Accidente vial
Lunes 05 de Septiembre de 2016

Por la bajante dragarán el río para garantizar el suministro de agua

Informaron que mañana iniciarán los trabajos frente a la Toma Nueva de Paraná. Peligran algunos balnearios para el verano

El río Paraná a la altura de la capital provincial se ubicó ayer en los 3,15 metros. El descenso es pronunciado si bien estuvo mucho más bajo la semana pasada. Esto provoca inconvenientes en la captación de agua cruda y desde la Municipalidad informaron que mañana comenzarán a dragar el río frente a la Toma para garantizar el suministro en gran parte de la capital provincial. Este escenario pone en riesgo además la habilitación de los balnearios durante el verano, sobre todo en el Thompson.

Primero fue la creciente, una histórica que afectó a las ciudades costeras desde el final de 2015 hasta los primeros meses de este año. Ahora es al revés: el fenómeno de El Niño que trajo humedad y grandes precipitaciones, comenzó a retroceder y a darle lugar a La Niña, fenómeno inverso; aún están en debate las características de su alcance.

Como sea, la bajante es tan pronunciada que provocó uno de los inconvenientes que se repiten en Paraná cada vez que esto sucede: la altura del río puso en riesgo una de las bombas de agua de la Toma. Es la que lleva el suministro hasta la planta de calle Ramírez, y la que ya provocó, en más de una ocasión, que parte de la ciudad se quede sin suministro durante un tiempo. La retracción del río perjudica la captación de agua cruda para ser potabilizada. El desnivel que genera el descenso de las aguas aisló a uno de estos equipos.

Frente a esto, el coordinador del Centro de Servicios Ciudadanos del municipio, Roberto Sabbioni, confirmó a UNO: "El martes (por mañana) estaría empezando a funcionar la draga". Durante la semana llegaron a la capital provincial todas las cañerías que se necesitan.

"La draga es de la Provincia y está en Diamante", contó Sabbioni, y agregó: "Esta reúne más condiciones porque rompe la tierra y es apropiada para lo que necesitamos. La Provincia estuvo muy bien porque esta draga iba para otro lado. El intendente Varisco se puso en contacto con el gobernador Bordet y los demás funcionarios. Cuando vieron que nosotros la necesitábamos, se pusieron a disposición".

La arena o el barro que la bomba trague puede romperse y es la que garantiza el agua al 20% de la población de la capital provincial. Así de delicada es la situación.


***
Contaminación


Por otro lado, la bajante ya ha generado problemas para el futuro de las playas de Paraná. La más complicada es la del Thompson.

"No vamos a poner en riesgo la salud. La salida del arroyo Las Viejas hace que sea casi imposible habilitar esta playa como balneario". El río está bajo, pero es la basura que se tira en los arroyos el principal problema.

Sabbioni contó que con una sola lluvia de pocos milímetros la basura del arroyo Las Viejas sale al río desde la boca y que los conductos que la desvían están tapados. Explicó que esta situación se suma a las la bajante del río donde hay poca correntada y lleva todo para la playa. "Va a ser muy difícil habilitarlo. Buscaremos alternativas", dijo.

Si bien ahora el río está un poco más alto que la semana pasada, en el balneario Municipal se está próximo al canal y el barro también perjudica. "Es difícil llegar a limpiarlo hasta el borde, pero acá hay más posibilidades y de alguna manera se habilitará. A la playa de Bajada Grande la vamos a agrandar para que sea una verdadera alternativa. Después están los piletones de la Toma. El único balneario que hoy que está en un verdadero problema es el Thompson", remató.


***
Números

- 3,15 es la altura del río Paraná de ayer, en la capital provincial, según registro de Prefectura Naval Argentina. El 22 de agosto llegó a su punto más bajo del período con 2,62 metros. Un registro similar se observó recién el 11 de octubre de 2015 con 2,38 metros.

- 20% es el porcentaje aproximado de la población que depende de la bomba de agua que está en riesgo en la Toma.

Comentarios