La Provincia
Jueves 21 de Julio de 2016

Por la falta de oferta salarial corre riesgo el inicio de las clases en la provincia

Sin una propuesta concreta, se abre un interrogante sobre se si se reanudarán o no las clases el lunes 25

En la audiencia convocada por el gobierno provincial para atender la petición de los gremios docentes sobre de la necesidad de obtener una recomposición salarial para el segundo semestre, se resolvió que el Estado recién hará un ofrecimiento después de finalizada la discusión paritaria con los gremios de ATE y UPCN.

Así lo anunció en Casa Gris el ministro de Gobierno, Mauro Urribarri, quien al hacer uso de la palabra reconoció el proceso inflacionario y el deterioro del salario de los trabajadores, a la vez que remarcó la compleja situación financiera de la Provincia. En ese escenario, expresó que el gobernador tiene voluntad de hacer un esfuerzo, mantener el diálogo abierto y dar respuestas a las demandas.
A pocas horas de un nuevo congreso provincial extraordinario la dirigencia de Agmer escuchó la propuesta de la patronal, pero sin dar pistas de lo que se podría resolver con los dirigentes de base mañana en La Picada.

Situación financiera de la Provincia
En un comunicado donde se informó el resultado de la reunión, Agmer divulgó algunos aspectos de los números del Estado provincial, dados a conocer por el ministro de Economía, Hugo Ballay. "Expresó que han tenido un 60% de aumento de gastos en el primer semestre y los ingresos aumentaron un 26%, por lo cual se ha incrementado el déficit, a la vez que han disminuido los recursos coparticipables que provee la Nación", se precisó.

El gremio también reveló que el gobierno planteó dificultades para hacerle frente a una nueva erogación en materia de haberes. "El titular de la cartera afirmó que el nuevo acuerdo por la recuperación de coparticipación se recibirá en cuotas progresivas y no alcanza a igualar lo que pierde la Provincia en cuanto a la modificación del esquema tributario en relación a la quita de retenciones. Para revertir la situación fiscal se indicó que se está trabajando en la obtención de fondos de la Nación para paliar el déficit de la Caja de Jubilaciones y con la toma de préstamos internacionales, que el gobierno nacional ha autorizado a realizar".

A su turno, los paritarios de Agmer dijeron que se valoraba la convocatoria, pero se esperaba que la misma se hubiera realizado antes. Así las cosas, la conducción del sindicato elevó otras demandas, aunque adelantaron que todo quedará supeditado a lo que resuelvan los dirigentes de base en el Congreso Provincial que se realizará mañana en La Picada.

"Todo peligra en función de las respuestas que hoy -por ayer- quisimos tener y no tuvimos. Buscábamos una respuesta concreta, esperaremos que los compañeros decidan si es o no válida esta convocatoria para la próxima semana. Será cuestión de análisis y tomar definiciones de los elementos que llevamos a los compañeros", dijo tras la reunión el secretario general de Agmer, Fabián Peccin.

"No hubo pedido formal de porcentaje, sí un pedido de la cuestión inflacionaria. Quedamos detrás de lo que hemos podido recuperar. Se perdió el poder adquisitivo con esta brutal transferencia de recursos desde el Estado hacia otros sectores que no son los trabajadores. No queremos pagar el ajuste. Reivindicamos que en la provincia no hubo despidos, pedimos la continuidad de programas nacionales", subrayó el dirigente en declaraciones a la prensa.

Para Peccin la falta de una oferta formal plantea una contradicción ya que el Congreso Provincial debe evaluar una propuesta y decidir si se realiza o no una medida de fuerza.


El compromiso del gobierno
"Hay un acuerdo paritario vigente que estamos cumpliendo. Reconocemos el deterioro del salario por el fenómeno inflacionario, estamos dispuestos a realizar los máximos esfuerzos para atender esa demanda atento a la crítica situación financiera de la Provincia. Del mismo modo que esperamos el normal inicio de las clases este lunes", dijo el ministro de Gobierno, Mauro Urribarri, tras recibir a los gremios docentes.

Durante el encuentro se hizo notar que con los haberes de julio los docentes estarán cobrando la segunda etapa de incremento acordado con el gobierno en paritarias, que sumado al anterior representa un 37% respecto de los haberes de febrero, incluyendo el Fondo de Incentivo Docente. El salario inicial de bolsillo será a partir de julio de 9.329 pesos que cobrarán alrededor de 1.000 docentes sobre un total de casi 46.000 en toda la provincia.

El titular de la cartera señaló: "Hay un reconocimiento explícito por parte del gobierno del deterioro salarial producido por el fenómeno inflacionario, que como todos sabemos se aceleró bruscamente para toda la población; la decisión del gobernador Gustavo Bordet es realizar el mayor esfuerzo posible para acordar con los gremios en el marco del diálogo".

En tanto sobre la posibilidad de poner números a una eventual oferta del gobierno aclaró: "Nosotros entendemos la posición de los representantes gremiales ya que somos conscientes de la pérdida de poder adquisitivo en función de los aumentos generalizados , pero junto a las autoridades, debemos hacer un ensayo o simulación del impacto que un nuevo incremento provocaría en las cuentas provinciales".

Comentarios