La Provincia
Domingo 21 de Junio de 2015

Por un amparo, Selva será intervenida en Córdoba

Un largo calvario. Tuvo un accidente de tránsito y pasó dos años de su vida internada. Fue derivada a un nosocomio mediterráneo. Se le colocará un tutor externo y un injerto óseo

Un amparo judicial que tramita ante en el Juzgado de Transición Nº 1 de Paraná, a cargo de Mauricio Mayer, contribuyó a la firma de un convenio para que María Selva Cabral pueda ser intervenida en la provincia de Córdoba. La chica oriunda de Villa Clara, en el Departamento Villaguay, sufrió un terrible accidente de tránsito que obligó primero a su internación en el hospital Santa Rosa y luego derivada al hospital San Martín de Paraná. El 25 de mayo de 2013 Selva había sido atropellada por un automóvil, cuyo conductor la dejó abandonada en la calle y como resultado del fuerte impacto sufrió una fractura expuesta de fémur. En el nosocomio paranaense estuvo internada prácticamente dos años -en ese lapso regresó al centro médico de Villaguay-, con el agravante de que no se le brindó un tratamiento adecuado para “la reparación anatómica y funcional de su pierna izquierda”, según detalla en uno de sus párrafos la acción judicial promovida por el abogado Gerardo Ormaechea. Después la prolongada espera, la paciente será intervenida el 24 de junio en el hospital Tránsito Cáceres de Allende, en Córdoba, donde se le practicará un injerto óseo y fijación ortopédica con un tutor externo. “Desde el año pasado estaba prescripta una derivación y como lugares alternativos hablaban del hospital Británico, Italiano, Red El Cruce de Florencio Varela. Finalmente en las audiencias surgió la posibilidad de derivarla al hospital cordobés. Es un nosocomio importante y tiene banco de prótesis e injertos óseos”, afirmó a UNO Ormaechea. Acerca de la falta de respuestas y de cumplimiento del tratamiento requerido por parte de las autoridades del San Martín, el asesor letrado evaluó: “Le habían prescripto un tutor externo y le colocaron otro; me falta hablar a un traumatólogo para saber si eso fue dañino. Culpa de ese tutor es que se pierde parte del hueso, incluso la manipulan mal cuando la mandan a la casa con ese tutor: la agarran del material para moverla y la vuelven a quebrar, después de eso no se recuperó más”.

De nuevo en Paraná, la muchacha volvió a su cama en el San Martín, en una eterna espera caracterizada por la falta de decisiones que ayudaran a revertir su delicado cuadro de salud. “El hospital no tiene personería jurídica, entonces se actuó contra el gobierno entrerriano”, consignó Ormaechea. Como resultado de la demanda y la firma del posterior convenio, la Justicia entrerriana convocó a sendas audiencias al director del hospital San Martín,  Eduardo Elías, y el Jefe de Traumatología,  Lino Sapetti. En el fundamento del amparo se argumentó que “los funcionarios del Estado provincial están incumpliendo con su deber elemental estipulado en el artículo 19 de la Constitución Provincial”, donde se reconoce a la salud como un derecho humano fundamental.

Necesita ayuda para recuperarse

Después de la intervención en su pierna izquierda, María regresará a Paraná junto a su mamá, quien la acompaña en Córdoba durante este difícil momento. Pero este pequeño paso en su recuperación, es uno más de una nueva etapa que se inicia en su vida. Según explicó el abogado Ormaechea, a María le llevará un año el proceso de rehabilitación, ya que su cuerpo tendrá que asimilar el injerto y que el mismo se consolide. “La colocación del tutor tiene sus riesgos, porque se trata de alambres que desde afuera se introducen hasta el hueso”, explicó el profesional. Será un nuevo desafío para la chica de 25 años que tiene seis hermanos, quienes se encuentran al cuidado de una persona allegada a la familia.

Solidaridad

La próxima fase de la rehabilitación implicará que María y su madre tengan que instalarse en una vivienda cercana al hospital San Martín, con el objetivo de realizar controles periódicos. Debido a su situación de vulnerabilidad y sin ingresos económicos, la joven se encuentra impedida de poder alquilar una casa, por lo que la familia realiza un pedido solidario a la comunidad para que puedan colaborar con su situación personal. “No quieren que esté hospitalizada, primero por el riesgo hospitalario y segundo porque es un crimen que tenga que volver a una habitación de un hospital. La idea es que esté cerca del hospital, en una casa y eso es lo que tenemos que tratar de conseguir para esta etapa”, remarcó Ormaechea.

Los interesados en colaborar con esta cruzada y que la joven pueda  radicarse en una vivienda digna, pueden comunicarse con los siguientes números telefónicos: (345 5) 527549 o al (345 5) 527748.

 

Comentarios