Ovacion
Sábado 05 de Diciembre de 2015

Por el bien de todos

Andrés Martino/ De la Redacción de UNO
amartino@uno.com.ar

Fue una semana muy especial, intensa y cargada de ilusión y nerviosismo. Se habló como siempre de política y lo que se viene para el país, de las Fiestas que están al caer, del aumento de los precios en los alimentos, pero hubo un tema que se robó toda la atención por lejos: Patronato.
En el taxi, en la despensa de la esquina, en la peatonal San Martín, en el trabajo, donde sea la pregunta fue una sola: ¿Asciende Patronato a Primera División? Difícil saberlo. Esto es fútbol y todo puede pasar. No hay una respuesta exacta de lo que puede suceder este domingo en el Grella cuando desde las 19.15 comience la acción. Pero, ojalá que se dé, porque si se da le hará muy bien a la provincia y a Paraná fundamentalmente. Que un equipo juegue en la elite no solo es eso. Va más allá.

Si el Rojinegro logra torcer el 3-1 de la ida ante Santamarina de Tandil nos beneficiamos todos y me incluyo. Y cuando digo todos crean que es así, todos.
Los primeros en saborear las mieles de este crecimiento serán los jugadores, el cuerpo técnico y la entidad que se nutre de los dirigentes y socios. En Primera “A” el dinero que ingresa es otro, los rivales tienen otra jerarquía y si llegan a volver los visitantes, el marco crece inevitablemente. Y con ese marco se beneficia el que vende los choris en la cancha, el kiosquero, los remiseros y taxistas, los hoteles, los restaurantes. En fin, nos beneficiamos todos porque todos pasamos a ser de Primera.
Por eso, este domingo hay que reventar el Presbítero Bartolomé Grella porque los futbolistas necesitan del aliento, necesitan dar vuelta la llave para escribir la página más dorada de la historia del club. En algún momento hay que borrar el 78. No de la memoria, pero sí de los libros. Paraná pide a gritos que un equipo juegue con Boca Juniors, River Plate, San Lorenzo de Almagro, Independiente y Racing de Avellaneda, por nombrar algunos, y el único que está en condiciones de hacerlo es Patronato. Por infraestructura, por gente y por historia. Además porque se lo merece. A no olvidar, si el Santo sube, nos beneficiamos todos. Ojalá así sea. Por lo menos, ese es mi deseo.

Comentarios