La Provincia
Miércoles 14 de Enero de 2015

Por el aguacero, Viale tuvo un acceso cortado

Fue por el desborde del arroyo Teodoro Ríos. Ayer llovió más de 100 milímetros. No hubo evacuados ni heridos

La ciudad de Viale, en el Departamento Paraná, amaneció con la avenida Presidente Perón, su principal vía de acceso por la ruta 18, cortada producto de un aguacero que en pocas horas hizo desbordar el arroyo Tedoro Ríos.


La rápida acumulación de agua superó el nivel del puente y cubrió la cinta asfáltica. Como la lluvia no daba tregua a las 13 se tuvo que interrumpir el tránsito de vehículos bajos y solo se permitió la circulación de rodados de gran porte.


En el lugar trabajó personal de la Guardia Urbana Municipal, que dispuso un operativo de prevención, logrando liberar el paso alrededor de las 15.30. “La situación está controlada y no hay evacuados. Estas lluvias han sido inusuales, y entre el viernes y ayer llovió cerca de 350 milímetros. Hoy -por ayer- se registraron 100 milímetros de precipitaciones”, confirmó a UNO el intendente de Viale, Estelio Urchueguía.

 

 

Arroyos que complican


Son dos las corrientes naturales de agua que circundan el casco urbano de la localidad. Al oeste se ubica el Teodoro Ríos, una estructura que según el intendente Urchueguía tiene fecha de vencimiento. “Tendríamos que pensar en un puente más elevado: Viale es un embudo”, subrayó.


Otro de los arroyos es el Taralo, emplazado en el sur vialense, que ayer no causó mayores inconvenientes. Esto se debe a que “se hizo una importante obra de canalización. Entonces los vecinos de Alto Verde, el barrio aledaño a su cauce, no padecieron los efectos del clima”.

 

 

Despiste en Crespo


En la Capital de la avicultura también se sintió el efecto de la copiosa lluvia. Desde el mediodía de ayer el nivel de precipitaciones se ubicó en  50 milímetros, aunque según información proporcionado por Bomberos Voluntarios no se tuvieron pedidos de asistencia. Sin embargo, una fuente de esa dotación informó que durante la madrugada del martes se  produjo un despiste en la ruta 131, en dirección a Libertador General San Martín. El accidente se produjo en un sector de la ruta con agua sobre el asfalto. En tanto, en María Grande las precipitaciones comenzaron a las 5 del martes, y se mantuvieron constantes durante toda la jornada. De acuerdo a estimaciones de Bomberos Voluntarios “el nivel de lluvia alcanzó los 60 milímetros, pero no hubo mayores problemas. Fue bastante intensa al principio, después en mangas, con menor fuerza. Pero no hubo que atender emergencias”.

 

Una de las consecuencias menores que tuvo el aguacero fueron cortes de luz aislados en algunos sectores. Pero según las autoridades sin graves problemas.

Comentarios