Tecnología
Viernes 30 de Diciembre de 2016

Por qué los famosos vuelven a usar los viejos teléfonos celulares con tapa

La idea es ejercer el control sobre el teléfono móvil y desconectar de las pantallas durante algunas horas.

El ejercicio es sentarse en un lugar de espera o en un transporte y observar que la mayoría de la gente lo que hace es mirar las pantallas de sus teléfonos.
Esa conexión permanente es cuestionada, entre otras cosas, por ser invasiva, esclavizante y adictiva.
Es por eso que algunos ejecutivos de Nueva York, como los magnates de los negocios Warren Buffett y Stephen Schwarzman, han decidido que su única conexión con el mundo sea un viejo teléfono plegable o con tapa que usa sólo para llamadas y mensajes de texto.
"Me preocupa que pueda 'quemarme'", dijo uno de los jóvenes gerentes que se ha sumado a la tendencia. "Me paso 13 o 14 horas al día frente a una pantalla. Eso es suficiente. No tienen que ser 17 horas".
Según publica BBC, la profesora de psicología Holly Parker, de la Universidad de Harvard, cree que el uso de los teléfonos plegables podría ayudar a la gente a definir la línea entre el trabajo y el hogar.
"La gente no tiene por qué elegir entre trabajar también en casa o no hacerlo" dice, sugiriendo que las empresas se benefician de una mayor productividad si permiten que los empleados tengan tiempo para recuperarse del trabajo.
"El aumento en el uso de los teléfonos plegables es una reacción a la sensación de que uno está subordinado a los teléfonos inteligentes. La adopción de un teléfono plegable es una declaración audaz de que uno tiene el control", opina el abogado y especialista en ética de la tecnología David Ryan Polgar.
Sin embargo, cree que hay mejores maneras de mostrar que uno ha logrado el control sobre la tecnología. Simplemente no tener el teléfono inteligente cerca todo el tiempo.
"Tanto una persona conocedora de la tecnología que usa un teléfono plegable como una persona que elige conscientemente no tener un teléfono inteligente proyectan poder y libertad", considera.

Comentarios