Ovacion
Martes 21 de Abril de 2015

Por la obra de Tomás, los Spinelli están felices

El volante fue la figura  de Patronato, el sábado, ante Ferro. Ayer Ovación juntó a su familia, que comparte la alegría.

Edgardo Comar / ecomarr@uno.com.ar

Tras el pitazo final de Juan Pablo Pompei que consumaba la victoria de Patronato sobre Ferro por 1 a 0 se armó un minifestejo en la mitad de la cancha. En la retirada a los vestuarios, Tomás Spinelli, que fue la figura del partido, elevó la mirada hacia la parte más alta del estadio Arquitecto Etcheverri, donde se encontraban los integrantes del protocolo de Patronato, apretó fuerte los puños y lanzó al aire una especie de “Vamos carajo”. La respuesta no se hizo esperar y vino de parte de su padre, hermano y otros familiares que desbordados por la alegría, con sonrisas de oreja a oreja y alguna lágrima recorriendo una mejilla, levantaron las manos al cielo a modo de retribución. “Es mi obligación compartir este momento con mis familiares. Ellos fueron los que me bancaron cuando las cosas no se daban como esperaba”, aseguró el joven volante tras el éxito de Patringa contra el Verdolaga. Ayer Ovación reunió a los Spinelli en la intimidad de su hogar donde todos demostraron la felicidad por el momento “del nene”.

El triunfo alcanzado y que se venía postergando fuera del Grella, marcó el inicio de la charla con el mediocampista: “Después de hacer un mal primer tiempo nos convencimos que podíamos. Por ser local Ferro salió a pasarnos por arriba y en algunos momentos lo consiguió. Lo importante es que pudimos sobrepasar los malos momentos y en el segundo tiempo nos convencimos de que podíamos. Por encima del triunfo de Patronato lo importante es que se demostró que somos un equipo duro, que cuando presiona obliga al rival a equivocarse y lo priva de tener chances claras, como ocurrió en el segundo tiempo con Ferro”, afirmó.

Sobre las razones que motivaron una notable mejoría entre el Patrón del período inicial y el del segundo, expresó: “En el segundo tiempo salimos a jugar con mayor intensidad física y estuvimos mejor con la pelota. En el entretiempo, Iván -por Delfino- fue muy sincero y nos marcó claramente los errores que cometimos. Eso hizo que cambiáramos la mentalidad para el resto del partido”.

Lejos de marearse por una actuación más que convincente, el juvenil no consideró ser el valor destacado del partido:  “Noooo, para nada creo que haya sido la figura con Ferro. En algunas situaciones me apuré al pasar la pelota y me equivoqué. Debo seguir trabajando para mejorar. El técnico y los compañeros te dan mucha confianza y eso facilita mucho las cosas dentro de la cancha”, sostuvo.

Mucho le costó al Tomy llegar a ser titular, mantenerse será lo difícil. Al respecto, en una muestra de madurez a pesar de su corta edad, manifestó: “Particularmente cumplo una función dentro de la cancha que pienso que puede dar mejores resultados cuando Patronato juega de visitante. Fuera del Grella puedo aportar mucha marca y presión; de local se necesita mayor juego y tenencia de pelota. Iván Delfino me conoce y por eso me dio la oportunidad ante Ferro”.

De la imagen del final, donde compartió la alegría del triunfo con sus seres queridos, comentó: “Estaban mi papá, mi hermano, también mis padrinos. Este buen momento se lo debo a mis familiares, que fueron los que me bancaron cuando las cosas no se daban como lo esperaba; eran momentos duros. Es mi obligación compartir la alegría con ellos”.

Vuelta. Después de descansar domingo y lunes, el plantel de Patronato retomará hoy los entrenamientos pensando en el desafío inmediato de recibir a Villa Dálmine. Los futbolistas desarrollarán hoy un trabajo en doble turno en La Capillita. Por la mañana, los futbolistas están citados a las 9; en tanto que por la tarde la convocatoria es a partir de las 16.30.  

El encuentro enmarcado en la 12ª fecha del Torneo de la Primera B Nacional, se anuncia de parte de la dirigencia Rojinegra para el domingo a las 19.   En la presente jornada se conocerá el nombre del árbitro que impartirá justicia.

El fútbol: un tema obligado 

La realidad cotidiana lleva a que muchos sean los temas sobre los cuales se pueda hablar en la mesa o en la intimidad del hogar. Para los Spinelli el fútbol tiene prioridad por encima de cualquiera. No solamente por el hecho de que Tomás sea jugador y esté pasando un muy buen momento en la Primera División de Patronato, sino porque la tradición futbolera de la familia viene desde hace un tiempo.

Durante un largo período, José Spinelli fue dirigente y llegó a presidir la Liga Concordiense de Fútbol. En Patronato cumplió distintas funciones en varias comisiones directivas. Nacho, es parte del plantel liguista de Patrón.

En tanto que el Melli compite en una de las ligas independientes de la capital entrerriana.  

 

Comentarios