Pais
Jueves 12 de Febrero de 2015

Por "conductas indebidas" de hace dos décadas separan al cura de Esperanza

El Arzobispado de Santa Fe lo investiga por una denuncia particular de hace 20 años . El tema se hizo público al conocerse el traslado de quien lo reemplazará.

Ante la convocatoria a una pueblada para mañana frente a su edificio para impedir el traslado de un sacerdote de la ciudad de Santa Fe a Esperanza, el Arzobispado capitalino admitió en un comunicado oficial que lo ordenó para cubrir la vacante dejada por el párroco de esta última ciudad, a quien envió a un convento mientras investiga una denuncia en su contra por "conductas indebidas" que datan de aproximadamente 20 años.

Sin embargo, las autoridades eclesiásticas no revelaron de qué tipo de "conducta" se trata, algo que se mantendrá en reserva mientras se sustancia la investigación.

La curia que conduce monseñor José María Arancedo, también presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, no pudo mantener la cuestión en la reserva que impuso y emitió el comunicado oficial que deja en claro la seriedad con la que tomó la denuncia "presentada por escrito" por un particular contra el presbítero Luis Alberto Brizzio, párroco de la Basílica de Esperanza, ordenando su retiro a un convento benedictino y su reemplazo por el sacerdote santafesino Axel Arguinchona.

Sorpresa en Santa Fe. Arguinchona, nacido y criado en Santa Fe, párroco de la Iglesia de la Merced y titular de Cáritas Santa Fe, es quizás el cura con mayor convocatoria y amplio predicamento de la ciudad. Un referente social, mediático y carismático, dispuesto a ponerse las causas populares al hombro. El cura Axel acompañó, en diciembre último, a los familiares de víctimas de la violencia urbana a instalar un arbolito de Navidad con fotos de las víctimas en el mismísimo hall de la Casa de Gobierno, y concelebró una multitudinaria misa para hinchas del club Colón.

Desde Cáritas Santa Fe, Silvia Arias aseguró que el traslado del padre Arguinchona los tomó por sorpresa al igual que al resto de la comunidad. Sin embargo, no negaron desconocer que esta era una posibilidad muy grande ya que en el mundo de la vida eclesiástica y sacerdotal son decisiones que se deben acatar en obediencia al obispo y a los cambios que esta autoridad va presentando. "En esta oportunidad le tocó al padre reemplazar a un sacerdote que está enfermo y la designación del obispo ha sido esa. Esto se ha dado así, para nosotros también fue algo muy rápido", aseguró Arias, quien desde hace ocho años ha trabajado codo a codo con el padre Axel. A pesar del inminente traslado del párroco, el obispo aún no ha tomado la decisión sobre su reemplazo al frente de Cáritas.

Pasada la sorpresa por la inesperada noticia de la partida de Axel, los ciudadanos santafesinos comenzaron a reaccionar para resistir a la medida. Por las redes sociales se están convocando para reunirse mañana a las 20, en la Plaza de Mayo, frente a la sede arzobispal, para expresar su oposición al traslado del cura.

Comunicado oficial. Ante ello, ayer se conoció el comunicado oficial del Arzobispado que develó la razón y despejó las dudas de que se pudiera tratar de alguna medida sancionatoria contra Axel. Se trataba de cubrir al párroco de Esperanza, quien quién recientemente viajó a Roma y difundió una foto con el Papa Francisco, el que será desplazado desde el 1 de marzo y sometido a una investigación.

"En referencia a la situación del presbítero Luis Alberto Brizzio —dice el texto— este Arzobispado desea hacer saber a toda la comunidad que ante situaciones particulares que derivaron en un diagnóstico de stress agudo, el señor arzobispo, el día 26 de enero, le pidió que dejara las tareas pastorales y se fuera a un monasterio benedictino. Asimismo, habiendo recibido el 6 de febrero una denuncia por escrito y firmada sobre un comportamiento indebido del padre Luis, de hace aproximadamente 20 años, el arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz ordenó el inicio de una investigación para que se pueda establecer la verosimilitud de los hechos denunciados. Del mismo modo, como medida cautelar se dispuso que el presbítero Brizzio cese en su cargo de cura párroco de la Natividad de la Santísima Virgen y, en su lugar, se designó al presbítero Axel Arguinchona, quien asumirá su oficio el 1º de marzo del corriente año. Desde que hemos tenido conocimiento de este hecho, la Arquidiócesis de Santa Fe de la Vera Cruz está tomando todas las medidas jurídicas procesales de acuerdo a la legislación eclesial vigente".

Este comunicado, que lleva la firma del canónigo Javier González Grenón, vicario general del Arzobispado de Santa Fe, no dice cuáles serían las "conductas indebidas" por las que fue denunciado y es investigado Brizzio.

Según pudo saberse, la Iglesia santafesina ya contactó a la persona que denunció a Brizzio y voceros eclesiales dijeron que no realizó ninguna presentación ante la Justicia.

Comentarios