Inflación
Jueves 14 de Julio de 2016

Por la crisis, la liquidación viene con rebajas de hasta un 50%

Las ventas vienen en caída desde hace seis meses . Comerciantes resignan rentabilidad para poder salvar una temporada adversa.

La liquidación de temporada no solo llegó temprano a Paraná este año, sino que además arribó con importantes descuentos, que en algunos casos llegan al 50%.

Resignados a perder aún más rentabilidad, los propietarios de los locales admiten que liquidan mercaderías incluso a mitad de precio para poder lograr un repunte y salvar la temporada, en un año adverso para el sector. La explicación es lógica si se considera que en Paraná, más de 20 locales cerraron sus puertas definitivamente por no poder sostener las pérdidas económicas provocadas por la retracción en las ventas, y algo similar ocurre en otras ciudades de la provincia.

Las ventas con descuentos alcanzan a todas las prendas de la temporada otoño-invierno en la mayoría de los comercios. Las rebajas oscilan entre un 15% y un 50% y admiten todos los medios de pago, aunque los clientes pueden obtener mayores beneficios si abonan con dinero en efectivo.

Basta caminar por la Peatonal de la capital provincial o por las cuadras circundantes, por ejemplo, para encontrar prendas de abrigo a valores reducidos, aún cuando el Servicio Meteorológico Nacional anuncia que las bajas temperaturas van a persistir un tiempo más e, incluso, que se avecina una ola polar en los próximos días.

La idea es poder movilizar el stock y lograr mayor liquidez, aprovechando que mucha gente ya percibió su medio aguinaldo y lo vuelca al consumo si encuentra precios oportunos. Los vendedores admiten la situación, sin reservas, incluso ante los clientes que preguntan por qué la liquidación se adelantó: "Es que se vendió muy poco estos meses", confirma la mayoría.

Diego Brizuela está a cargo de un negocio que ofrece prendas para hombres y puede comparar la situación actual con la de años anteriores, ya que hace mucho que él y su familia están en el rubro. En referencia a la retracción en el consumo, opinó: "En comparación con otros años, sufrimos esta situación y tratamos de atenuarla con promociones todo el tiempo. Hemos lanzado varias con tarjetas de crédito y descuentos en la compra de la segunda prenda, ya que es notoria la desaceleración en las ventas". En este marco, señaló: "Lo que sucede en el caso de la ropa es que no es un artículo de primera necesidad. La gente hoy en día prioriza las compras en el supermercado o echar nafta, que es algo que ha subido tremendamente, o pagar los servicios. Tal vez comprarse ropa está en un quinto plano".

En la vidriera de su local se anuncian liquidaciones de hasta un 50%. "Es para prendas de otoño-invierno y los descuentos van del 20% hasta el 50%. Es una forma de motivar un poco más las ventas, que vienen cayendo en los últimos meses", dijo, y explicó: "Nos pareció acertado que todas las prendas tengan rebajas. El porcentaje depende de lo que lleven y del medio de pago. El 50% es en determinados artículos y se aplica pagando al contado, pero con tarjetas de crédito también hay importantes descuentos en todas las marcas".

Asimismo, recordó que está vigente el plan Ahora 12 de jueves a domingos, donde las compras se pueden financiar en 12 cuotas sin interés: "Además de esta posibilidad, en este local tenemos un beneficio exclusivo con el plan: le regalamos al cliente un voucher por el 15% del valor de la compra que hizo, para utilizar la próxima vez que venga. Por ejemplo, si llevó mercadería por 4.000 pesos, les regalamos 600 pesos para su próxima compra".

Brizuela señaló que a su vez ya lanzaron una promoción para los egresados: "Si compran un ambo y una camisa, en el ambo tienen un 30% de descuento, en la camisa un 50%, y se llevan la corbata de regalo".



Resultados

Mónica es la encargada de un local de ropa para mujeres que también ofrece descuento de hasta un 50%. "Es para prendas discontinuas o del invierno pasado, pero en las prendas más pesadas, como los tapados, tienen también un descuento de entre un 20% y un 40%. Y hay muchas promociones con tarjetas", dijo, y aclaró: "Liquidar en plena temporada es una estrategia que cada comerciante tiene que ir incorporando para poder seguir vendiendo. Para nosotros fue un año muy duro. La ventaja es que hizo frío desde que empezó el otoño y la gente tuvo necesidad de salir a comprar, sino hubiese sido peor todavía".

En tanto Daniel Luna, propietario de una tienda céntrica que optó por las promociones 2x1, sostuvo que las liquidaciones llegaron antes de tiempo para lograr un mayor movimiento comercial, expresó: "El mercado estaba un poco parado y las promociones y descuentos están dando resultado. Creo que la gente estaba esperando ya las liquidaciones".

En coincidencia con sus pares, concluyó: "Para nosotros es un año duro. Hay muchos comerciantes que han cerrado sus puertas y los demás estamos haciendo lo imposible para mantener abierto. Para poder vender recurrimos a los acuerdos con los bancos, tenemos un poco de ayuda de la marca que vendemos para que podamos vender a precios promocionales, lanzamos promociones propias en el local y campañas en las redes sociales; implementamos un montón de estrategias que nos permitan subsistir".



El aguinaldo logró movilizar mayores ventas

Daniel Luna sostuvo que mucha gente aprovechó el cobro del medio aguinaldo para comprar a precios razonables, consiguiendo importantes descuentos por pago al contado. "En un mes y medio arrancará la nueva temporada y hasta entonces vamos a seguir con la promoción de 2x1 y venderemos a precios accesibles las prendas nuevas de primavera para que puedan adquirir mercadería antes y así nos ayudamos entre todos", afirmó.

Diego Brizuela concordó con que las liquidaciones en un mes donde muchos cobraron el medio aguinaldo fue un aliciente para que las ventas tuvieran un repunte y señaló: "La gente se fija si le conviene más comprar en efectivo o tarjeta, de acuerdo a las promociones, ya que busca mejores precios". En tanto, Mónica sostuvo que esta variable generó que los clientes optaran por comprar más utilizando efectivo.

Sin embargo, Fabricio Ludi, encargado de una zapatería que liquida artículos con rebajas de entre un 20% y un 40%, opinó que los descuentos le sirvieron para mantener las ventas con respecto al año pasado y que no cayeran más todavía. Al respecto, comentó: "Vendemos mucho financiado, con tarjetas y crédito de la casa. Este año se sintió el cimbronazo por la crisis y estamos todo el tiempo buscando alternativas para que no nos afecte más todavía. Para lograr mayor movimiento incorporamos ventas con financiación propia con la posibilidad de empezar a pagar el mes siguiente. Es decir que si compran hoy empiezan a pagar en septiembre y con un plan de hasta cinco cuotas sin interés".

Comentarios