de avenida de Las Américas 5.500.
Pasaron ocho meses de la firma del convenio y no se inició ninguna obra, ni desagües pluviales, ni conexiones de agua potable, cloacas ni electricidad. Como desde hace cinco años, los 172 adjudicatarios continúan viendo un loteo vacío, en medio de una gran incertidumbre y sin poder cumplir el sueño de la casa propia.
 

Comentarios